ANÁLISIS POSELECTORAL

Josefina Vázquez Mota, el resultado de una campaña fallida

Print Comments

Por Imelda García  @ImeGarcia

A 10 días de haber comenzado la campaña, ya se presagiaba que la candidatura presidencial de Josefina Vázquez Mota no arribaría a buen puerto.

El 9 de abril anunció un "golpe de timón" que supuestamente marcaría un cambio de rumbo en su campaña, el cual, si se dio, no se vio reflejado en las encuestas, pues las preferencias recibidas por la panista siguieron sistemáticamente una tendencia a la baja.

Comenzó en un claro segundo lugar de preferencias electorales, con una desventaja ante Enrique Peña Nieto que oscilaba entre los 10 y los 20 puntos porcentuales.

Pero, poco a poco, conforme pasaron las semanas, los errores de Josefina y de su equipo fueron desplazándola al tercer lugar de la contienda, ubicándose también por detrás de Andrés Manuel López Obrador.

Previo la campaña, se dio a conocer un audio que revelaba que Genaro García Luna grababa sus llamadas.

El 11 de marzo el Estadio Azul quedó semivacío mientras ella seguía dando el discurso con el que rindió protesta como candidata presidencial del PAN durante su toma de protesta... Comenzaban las equivocaciones incluso antes de que formalmente iniciara la contienda.

El primer día de campaña, en un evento en Teziutlán, Puebla, Vázquez Mota tuvo un lapsos, y dijo que fortalecería el lavado de dinero.

Días después tuvo un mareo durante un evento con organizaciones de la sociedad civil, que generó dudas sobre su estado de salud.

Más adelante, su presencia fue rechazada en un comedor de la zona de Tres Marías, en el Estado de Morelos, lugar al que llegó a comer con su familia y su equipo en el inicio del periodo vacacional de Semana Santa.

La exsecretaria de Educación Pública inició su campaña presidencial casi dos meses después de haber triunfado en la contienda interna de su partido, siendo la primera mujer en lograrlo en toda la historia de Acción Nacional.

Pero la derrota de Ernesto Cordero –quien era visto como el candidato del presidente Calderón– provocó que el grupo de panistas más allegados a Los Pinos se alejaran de la campaña del blanquiazul.

Al principio de la campaña, a Vázquez Mota sólo la acompañaba su equipo, un grupo de diputados federales que compartieron con ella la LXI Legislatura.

Los panistas más cercanos al presidente de la República se incorporaron una semana después, cuando Josefina anunció dar su "golpe de timón". Empero, pocas veces se les vio durante sus eventos.

Santiago Creel sí tuvo una presencia más evidente desde el inicio de la campaña; el excontrincante en la interna del PAN la arropó durante todas las jornadas.

Además de sus propios errores, Josefina Vázquez Mota cargó con el desgaste de 12 años de gobiernos panistas que no lograron consolidar, en la percepción de los electores, un cambio para el país.

Para Lorenzo Meyer, investigador de El Colegio de México, los errores más graves en estos dos sexenios fueron la falta del combate a la corrupción y, en los últimos años, el saldo de la lucha contra el narcotráfico.

"La campaña de Josefina se monta sobre dos fracasos fantásticos. Ella no sabe cómo deslindarse de ese pasado, dice que es 'diferente' pero no sabemos en qué.

"Nunca quedó claro cuál era la diferencia, porque sostenía que la política contra el narcotráfico seguiría siendo la misma nada más que mejor", señaló el historiador en entrevista con ADNPolítico.com.

A estos factores se sumó una crisis que se dio al interior del PAN por la disputa de dos grupos antagónicos, los cuales trataban de quedarse con el control del partido.

"Pasó por un proceso duro en donde el presidente (Calderón) perdió el control del PAN, del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, y fue elegido fundamentalmente por el Yunque", explicó a ADNPolitico.com el analista Macario Schettino.

"Y luego, cuando Josefina ganó la candidatura de Acción Nacional, entre el presidente Calderón y el Yunque, se disputan las candidaturas al Congreso, y prácticamente no le dejan espacio a Josefina para consolidar las alianzas políticas necesarias para hacer la campaña...

"Creo que ése fue el factor determinante de por qué la campaña de Josefina no fue lo exitosa que se esperaba", agregó Schettino.

Un factor más que llevó al fracaso panista, según Lorenzo Meyer, fue la falta de liderazgos al interior del PAN, que hicieron de Josefina “una candidata gris” que no cautivó a los ciudadanos.

"El PAN no tiene figuras. A Fox lo pidió prestado, no era panista. Realmente el ranchero de las botas y del hablar medio campirano, ese ‘campiranismo’, era un poco hechizo.

"Felipe Calderón, tendrá algunas virtudes, no sé cuáles, pero de carisma nada; y Josefina va por el mismo camino... El PAN no tiene figuras de peso", expuso.

Luego de los resultados electorales adversos, lo que sigue es la forzosa revisión de lo ocurrido al interior del PAN.

Fuentes del partido aseguraron que los escenarios posibles incluyen la salida de su presidente nacional, Gustavo Madero, así como la expulsión del expresidente Vicente Fox Quesada.

Antes de la toma de posesión del nuevo gobierno, el PAN realizará este acto de revisión y autocrítica, y llevará a cabo las acciones necesarias para enmendar sus errores.

Por favor déjanos tu comentario