ELECCIÓN 2012

Una de las empresas ligadas a 'Monexgate' es de un priista

Print Comments

  @ADNPolitico
   0 Comentarios

Emilio Fraga Hilaire, el dueño de la empresa Efra, la cual es acusada por la coalición Movimiento Progresista de triangular recursos en monederos electrónicos a favor del PRI, es militante del PRI, según reporta Reforma.

En una nota publicada este domingo, el diario capitalino indica que Fraga Hilaire es miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al menos desde el año 2000, de acuerdo a documentos del Instituto Federal Electoral.

El priista hizo al menos 7 aportaciones económicas al Comité Ejecutivo Nacional del PRI durante los años 2000 y 2001 (de las cuales no se precisó el monto), por las que recibió comprobantes que se encuentran en los registros del IFE.

Importadora y Comercializadora Efra –junto Grupo Comercial Inizzio y otras compañías– es señalada por la coalición que postuló a la Presidencia a Andrés Manuel López Obrador, de haber comprado a Monex tarjetas electrónicas prepagadas con las que el PRI habría distribuido recursos entre sus operadores electorales para, según acusan, comprar y coaccionar el voto.

El diario también señala que Gabino Fraga Peña, medio hermano de Fraga Hilaire, además de formar parte del equipo de campaña de Peña Nieto, también fue contratista del gobierno del Estado de México durante las administraciones de Arturo Montiel y del propio candidato presidencial tricolor, a través del despacho Grupo de Abogacía Profesional (GAP).

En entrevista con el diario Reforma, Gabrino Graga Mouret, padre de ambos personajes, confirmó que su hijo Emilio Fraga es dueño de Importadora y Comercializadora Efra; además, admitió que esta compañía, junto con “muchas empresas”, tiene una “vinculación” con Monex.

El PRI ha rechazado las acusaciones del Movimiento Progresista (integrada por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano) de haber utilizado recursos de procedencia ilícita y de tener una estructura financiera paralela encargada de la operación electoral de la campaña presidencial.

El jueves pasado, el tricolor sólo aceptó haber celebrado un contrato con la empresa Alkino Servicios y Calidad S.A. de C.V para la entrega de 7,851 tarjetas de prepago (entre las cuales había tarjetas Monex), con las que se repartieron 66 millones 326,000 pesos entre representantes del partido para el pago de sus honorarios.

Jesús Murillo Karam dijo en conferencia de prensa que esos recursos son parte del gasto corriente del partido, no de la campaña del candidato y explicó que se eligió el uso de tarjetas por ser la “forma más segura para mandar el dinero” a sus más de 300,000 representantes en todo el país.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario