#ENTREVISTA

Manuel Espino: Josefina está fuera y AMLO es la competencia

Print Comments

Por Óscar Balderas  @oscarbalmen

La candidata presidencial panista Josefina Vázquez Mota está "fuera de la contienda" y sólo Andrés Manuel López Obrador puede dar competencia a Enrique Peña Nieto, asegura el expresidente nacional del PAN, Manuel Espino.

El exlíder del partido blanquiazul –quien en 2006 levantó la mano de Felipe Calderón, entonces candidato presidencial ganador– dice en entrevista para ADNPolítico.com que a Vázquez Mota “le quedó” grande la candidatura y, ante su desplome, Acción Nacional ya la abandonó.

“Josefina es una persona que merece respeto como todos los candidatos. Es bien intencionada, muy entusiasmada, pero yo creo que no tenía idea de lo que es una candidatura, y menos una candidatura presidencial. Le quedó muy grande, así como la casaca militar le quedó muy grande al presidente Calderón, la candidatura presidencial le quedó muy grande a Josefina", acusa.

Espino, expulsado del PAN en 2010, señala al actual dirigente panista, Gustavo Madero, por el declive electoral.

“Yo sostengo la tesis de que Josefina ya quedó fuera de la competencia electoral, y en mucho es responsabilidad del presidente del partido (Gustavo Madero), que la dejó sola”, afirma.

Espino revela que este martes sostuvo un encuentro con Madero en las calles de la colonia Insurgentes San Borja, en la delegación Benito Juárez, para ofrecerle el apoyo de su organización Volver A Empezar (VAE) a Josefina... pero el líder panista lo rechazó.

“Le dije ‘presidente, te mandé tres cartas y no me contestaste ninguna. Te ofrecí apoyo en la campaña y nunca me atendiste, ¿no quieren apoyar a Josefina?’ Nomás bajó la mirada (...) ‘Ve cómo tienes a tu candidata ¡en tercer lugar!’”, relata.

Ante la negativa, explica, se acercó a los otros tres candidatos presidenciales, y sólo le abrió la puerta a tiempo Peña Nieto, en quien confía para que consolide la democracia del país. Por ello, el martes pasado ofreció al priista el apoyo del VAE.

“Es un hombre con el que se puede platicar, en el que se puede confiar, con el que se puede dialogar sin miedo, sin temor a que siendo él alguien que tiene poder, el disentir de alguna posición suya se pueda traducir en virulencia política, como es el caso de Felipe Calderón", agrega.

Y abunda en su crítica a Calderón, a quien califica como alguien de carácter "despótico".

"A Felipe Calderón no le puedes decir que no coincides en un punto de vista con él, porque lo toma como agravio y luego te persigue, o te agrede o te grita. Doy fe porque además los conozco muy bien: mientras Felipe Calderón tiene un carácter terriblemente agrio, despótico, Peña Nieto es un hombre tolerante (...) Con muchos defectos, como los que todos tenemos, pero como político, hoy, de los cuatro candidatos es el mejor", comenta.

EL VOTO "ÚTIL"

En plena campaña, a 39 días de la elección presidencial, Espino reedita una estrategia que le funcionó hace seis años, y recorrerá el país pidiendo el voto de los panistas para el PRI.

“Pensando en el bien del país, no hay nada que hacer. Tenemos que optar entre Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto, y estamos haciendo lo que hizo el PAN hace seis años: que entre la opción de Calderón y (el priista Roberto) Madrazo, pues queríamos que fuera Calderón, y le pedimos el voto útil a los priistas. Hoy, entre Peña Nieto y Andrés Manuel, pues vamos a pedirle el voto útil a los panistas a favor de Peña Nieto”, indica y presume que el movimiento que encabeza vale un millón de votos.

Sólo López Obrador, considera, puede cerrar la elección, que según sus cálculos se definirá por 5 puntos de votación.

“No hay que menospreciar la capacidad de ser competitivo de Andrés Manuel. Ya lo ha demostrado. Creo que no hay que menospreciar esa capacidad. Es evidente que Josefina ya quedó fuera, que ya se desfondó su campaña, ya no tiene el recurso, el talento y el talante en su equipo para sacar adelante su proyecto. No diría lo mismo de Andrés Manuel”, advierte.

¿PELIGRO PARA MÉXICO?

Manuel Espino aclara que si en 2006 dijo, “una o dos veces”, que López Obrador era un “peligro para México”, sólo fue a petición de Calderón y su equipo. “Yo no creo que sea un peligro”, acota.

Y tiende puentes con el perredista.

“Yo le tengo respeto a Andrés Manuel. Me preocupan muchas cosas de él como para tenerlo como presidente de México, pero reconozco que tiene un liderazgo muy maduro, es un hombre consistente, un hombre perseverante, es un hombre congruente y eso es muy importante”, admite.

'ME VOY A MORIR PANISTA'

Espino tiene muy clara su preferencia política: es panista, y se piensa morir panista, aunque haya sido expulsado de ese partido en 2010.

“Yo le dije a Peña: ‘yo soy panista y me voy a morir panista. Hoy no tengo mi credencial del PAN, pero ya la recuperaré, pero por lo pronto soy un ciudadano que está obligado a participar por su país. Te voy a apoyar, ¿por qué? Por las coincidencias que encontramos contigo, no por tus preferencias electorales’”, confiesa.

En 2010, Manuel Espino, quien había sido crítico del gobierno de Calderón, fue expulsado por el Comité Directivo Estatal panista en Sonora, tras pronunciarse públicamente en contra de la candidatura de José Rosas Aispuro al gobierno de Durango. Esta decisión fue ratificada por el Comité Ejecutivo Nacional. Él llevó el caso hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pero la máxima instancia del país en la materia confimó la determinación.

Mientras llega el 1 de julio, Espino dejará la pluma un rato para unirse a la campaña de Peña Nieto; si acaso volviera a escribir un libro, adelanta, se lo dedicará al PAN con el título “Se los dije”.

Por favor déjanos tu comentario