VIDEO

Consejeros del IFE urgen liberar a la Fepade de la PGR

Print Comments

Por Susana Moraga  @ShushaMoraga

Los consejeros del IFE Lorenzo Córdova y María Marván coincidieron en que la Fepade debe ser autónoma de la PGR para atacar mejor los delitos electorales.

Consultados por ADNPolítico.com, ambos consejeros electorales coincidieron en que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) también necesita de mayores facultades, especialmente para combatir de forma más efectiva ilícitos como la compra y coacción del voto.

“Sí es importante una autonomía clara y específica de la Fepade respecto del Poder Ejecutivo, y que le genere un blindaje político que permita una confianza de todas las fuerzas políticas, de los partidos, respecto de este órgano especializado”, señaló Córdova en entrevista.

Por separado, Marván sostuvo que tanto la Fepade como todo el sistema de procuración de justicia del país adolece de autonomía.

“Habría que trabajar para ver de qué manera las denuncias (ante la Fepade) pueden ser mejor presentadas, y por supuesto darle toda la fortaleza a la Procuraduría General de la República que se necesita, en todo lo que significa administración e impartición de justicia”, indicó.

Luego del proceso electoral del 1 de julio, el PRI y el PRD se han lanzado diversas acusaciones por presunto financiamiento ilícito durante sus campañas presidenciales.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Movimiento Progresista, interpuso un juicio de inconformidad y solicitó la invalidez del proceso electoral, al señalar que el partido tricolor y su candidato, Enrique Peña Nieto, rebasaron el tope de gastos permitidos y hubo lavado de dinero en su campaña.

El consejero electoral Lorenzo Córdova sostuvo que si bien el titular de la Procuraduría General de la República (PGR) es nombrado por el presidente y ratificado por el Senado, no sucede lo mismo con el titular de la Fiscalía, donde existe una dependencia política directa con el Ejecutivo Federal.

“La titular de la Fepade no pasa por un proceso de ratificación política, sino que es una designación de la propia Procuraduría, o en todo caso del presidente de la República.

“Esto no es propicio para un órgano que tiene que cumplir su tarea. En el caso específico de la Fepade, se ocupa de un tema criminal, penal, pero que tiene un impacto político fundamental. Tan lo tiene, que parte de un tema de su competencia, como es la compra y la coacción del voto, forma parte de la columna vertebral de la impugnación que hoy se ha hecho ante el Tribunal Electoral en demanda de declarar la no validez o la invalidez de la elección”, señaló.

La Fepade es el órgano de la PGR encargada de investigar, prevenir y perseguir los delitos electorales, y aunque la Ley Orgánica de ésta establece autonomía a la Fiscalía, su administración está regida por la Procuraduría.

Lorenzo Córdova urgió a que los partidos políticos en el Congreso de la Unión privilegien en la agenda legislativa una reforma que permita la independencia de la Fiscalía, así como de la propia PGR.

El consejero electoral agregó que siguen en el “tintero” varios pendientes de reforma a la ley electoral o al propio Código Penal, lo que limita los alcances del IFE. Explicó que, por esto, es injusto que los partidos, sobre todo de izquierda, acusen de omiso a este órgano electoral.

Indicó, por ejemplo, que la última vez que se modificó el apartado sobre delitos electorales en el Código Penal fue en 1996. Asimismo, la última ocasión en que fue reformado el estatuto legal de la Fepade ocurrió en 1995.

Córdova comentó que no existe una ley reglamentaria del Artículo 134 de la Constitución, el cual prohíbe utilizar recursos públicos con fines político-electorales.

"Parte de la impugnación (que presentó la izquierda) alega el desvío de recursos de algunos gobiernos estatales hacia la campaña presidencial de Peña Nieto, pero no hay una ley reglamentaria en el sentido. No se han modificado las leyes de responsabilidades de los servidores públicos, y eso tiene un impacto, por ejemplo incluso, en el modelo de fiscalización", dijo.

La consejera del IFE María Marván se pronunció por revisar el seguimiento que se da a la averiguaciones previas que la Fepade abre por delitos electorales, para determinar cuáles son procedentes y evitar que queden sólo como denuncias.

Marván señaló que tanto la compra como la coacción del sufragio son delitos difíciles de demostrar, por lo que se requiere replantear la dimensión que éstos tienen.

Es preocupante, dijo, que se asuma que muchos mexicanos venden fácilmente su voto por ser ciudadanos de escasos recursos.

“Sin negar que el problema existe, sin negar que (la compra y coacción) puede ser una práctica de todos los partidos, no exclusiva de alguno de ellos, creo que hay un discurso que me preocupa mucho (…) de asumir que nuestros ciudadanos son menores de edad, de pensar que la gran mayoría de los mexicanos o una parte importante son manipulables”, alertó.

A un mes de las votaciones, el proceso electoral continúa y se prevé que concluya a más tardar el 6 de septiembre, fecha que tiene el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para determinar la validez de los comicios.

Por favor déjanos tu comentario