#PRESIDENCIABLES

AMLO propone al presidente Calderón 'borrón y cuenta nueva'

Print Comments

Por Miguel Ángel Vargas V.  @marca_personal

Andrés Manuel López Obrador le tiene una oferta a su archirrival, el presidente Felipe Calderón: "borrón y cuenta nueva".

El ex candidato presidencial del PRD le plantea al mandatario, a pregunta de ADNPolítico.com sobre si estaría dispuesto a perdonar el pasado, ver hacia adelante y ponerse de acuerdo “para salvar al país entre todos”.

“Ése es el objetivo, iniciar una etapa nueva, no estar viendo hacia atrás”, argumenta, “nosotros queremos justicia, no venganza”.

"Y va a ser, en ese sentido, un borrón y cuenta nueva. Vamos a ponernos de acuerdo para salvar al país entre todos”, dice.

La de López Obrador y Calderón ha sido la confrontación política que mayor polarización ha causado en los últimos tiempos en México.

En 2006, el perredista acusó al entonces candidato panista y a un grupo de 30 políticos y empresarios, a los que catalogó en un libro de 2007 como la “mafia del poder”, de urdir un fraude electoral que lo llevó a perder los comicios.

Para el tabasqueño, este grupo fue el responsable de estigmatizarlo en 2006 como “un peligro para México” por medio de publicidad financiada por el Consejo Coordinador Empresarial, con el objetivo de favorecer a Calderón.

Según el cómputo final realizado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, López Obrador obtuvo 233,831 votos menos que Calderón, el 0.56% del total, después de que el tabasqueño lo aventajara por 10 puntos en la mayoría de las encuestas tan sólo 6 meses atrás.

A partir de entonces, López Obrador encabezó un movimiento social que reclamaba un recuento voto por voto y que lo proclamó “presidente legítimo” el 20 de noviembre de 2006, en una ceremonia en el zócalo de la Ciudad de México.

Desde entonces calificó como “espurio” y “pelele” al presidente electo, lo que ahondó la polarización entre los seguidores de ambos, pero ninguna de sus acusaciones prosperaron en tribunales.

A 5 años de distancia, López Obrador cree que Calderón tiene “problemas de conciencia”, pero asegura no sentir odio hacia él ni hacia nadie, por eso le plantea al ahora presidente y a los miembros de esa “mafia del poder” iniciar una nueva etapa de reconciliación nacional.

“Yo conozco bien a Calderón, sé lo que representa, creo que tiene problemas de conciencia, pero no odio… ni a (Carlos) Salinas, ¿para qué?”, se pregunta.

La única condición que pide es que se establezcan reglas nuevas.

“Que ya no se sustente el crecimiento de unos cuantos en el sufrimiento de la mayoría de la gente”, advierte, “que podamos ser más humanos, más justos, más igualitarios… ¡o sea, más cristianos, punto!”.

Con este discurso, el ahora líder de la asociación civil Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) aspira nuevamente a ser el candidato presidencial de los partidos de izquierda PRD, PT y Movimiento Ciudadano (antes Convergencia), que irán en coalición a la elección presidencial del 1 de julio de 2012.

El otro aspirante es el jefe de gobierno del DF, Marcelo Ebrard. La candidatura se decidirá con base en los resultados de una encuesta que elaborarán dos empresas y será auditada por una tercera compañía.

AMOR AL PRÓJIMO

López Obrador habla reiteradamente de que, la de México, es también una crisis de valores, y propone como salida el “amor al prójimo”. Pero ¿a quién incluye ese prójimo al que dice amar?

“A todos, hasta a los que no me quieren”, responde.

¿Hasta a tus rivales políticos?

Sí, yo no odio.

¿Pero profesas amor por tus rivales políticos?

Sí, y respeto.

¿Por Felipe Calderón?

Sí, sí. No lo odio, no odio a nadie.

Al ser cuestionado por ADNPolítico.com sobre qué mensaje le enviaría a Calderón, dijo lo siguiente:

“Que fuese consecuente, que actuara con honestidad”

¿Algo más?

Nada más, o sea, sería ofenderlo -y no se trata de eso- decirle que no le importó robarse la elección.

Pero, hacia adelante, ¿algo le propondrías?

“Que no va a haber persecución. Para nadie, insisto. Que va a haber justicia, no venganza; vamos a inaugurar una etapa nueva, vamos a predicar con el ejemplo. Y va a ser, en ese sentido, un borrón y cuenta nueva. Vamos a ponernos de acuerdo para salvar al país entre todos”.

Por favor déjanos tu comentario