#Opinión

Opinión: The Guardian y Televisa ¿a quién le interesa?

Print Comments

Por Julio Juárez  @JulioJuarezG
   0 Comentarios

NOTA DEL EDITOR: Julio Juárez Gámiz es doctor en Comunicación Política por la Universidad de Sheffield, Inglaterra. Es Investigador de tiempo completo en el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México, y miembro del Sistema Nacional de Investigadores.


 

En la era digital los medios internacionales son también medios locales. El artículo que publicara en su portal el jueves 7 de junio el diario británico The Guardian acerca de los contratos comerciales entre Televisa y Enrique Peña Nieto pronto movió la agenda mediática local. O al menos una parte de ella. De qué depende que un diario, portal o noticiero haga referencia expresa a este o a cualquier otro caso. La respuesta debería estar en los criterios editoriales de cada medio de comunicación.

Criterios que, en la gran mayoría de los casos, son inaccesibles para las audiencias dejando margen para la especulación en torno a las razones que hacen que unas historias lleguen a las primeras planas de los diarios y otras no. Qué podemos decir de este caso en particular en donde uno de los diarios más prestigiados del orbe recoge información que, si bien no es del todo nueva, si pone al gigante de la televisión mexicana frente a las cuerdas de la opinión pública. ¿Calumnia, difamación o interés público?

El tema de la venta de espacios por parte de las televisoras a partidos políticos, gobiernos y candidatos no es nuevo. Hay numerosos ejemplos que documentan la existencia de productos informativos que van desde ‘infomerciales’ (pseudonotas informativas transmitidas en los bloques comerciales de los noticieros) hasta productos integrados (menciones y referencias favorables a partidos y candidatos dentro de los contenidos de programas tanto noticiosos como de entretenimiento). Esto no es una suposición de quien aquí escribe, son asuntos juzgados en última instancia por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en donde partidos políticos y televisoras por igual han sido sancionados por violar la ley electoral al contratar o adquirir espacios de promoción en la pantalla chica.

¿Incluye la nota esta mañana su diario de preferencia? ¿Lo hace el portal de noticias que revisa cotidianamente? La negativa o afirmativa a estas preguntas debería depender de las consideraciones editoriales de cada medio respecto a qué hechos se consideran de valor periodístico y de relevancia para su auditorio. También influye, claro está, la relación comercial e ideológica que guardan los medios con los actores centrales de la información publicada.

De los principales diarios de circulación nacional solamente Reforma y La Jornada incorporaron la información en su primera plana. Prácticamente todos los portales on-line de noticias retomaron la información, incluido ADNPolítico. En su noticiero estelar de anoche, conducido por el periodista Joaquín López Dóriga, Televisa decidió no referirse al hecho. En twitter, tanto el conductor como Carlos Loret de Mola hicieron mención a la posición oficial de la empresa publicada en su portal de noticias. Nada más, nada menos.

Pongamos un ejemplo muy reciente en donde la prensa mexicana dio cobertura puntual al trabajo periodístico de The Guardian. Me refiero al caso ‘Wikileaks’ en donde el diario británico, en acuerdo con The New York Times (EUA) y Der Spiegel (Alemania), filtraron a la opinión pública un número considerable de documentos clasificados por el gobierno Estadounidense. No hubo diario en México que dejara fuera de su cobertura este hecho. Más aun, las notas hacían referencia a la labor periodística del diario británico que sustentaba la publicación de esta información.

En el caso particular de The Guardian recordemos que fue éste diario el que diera cobertura puntual a lo que, con el tiempo, resultaría ser uno de los escándalos periodísticos más importantes del siglo XXI. Me refiero al uso de grabaciones ilegales de víctimas de la delincuencia y celebridades que publicara el News of the World, estrella dominical de los tabloides. Un caso que movería los cimientos del imperio mediático construido por el magnate australiano Rupert Murdoch dueño del grupo News International.

Hasta el momento la nota sobre Televisa en The Guardian ha sido compartida más de 36 mil veces en Facebook y 3,700 en Twitter. El tema fue antes objeto de discusión en programas de radio y televisión a raíz de un intercambio de acusaciones entre los candidatos de Compromiso por México (EPN) y Movimiento Progresista (AMLO) durante el debate del 6 de mayo pasado. Múltiples líderes de opinión se han pronunciado al respecto y organizaciones sociales de diversa índole han retomado la añeja demanda de garantizar la diversidad, transparencia y profesionalismo de los medios de comunicación.

Movimientos sociales como el #yosoy132 han expresado su disgusto por la parcialidad, por ellos percibida, en el tratamiento que las televisoras dan a los candidatos.

Apenas el miércoles 6 por la noche, al iniciar el programa Tercer Grado del canal 2 de Televisa, la empresa mostraba cifras de un monitoreo que justificaba un trato equitativo al invitado en turno, el candidato de las izquierdas Andrés Manuel López Obrador. Y, entonces, de qué depende que el tema que vuelve a traer a la discusión The Guardian sea tratado en los medios. ¿Interés público o cálculo comercial?

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario