ELECCIONES 2012

El PRI pide castigo para el PAN y el PRD por sus acusaciones

Print Comments

Por Óscar Balderas  @oscarbalmen

El PRI rechazó las acusaciones de lavado de dinero en el financiamiento a Enrique Peña Nieto y pidió a la PGR que, si se comprueba que hubo mentiras, sancione a los responsabes.

El presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, anunció este jueves que su partido pedirá a la Procuraduría General de la República (PGR) que investigue los dichos sobre supuesto lavado de dinero en la campaña presidencial de Peña y, en caso de ser infundados, reciban una sanción.

El senador Joaquín Coldwell lamentó que sus homólogos Gustavo Madero del PAN y Jesús Zambrano del PRD se hayan unido “sin prueba alguna” a las acusaciones del "candidato perdedor”, Andrés Manuel López Obrador, quien este miércoles acusó que presuntamente dinero proveniente del crimen organizado o de los presupuestos estatales fue triangulado por empresas fantasmas hacia Monex, que habría expedido al PRI tarjetas prepagadas para comprar votos.

“El Comité Ejecutivo Nacional del PRI niega categóricamente el uso de recursos de procedencia ilícita en la campaña presidencial o que se hayan rebasado los topes de campaña.

“Por esta razón, el Comité Ejecutivo Nacional del PRI ha instruido al área jurídica a presentar hoy mismo, por la tarde, ante la Procuraduría General de la República, los documentos que ha entregado en su debido momento ante el IFE y Tribunal Electoral como respuesta a estas acusaciones sin sustento”, comentó el dirigente tricolor en conferencia de prensa.

En dicho expediente, refirió, hay una petición para que se haga una pronta y expedita investigación a las cuentas bancarias del tricolor para que se acredite que no utilizaron recursos de procedencia ilícita.

“De comprobarse que hay falsas imputaciones, que se castigue a quienes han hecho de la mentira un instrumento de la propaganda política”, pidió Joaquín Coldwell.

Sobre la empresa EFRA, que de acuerdo con la izquierda compró miles de tarjetas de prepago a banca Monex, y que comparte domicilio fiscal con Gabino Fraga, coordinador de compromisos de campaña de Peña Nieto, el senador Jesús Murillo Karam, coordinador de Asuntos Jurídicos de la “oficina del candidato ganador”, dijo que la relación es falsa.

“No meto las manos al fuego por nadie, pero todo eso es falso. Lo digo categóricamente: no hay tarjetas de prepago con las que se haya comprado el voto”, aseveró Murillo, encargado de la estrategia jurídica para defender el eventual triunfo del PRI.

Refirió que las únicas tarjetas cargadas con dinero que compró el PRI fueron pagadas a la empresa Alquino para usarse en comida y transporte de unos 300 mil priistas que cuidaron los votos en la elección.

"La única imposición sería darle el triunfo del candidato ganador, a quien no ganó en la urnas", expresó el priista.

Por su lado, el vocero del PRI, Eduardo Sánchez, declaró que no permitirán que el tabasqueño gane en tribunales lo que perdió en las urnas y que están preparados para defender la victoria de Peña Nieto.

A las 15:46 horas de este jueves, el abogado general del PRI, Raúl Cervantes, ingresó en las oficinas de la PGR la queja de su partido contra los presidentes nacionales del PAN y PRD. Cervantes mostró a la prensa el documento con un sellos de recibido, y dijo que esperan una notificación para ratificar la denuncia en menos de tres días.

Por favor déjanos tu comentario