DEBATE DE DEBATES

'Hoy, hoy, hoy' de Fox: de la terquedad al éxito electoral

Print Comments

Por Miguel Ángel Vargas V.  @Marca_Personal
   0 Comentarios

El riesgo que significó la frase “hoy, hoy, hoy” para la campaña de Vicente Fox en 2000 fue capitalizado por sus asesores para convertir una expresión de insistencia en un lema para lograr el triunfo.

Entre finales de abril y finales de mayo, las preferencias electorales hacia Fox Quesada cayeron un 4%, del 42 al 38%, en la encuesta realizada por el periódico Reforma rumbo a la elección presidencial del 2 de julio de 2000. Con ese resultado, Fox quedaba también cuatro puntos debajo del priista Francisco Labastida Ochoa.

En la misma medición, el perredista Cuauhtémoc Cárdenas, quien competía por tercera vez consecutiva por la Presidencia, subió cinco puntos porcentuales, del 12 al 17% de la intención de voto, rezagado en el tercer lugar.

Pero más allá de los números de los sondeos, el candidato presidencial del Partido Acción Nacional sabía que enfrentaba a un régimen que había mantenido el poder por más de 70 años y que no lo cedería fácilmente.

Vicente Fox, entonces candidato de la Alianza por el Cambio, coalición conformada por el PAN y el Partido Verde, sabía que necesitaba debatir y le urgía que fuera pronto.

Los candidatos de las tres principales fuerzas políticas del país, Francisco Labastida Ochoa, por el PRI; Vicente Fox Quesada, por el PAN y el PVEM; y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, por el PRD, acordaron realizar el martes 23 de mayo por la noche un debate entre los tres, pero los detalles no se habían establecido.

De modo que Fox, Labastida y Cárdenas se reunieron ese día en la casa de campaña del perredista, sin representantes de por medio, para llegar a un acuerdo definitivo sobre el encuentro, el segundo debate previo a la elección del 2 de julio y en el que sólo participarían los tres punteros de las encuestas. Faltaban entonces 40 días para los comicios.

El encuentro celebrado en Polanco, en la Ciudad de México, era algo inédito para la política mexicana: más de un centenar de representantes de los medios de comunicación atestiguaban directamente la negociación sobre los detalles para la realización de un ejercicio democrático que también era una novedad para el país.

En México sólo se habían llevado a cabo dos debates presidenciales previamente: uno el 12 de mayo de 1994, entre Ernesto Zedillo del PRI, Diego Fernández de Cevallos del PAN, y Cuauhtémoc Cárdenas del PRD, y otro durante la contienda de 2000, el primero, con la participación de los seis aspirantes .

Vicente Fox llegó a la reunión en el jardín de la casa de campaña de Cuauhtémoc Cárdenas con una idea fija en su mente: que esa noche se llevara a cabo el debate.

Aunque el guanajuatense aseguraba tener acordado que un canal de Televisa y uno de TV Azteca transmitieran el encuentro, no mostró una confirmación por escrito y tampoco sabía quién o quiénes fungirían como moderadores.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT), Joaquín Vargas, tomó la palabra; declaró que técnicamente no podía garantizar la transmisión a nivel nacional del evento si la cámara no recibía el aviso con los detalles del encuentro 48 horas antes del mismo.

Cuauhtémoc Cárdenas trató de convencer a Vicente Fox de la conveniencia de posponer el debate para el viernes 26 de mayo y el priista Francisco Labastida secundó la moción.

–No se te va a olvidar de aquí al viernes lo que tienes para hoy –le dijo Cárdenas a Fox y provocó las carcajadas de los asistentes y del mismo candidato panista.

–No ha llegado tu confirmación famosa, vamos al viernes –le pidió Cárdenas, quien fue el primer jefe de Gobierno del Distrito Federal elegido por el voto popular.

–Hoy –comenzó Fox.

–Vamos al viernes, levantamos aquí la sesión y los detalles que falten los podemos acordar a través de representantes –sugirió más tarde el fundador del PRD.

–Hoy –insistió el panista.

–Vámonos al viernes y hay tiempo, hay manera de que estemos participando el viernes en este debate... ¿Vas el viernes al debate? –preguntó Cárdenas a Fox Quesada.

–Yo espero que vayan hoy –continuó el exgobernador de Guanajuato.

Fox tuvo que ceder y acudió al debate con los otros dos aspirantes presidenciales el viernes 26 de mayo de 2000.

Después del incidente, su equipo de campaña temía lo peor, algunos creían que la insistencia del martes 23 de mayo podía costarle la Presidencia.

“Sus  propios asesores reconocen que Vicente Fox perdió ocho puntos en las encuestas después del patético espectáculo que ofreció”, publicó el investigador Raúl Trejo Delarbre meses después en la revista Nexos.

“Aquella exhibición quizás hubiese resultado fatal para el candidato de la Alianza por el Cambio si sus asesores no la hubiesen transformado, con gran destreza, en demostración de tenacidad”, señaló Trejo Delarbre.

Después, Rob Allyn, un consultor político texano que colaboraba en la campaña del panista, encontró la clave para convertir la terquedad de Fox en un acierto, detalló Trejo, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Rob Allyn recordó que la madre de Vicente Fox le contó que su hijo era muy testarudo desde niño, que ni en eventos formales quería quitarse las botas y utilizar otro tipo de calzado.

El viernes del segundo debate de 2000, Vicente Fox utilizó esta anécdota durante su primera intervención.

“Al insistir esta semana en un debate abierto, algunos pensaron que fui un poco terco –mi mamá también me lo decía–, pero se necesita carácter, firmeza y un verdadero liderazgo para acabar con 70 años de corrupción, pobreza y desesperación”, dijo Fox.

El trabajo estaba hecho, el error se había convertido en acierto, el defecto en cualidad, la terquedad en determinación. “Hoy, hoy, hoy” se transformó en un lema de campaña triunfador.

Una semana y un mes después, Vicente Fox obtuvo casi 2.5 millones de votos más que el priista Francisco Labastida Ochoa y se convirtió en el primer presidente de México emanado de un partido distinto al Revolucionario Institucional y sus antecesores.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario