VIDEO

#YoSoy132 busca ser la sombra del poder en México

Print Comments

Por Susana Moraga  @ShushaMoraga

El movimiento #YoSoy132 no pretende ser sólo un grupo estudiantil que marcha del Ángel de la Independencia al Zócalo, o que protesta en Televisa Chapultepec.

Un grupo de universitarios, convocados por ADNPolítico.com, explica que buscan ser la “sombra” tanto del próximo Gobierno Federal como del Poder Legislativo, y consolidarse así como un movimiento nacional que tenga en la “mira” a los próximos funcionarios y legisladores que dirigirán el país.

“El movimiento sí está apostándole a ser la sombra del que llegue a la Presidencia, porque este movimiento no es nada más (que) se acaba el 1 de diciembre. No, al contrario. Yo creo que éste es un segundo momento; si ya pasó el 1 de julio, hay un segundo momento que es el 1 de diciembre”, señaló Alina Rosas Duarte, estudiante de Relaciones Internacionales de la UNAM.

La joven de 22 años rechazó que al acercarse a movimientos con antecedentes de acciones violentas como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) o el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), el #YoSoy132 vaya a radicalizarse pues, aseveró, continuará como un movimiento pacífico.

Tevye de Lara, estudiante de Economía en el ITAM, defendió que las marchas y protestas son expresiones sanas para toda democracia. No obstante, sostuvo que el movimiento no es sólo esto, sino que trabaja ya en una agenda de políticas públicas y reformas a presentar, a las cuales se les dará seguimiento.

El movimiento, si bien convoca a estas marchas y convoca a estas tomas simbólicas, tiene una agenda muy especifica”, mencionó.

“Si somos capaces de organizarnos bien y de consolidarnos como movimiento, vamos a llegar a convertirnos en algo así como una contraloría ciudadana, muy activa políticamente hablando, que proponga agendas en los temas de reformas en ley de medios, de reforma política, transformación del aparato judicial mexicano y derechos humanos”, recalcó Tevye, de 23 años.

Aunque la CNTE o el SME son grupos de dudosa reputación, dijo, los integrantes del #YoSoy132 no temen que sus acciones se desvirtúen al unir fuerzas con estos movimientos.

“Si se desvirtúa el movimiento es en términos mediáticos, y lo entendemos muy bien. Sin embargo, en el análisis de costos y beneficios, pensamos que no podemos ser ajenos a toda esa problemática”, comentó.

Por su parte Israel Carreón, quien estudia Comunicación en la UAM-Cuajimalpa, indicó que la asamblea de cada universidad trabaja en sus propuestas para crear mecanismos de vigilancia a funcionarios y legisladores, proyectos que deberán ser definidos en la Asamblea General Interuniversitaria una vez que pase la coyuntura electoral.

“El futuro del movimiento es que crezca a nivel nacional, que tengamos un referente nacional y no solamente células que repliquen lo que se hace en el Distrito Federal”, dijo.

“Lo que se plantea es que sea como un observatorio ciudadano y estar ahí al pendiente de cada reforma, de cada ley, cada punto que salga a la luz.

“Como UAM-Cuajimalpa, que es donde sí lo hemos trabajamos, y sí estamos conscientes que tenemos que tener una presencia ahí, y estar como un observatorio ciudadano, y estar todo el tiempo fijándonos en qué es lo que hacen, y si consideramos que no es lo adecuado pues estar presentes y decirlo”, indicó. 

Rafael Miranda Méndez, de 18 años y alumno del Tec de Monterrey, campus Ciudad de México, dijo que poco a poco el #YoSoy132 dejará de tener como prioridad las marchas y se concentrará más en presentar proyectos de ley, sobre todo una reforma a la legislación de medios.

“El movimiento pretende continuar, que seamos una voz ciudadana (...) que se informe al pueblo de la verdadera situación que está viviendo México.

“Lo hemos pensado mucho y lo hemos planteado varias veces, que estar en marchas y cerrando (calles) cada ocho días, o dos veces a la semana, va llegar un punto en el que se canse la gente y nos cansemos nosotros de estar machando (…) sí va a llegar un punto en el que comencemos a tomar acciones concretas”, señaló.

Para los voceros de #YoSoy132 de la Universidad Iberoamericana, la participación de grupos como los pobladores de Atenco o el SME, lejos de perjudicarles, suma cualidades al movimiento.

“Que no se confundan: los estudiantes de la Ibero estamos solidariamente activos con grupos como Atenco, SME u otros, siempre y cuando se adhieran a los principios de apartidismo y no violencia que tiene el movimiento #YoSoy132”, aseguró Rodrigo Serrano, quien cursa el octavo semestre de Comunicación.

Ana Rolón, también de la Ibero, sostuvo que la esencia del movimiento juvenil es solidaria y, por ello, pueden coexistir con quien se sume a ellos.  

“Somos solidarios, no decimos ‘tú no puedes marchar, tú no grites’. Esto se volvió un movimiento nacional justo porque todos se pueden expresar, y eso abona. Nos ayuda mucho.

“Ya muchos de la Ibero fuimos a Atenco, fuimos a Huesca (Morelos), hemos conocido otras realidades, ¿cómo eso puede afectarnos? Es la universalidad de los universitarios”, recalcó.

Con información de Óscar Balderas.

Por favor déjanos tu comentario