ELECCIONES 2012

PRD advierte que presidencia conoce anomalías de la elección

Print Comments

Por Imelda García  @ImeGarcia

El dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, aseguró que el Gobierno Federal ya sabe todo lo que pasó en la elección del 1 de julio y si no da a información de ello al Instituto Federal Electoral (IFE) estaría actuando “con negligencia”.

El líder del principal partido de izquierda dijo que, al ser la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) dos órganos de la administración federal, el Ejecutivo tiene pleno conocimiento del manejo del dinero en el pasado proceso electoral.

“Por eso la exigencia de que toda esa información, no escudriñada, no discriminada, sino completa absolutamente, se le entregue a la Unidad de Fiscalización (del IFE).

“Ahí sabremos todo, toda la verdad o el Gobierno Federal se va a quedar con la información, la va a usar para una negociación o algún acuerdo político con el PRI y ojalá no suceda”, apuntó Zambrano este sábado durante el segundo día del Consejo Nacional de su partido.

Sin embargo, durante el encuentro los perredistas discutieron el balance sobre las elecciones federales y reconocieron que la falta de unidad los llevó nuevamente a la derrota.

Martha Dalia Gastélum, perteneciente a la corriente Izquierda Renovadora en Movimiento, expuso que, aunque en el discurso todos los partidos y corrientes acompañaban a Andrés Manuel López Obrador, la realidad es que varios no trabajaron en pro de dicha candidatura.

“Participamos con cierta distancia con respecto a la candidatura presidencial, lo que habla de que no hubo una integración total de todas las fuerzas y por eso es más difícil conquistar la Presidencia”, afirmó en entrevista.

Este viernes, durante el primer día de actividades del Consejo, el PRD anunció el lanzamiento del plan “Juego Limpio”, con el que apoyarán a Andrés Manuel López Obrador y su movimiento de resistencia civil.

Con este plan la izquierda pretende concientizar a la sociedad mexicana sobre la importancia de “limpiar” la elección presidencial.

ANALIZAN POSTURA LEGISLATIVA PARA LOS PRÓXIMOS TRES AÑOS

Los perredistas establecieron los ejes que formarán parte de su agenda legislativa para la siguiente legislatura.

En primer lugar, reconocieron que sus objetivos deben ser acompañados no sólo de su tarea partidista, sino de un “gran movimiento social que obligue a la reforma del régimen político”.

De acuerdo al documento analizado y aprobado en el Consejo Nacional del PRD, se establece que el primer eje será la rendición de cuentas, la transparencia y el combate a la corrupción; en segundo lugar se encuentra el impulso a una nueva economía, desarrollo sustentable y soberanía energética.

Los perredistas buscarán también lograr la transversalización de los derechos humanos; y su cuarto eje es lograr reformas en materia de seguridad, procuración e impartición de justicia.

Y aunque este viernes el presidente PRD señaló como una prioridad de su próxima legislatura el que no se aprueben las reformas estructurales, este sábado afirmó que buscarán poner por encima el bien del país.

“Tengan por seguro que nosotros vamos a poner por delante nuestra lucha por una agenda nacional que entienda los problemas del país, cualquiera que sea la circunstancia en las que se decida la elección, en las que se decida la sentencia del Tribunal (Electoral)”, comentó Zambrano en entrevista.

Uno de los puntos más importantes en el que buscarán incidir los legisladores de izquierda será la democratización de los medios de comunicación, pues consideran que con su forma de conducirse en estas elecciones buscaron manipular a la población.

Los perredistas también delinearon los cambios que deberán impulsarse en la nueva ley electoral.

“(Se deben) establecer controles de fiscalización sobre las prerrogativas de los partidos; eliminar el uso propagandístico de las encuestas de opinión y proscribir y sancionar electoralmente el uso del dinero para la inducción del voto”, señala el documento de bases legislativas del partido del sol azteca.

El Consejo Nacional obligó a que los legisladores perredistas adopten un compromiso con varias vertientes: se comprometieron a reducir las dietas de diputados y senadores en un 30%; abstenerse de caer en nepotismo; comportarse con austeridad; y combate a la corrupción, entre otras.

Por favor déjanos tu comentario