#Elección2012

El polémico primo de Zedillo y su fiesta para ser diputado

Print Comments

Por Óscar Balderas  @oscarbalmen

Es familiar del último presidente priista del siglo XX, empresario, docente universitario, señalado como amigo de un capo del narcotráfico y, buscando ser diputado, armó una fiesta para juntar cash.

Se llama León de Jesús Zedillo Hernández, primo hermano del expresidente Ernesto Zedillo Ponce de León, quien a través del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) busca ser diputado local en Jalisco por el distrito 6, que abarca el municipio de Zapopan.

En esa localidad, León es conocido por tres cosas: su presunta amistad con un líder del Cártel de Juárez, su parentesco con una familia de alcurnia priista y su decisión de hacer campaña por el Partido Verde.

La polémica historia data de 1997, cuando el ahora candidato contrajo nupcias en un terreno en Zapopan, propiedad de su amigo Eduardo Sánchez Quirarte, alias “El Flaco”, quien fue lugarteniente y operador financiero de Amado Carillo Fuentes, mejor conocido como “El Señor de los Cielos”, de acuerdo con el libro “Los señores de narco”, de la periodista Anabel Hernández.

Carrillo Fuentes llegó a ser considerado por la DEA (Agencia Antidrogas de Estados Unidos por sus siglas en inglés) como el capo del narcotráfico más poderoso del país y el hombre más rico de México.

13 años después de su presunta visita a los terrenos del crimen organizado, León Zedillo busca representar a los zapopanos en el Congreso jalisciense, bajo el lema “Verde verdad x ti (sic)”.

Para concretar este objetivo, el primo del expresidente organizó una comida –a la que ADNPolítico.com tuvo acceso– en una lujosa residencia en la colonia Jardines del Pedregal, al sur de la Ciudad de México, con amigos, familiares y políticos, a quienes solicitó apoyo económico.

En el patio de la casona, ubicada en la avenida Paseos del Pedregal, se colocaron mesas y sillas tipo lounge, una barra de comida tipo bufete y botellas de whiskey, ron, tequila y brandy para agasajar a sus amigos y financiadores, quienes acudieron el pasado 4 de mayo.

Ser parte del evento social, que comenzó a las 4 de la tarde y finalizó a la medianoche, tenía un costo para los invitados: mínimo 500 pesos y sin máximo de “donativo”, para contribuir con los gastos de campaña del candidato verde.

El dinero –difícil de fiscalizar por las autoridades electorales por ser entregado en efectivo– era depositado por priistas y panistas de Jalisco, quienes no quisieron revelar su nombre, en una caja cerrada de zapatos. Lo recaudado permaneció como dato confidencial.

Durante la reunión, León Zedillo confió a varios asistentes sus perspectivas: no ganaría la contienda debido a que fue postulado sólo por el PVEM, pero esperaba ser el “mejor perdedor” y juntar la mayor cantidad de votos para colarse al Congreso local por la vía plurinominal.

Por horas, León bebió tequila, comió tacos de guisado, compartió con sus amigos y les pidió ayuda para llegar al Congreso. Luego, se llevó la caja al interior de la casa y ahí resguardó el dinero. La fiesta siguió con el candidato sonriente, quien agradecía las muestras generosas de sus amigos.

ADNPolítico.com solicitó en tres ocasiones una entrevista con León Zedillo, pero él y su equipo de campaña declinaron fijar una postura sobre la fiesta, los donativos en efectivo y los señalamientos de su amistad con "El Flaco".

Por favor déjanos tu comentario