#AMLOenTercerGrado

AMLO en Tercer Grado: vamos en primer lugar de la contienda

Print Comments
Califica el desempeño de este personaje a partir de esta nota:
Andrés Manuel López Obrador
Andrés Manuel López Obrador VER PERFIL
Promedio global

Por Óscar Balderas  @oscarbalmen

El candidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, sorprendió a propios y extraños durante su participación en el programa de Televisa “Tercer Grado”, al anunciar que, de acuerdo a sus cifras, ya está en el primer lugar de de la contienda.

“Vamos muy bien, los últimos resultados en encuestas que hemos levantado ya nos dan el primer lugar.

“En la última medición, para ser precisos, estamos dos puntos arriba de Enrique Peña Nieto; 28 yo, 26 Peña Nieto, 19 la señora Josefina”, mencionó el tabasqueño, con apenas 3 minutos 37 segundos de iniciado programa.

Leopoldo Gómez, vicepresidente de noticieros Televisa, comenzó el programa haciendo mención de una gráfica sobre la cobertura electoral de la televisora, López Obrador rechazó las cifras.

Luego, entre risas, ironías y a veces hasta reclamos por parte de los periodistas de Televisa y Milenio, el exjefe de Gobierno del DF fijó su postura en varios temas.

Imputó a Televisa, Milenio y El Universal querer imponer al exgobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto en la Presidencia de la República y calificó a los conductores del programa “Tercer Grado” de simpatizantes del priista.

Afirmó que respetará el resultado en las urnas si éste representa la verdadera voluntad de la sociedad. En caso de ganar los comicios presidenciales habrá una fiesta nacional, indicó y agregó que si pierde lamentará el “masoquismo colectivo”.

“Me va a doler mucho (perder), desde luego, porque estoy absolutamente seguro de que si no hay cambio verdadero no habrá salida”, señaló.

A pregunta expresa de Carlos Loret de Mola, el tabasqueño negó que René Bejarano opere políticamente a favor de su campaña y acusó al periodista de “calumniador” por afirmar sin pruebas que él se beneficia del llamado “Señor de las Ligas”.

Y por primera vez, desde que en 2006 denunció un supuesto fraude electoral en su contra, López Obrador tuvo un "lapsus" y llamó "presidente" a Felipe Calderón.

“No busco venganza, yo quiero justicia. Yo no voy a perseguir al presidente Calderón”, dijo el político tabasqueño, cuando le preguntaron si llevaría a juicio político al titular del Ejecutivo por los 60 mil muertos que se han registrado en su administración.

Sus respuestas a veces largas, a veces interrumpidas por el resto de los periodistas en el foro, crearon tensión en varios momentos de la transmisión. 

Uno de ellos fue la primera diferencia con Ciro Gómez Leyva, quien todos los días muestra en su noticiero nocturno en Milenio una encuesta de GEA/ISA que pone a López Obrador 18 puntos abajo de Peña Nieto.

El perredista calificó de “copeteada” la encuesta y recordó que en la elección presidencial pasada GEA/ISA dio como ganador a Felipe Calderón, quien en 2007, nombró al director de esa casa encuestadora, titular del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN).

Minutos más tarde, sobre el tiempo que pasaron en la cárcel René Bejarano y Gustavo Ponce, excolaboradores de López Obrador, y la absolución de Arturo Montiel durante la administración de Peña Nieto, Gómez Leyva exclamó “¡Tú eras jefe de Ponce y aquí estás!”.

Joaquín López Dóriga le preguntó si aceptaría los resultados que difunda el IFE el 1 de julio, así sean en su contra. Las interrupciones de sus compañeros impidieron que el candidato presidencial respondiera en una sola intervención.

“¡No me ayudan hoy!”, se quejó el conductor y lo secundó Adela Micha: “No podemos… déjenme hablar”.

Cuando pudo hacerlo, la titular del noticiero “Las noticias por Adela” le reclamó por el supuesto pase de charola por 6 millones de dólares que habrían pedido sus colaboradores en la campaña, pero López Obrador se deslindó y marcó distancia.

Hasta en cuatro ocasiones, Adela Micha alzó la voz para pedirle más explicaciones al tabasqueño, pero éste se limitó a decir que él no manda a nadie a pedir dinero y que todo se trató de una manipulación.

“He sabido salir de la calumnia ileso porque tengo principios, porque lo que estimo más importante en mi vida es mi calidad moral”, afirmó López Obrador.

Más tarde, Loret de Mola afirmó que el exjefe de Gobierno del DF no había mejorado el combate a la corrupción, la pobreza y el desempleo en su estancia como mandatario capitalino, lo que negó el perredista citando datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

El abanderado presidencial enfrentó los reclamos de Víctor Trujillo y Denise Maerker, quienes le pidieron matizar su señalamiento de que todos los conductores de noticieros en Televisa simpatizan con Enrique Peña Nieto.

“No nos metas a todos en el mismo costal”, reclamó Trujillo.

Además, López Obrador reconoció que la guerra contra el narcotráfico él la habría emprendido con el Ejército, tal y como lo hizo Felipe Calderón, pero a diferencia del panista él habría enfrentado la violencia con un diagnóstico.

López Dóriga le cuestionó su postura sobre temas como el matrimonio entre personas del mismo sexo, la despenalización del aborto y la legalización de las drogas, a lo que el tabasqueño contestó que serían definidos mediante una consulta popular.

Y en la última recta, López Obrador agregó que otro tema se sometará a votación, en caso de llegar a la Presidencia de la República: cada dos años, su permanencia en la silla presidencial sería evaluada en un referéndum con carácter de revocatorio. 

Califica aquí el desempeño de Andrés Manuel López Obrador a partir de esta nota

Por favor déjanos tu comentario