Quién.com

Atlacomulco, la profecía que acompaña a Peña Nieto

Print Comments

Por Paulina Chávez y Nacho Lozano  @@nacholozano
   0 Comentarios

Quién.com. Pueblo chico, infierno grande, podría ser el título de esta leyenda que comenzó cuando una vidente, doña Francisca Castro Montiel, reunió en Atlacomulco, por ahí de 1940, a los personajes más notables del pueblo para compartirles una asombrosa visión: seis gobernadores del Estado de México serían originarios de esas benditas tierras y uno de ellos sería presidente de la República, ni más ni menos, según narran Jorge Toribio Montiel y Francisco Cruz en el libro Negocios de familia.

De acuerdo con lo que se cuenta desde hace décadas, los presentes quedaron asombrados y muy emocionados ante el futuro para sus familias. A partir de ese momento, un halo de misticismo comenzó a rodear los apellidos Fabela, Montiel, Hank, Del Mazo, Peña Nieto y Sánchez Colín. Los miembros de esas familias serían los herederos de la poderosa generación de políticos cuyo principal centro de operación es el Estado de México y cuya máxima es, según se dice, mantener de su lado al gobierno mexiquense y así prosperar con sus empresas familiares.

Con todo y que ninguno de los exgobernadores emanados de ahí ha logrado alcanzar la perla de la corona que anunció la vidente, Los Pinos, la predicción viene a cuento porque el actual candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, tiene amplias posibilidades de ganar, según las encuestas y los sondeos, esta campaña electoral.

El designio le queda como uno más de sus trajes a la medida, pues sus orígenes familiares se encuentran justo en la emblemática comunidad de Atlacomulco, en el Estado de México, donde creció rodeado de las familias más poderosas de la región que, además, tuvieron presencia durante su administración, cuando se convirtió en gobernador en 2005.

Para leer la nota completa, da click aquí.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario