#TercerGrado

Peña Nieto se deslinda de priistas envueltos en escándalo

Print Comments
Califica el desempeño de este personaje a partir de esta nota:
Enrique Peña Nieto
Enrique Peña Nieto VER PERFIL
Promedio global

Por Óscar Balderas  @oscarbalmen
   0 Comentarios

El candidato presidencial del PRI-PVEM, Enrique Peña Nieto, pasó "revista" a los priistas incómodos y se deslindó por completo del exgobernador mexiquense, Arturo Montiel; del expresidente de la República, Carlos Salinas de Gortari; del exlíder priista Humberto Moreira, y del exmandatario de Tamaulipas, Tomás Yarrington.

Durante su participación en el programa de Televisa “Tercer Grado”, el aspirante a Los Pinos respondió los cuestionamientos de los periodistas sobre militantes del tricolor que han sido señalados como presuntos responsables de delitos durante su gestión de gobierno.

A pregunta expresa sobre si Montiel, exgobernador en el Estado de México, considerado el padrino político de Peña Nieto y a quien dedicara su tesis en Derecho, había robado dinero público, el candidato presidencial afirmó que “no metería las manos por él”.

Sobre el expresidente Salinas, Peña Nieto aseguró que no es su “padrino ni asesor” y evadió responder si, en su opinión, había delinquido cuando estuvo en Los Pinos.

Al expresidente de su partido, Humberto Moreira, quien durante su gubernatura en Coahuila contrajo una deuda superior a los 35 mil millones de pesos, le manifestó “respeto”; al exalcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon, señalado por presuntos nexos con el crimen organizado, dijo que cada quien debe responder por su propia actuación.

Mientras que sobre Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas, quien es señalado por las autoridades de Estados Unidos por presuntamente adquirir bienes inmuebles con dinero proveniente de los cárteles de la droga, dijo que es una “lástima” que sus acciones puedan afectar al PRI.

En su participación televisiva, se pronunció en desacuerdo porque el Congreso de Coahuila reserve la Cuenta Pública del exgobernador Moreira y pidió abrir el expediente para conocer qué sucedió en la contratación de la millonaria deuda.

Al  respecto de la líder magisterial del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, negó algún pacto con ella, descartó que de ser Presidente la sume a su equipo de gobierno como secretaría de Educación Pública.

Sobre las marchas estudiantiles realizadas en su contra, Peña Nieto aseguró que los movimientos populares acreditan la vitalidad de la democracia y que les da la bienvenida.

“Veamos la parte positiva: es ver a jóvenes interesados, involucrados, que están contrastando propuestas de país”, dijo el mexiquense.

El mexiquense reconoció que a raíz de los mítines realizados por estudiantes de universidades públicas y privadas, creó el “Manifiesto por una Presidencia Democrática”, con el que pretende garantizar que, en caso de llegar a la Presidencia de la República, no habrá restricciones en la libertad de expresión.

“No son cómodas, no gustan”, dijo sobre las acusaciones que le ha hecho el candidato presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, sobre que es un “producto chatarra”,  y candidato impulsado por las televisoras.

En ese punto ahondó y rechazó que durante su gestión en el Estado de México haya utilizado recursos millonarios para promover su candidatura de la mano de Televisa.

Insistió en hacerse responsable políticamente del caso Atenco y afirmó que, de no haber actuado como lo hizo, el zafarrancho hubiera terminado como los dos policías linchados en Tláhuac, cuando el actual jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, era secretario de Seguridad Pública en la capital del país.

"No fue una decisión tomada de 'mecha corta' y evidentemente nunca he dejado de asumir responsabilidad frente a una decisión tomada para hacer uso legítimo de la fuerza pública que tiene el Estado mexicano, que además la Suprema Corte (de Justicia de la Nación) avaló", señaló.

En la recta final del programa, Joaquín López Dóriga le lanzó una ronda de preguntas rápidas en las que Peña Nieto se definió como un político conservador, a favor de la vida, respetuoso de las bodas entre homosexuales, dijo no tener opinión sobre el derecho a la adopción de parejas homoparentales, a favor de la píldora del día siguiente y en contra de la legalización de las drogas.

Asimismo, se rehusó a contestar si estaría a favor de promover el IVA generalizado, que incluiría a alimentos y medicinas; se pronunció por no quitar el subsidio a la gasolina, y por abrir Pemex a la inversión privada.

A Adela Micha le correspondió hacer las preguntas personales y lo cuestionó por su rol como padre con el hijo que tuvo fuera del matrimonio, a lo que Peña Nieto prefirió no profundizar y sólo afirmó que se hace cargo de la manutención del niño de 7 años.

También la periodista le preguntó que rol tendría como primera dama su esposa Angélica Rivera y como respuesta obtuvo que sería una mujer con un perfil moderado.

Al final, pese a la insistencia de los conductores, Peña Nieto se rehusó a dar tres nombres de quienes lo acompañarían en el gabinete en caso de llegar a Los Pinos.

Califica aquí el desempeño de Enrique Peña Nieto a partir de esta nota

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario