ELECCIONES 2012

AMLO y Soriana, conflicto detonado por tarjetas de prepago

Print Comments

  @ADNPolitico

CNNMéxico. El enfrentamiento entre el candidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, y la cadena de tiendas Soriana pasó de una batalla de declaraciones en medios de comunicación de ambas partes, a las acusaciones que la tienda hizo responsabilizando al candidato presidencial de la violencia y manifestaciones contra sus sucursales y los daños que pueda tener la compañía.

Otros actores se han sumado a este conflicto: la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) condenó las agresiones en contra de la organización, incluso pidió la intervención del gobierno federal para frenar la violencia contra la cadena; el PRD en voz de su líder y representantes legales, han defendido a su candidato y desmentido las imputaciones de la empresa de autoservicio.

TARJETAS DE PREPAGO, EL INICIO DEL CONFLICTO

Dos días después de la elección, en la que el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto había obtenido el mayor número de votos según el IFE, el periódico La Jornada publicó que "centenares de personas" abarrotaron uno de los supermercados Soriana, en el Distrito Federal, para comprar con tarjetas prepagadas que presuntamente entregó el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a cambio de votos. 

Ante la aglomeración de personas, el mismo día fue clausurada una de las tiendas en la delegación Iztapalapa, al oriente de la Ciudad de México, por no cumplir con las medidas óptimas de protección civil, según las autoridades locales. 

Durante una conferencia de prensa el jueves 5 de julio, el equipo de López Obrador, quien para entonces pedía un recuento total de los votos luego de inconformarse con el resultado del domingo anterior, tapizó las paredes de su casa de campaña con tarjetas de la tienda que, acusó, fueron entregadas por el PRI a ciudadanos a cambio de su voto.

Ese mismo día, Eduardo Sánchez, vocero del PRI, calificó como una “farsa y representación teatral” el caso divulgado por La Jornada y presentado por el equipo de López Obrador.

"Le pusieron a gente camisetas del PRI y del Verde, los llevaron con cámaras de televisión y con cámaras fotográficas para mostrar cómo llegaban a una tienda, particularmente en Iztapalapa, en donde está claro cuál es la fuerza política con más presencia en este lugar y montar una representación con anaqueles vacíos y con lo que ellos llamaron compras de pánico", dijo Sánchez entonces.

Iztapalapa es uno de los bastiones de la izquierda en la Ciudad de México, donde ha gobernado desde hace 15 años.

Soriana aseguró ese día que no llevó a cabo la emisión o venta especial de monederos electrónicos o tarjetas de regalo para organizaciones o partidos políticos.

"Hasta ahora he escuchado el revuelo pero no entiendo, han ido clientes a comprar a nuestras tiendas con una tarjeta que trae saldo, por supuesto que les aceptamos su pago (como las tarjetas de regalo o de lealtad de Soriana), pero más allá de eso, no hay nada",  dijo en ese momento Humberto Fayad Wolff, director Comercial Corporativo de la cadena de autoservicio.

La compañía anunció entonces que emprendería acciones legales en contra de Ricardo Monreal, vocero de la campaña de López Obrador, por las "mentiras" y "calumnias" que la involucraban en la compra de votos a través de monederos electrónicos.

LAS PROTESTAS EN LAS SUCURSALES

Las protestas dentro de tiendas de Soriana se multiplicaron: en sucursales en el Distrito Federal y otras partes del país, como en Hermosillo, Sonora, ocurrieron manifestaciones el 8 y el 21 de julio, respectivamente. En la capital del país, los manifestantes se identificaron como simpatizantes del movimiento #YoSoy132. En Campeche ocurrió una protesta de miembros del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), afín a López Obrador, el 21 de julio.

Las protestas continuaron contra la cadena: el 24 de julio, estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e identificados con el movimiento #YoSoy132 protestaron en dos tiendas en la Ciudad de México al llenar carritos con productos de la tienda y bloquear las cajas. Una protesta similar ocurrió el mismo día en una tienda en Cuernavaca, Morelos.

LA DENUNCIA

Las 2,435 tarjetas de Soriana que López Obrador presentó el 5 de julio fueron también utilizadas como prueba de la supuesta compra de votos ante el IFE. El 23 de julio, los representantes del candidato de izquierda solicitaron al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que pidiera al IFE investigar las irregularidades en los comicios antes de validar la elección, incluido el caso Soriana.

En respuesta, el TEPJF solicitó el 27 de julio al IFE las tarjetas que entregó la coalición Movimiento Progresista como pruebas de la supuesta compra de votos. El caso es parte de uno de los seis argumentos con los cuales el equipo de López Obrador basó su impugnación ante el tribunal electoral, en su búsqueda de la anulación de la elección.

UN ATAQUE AGRAVA EL CONFLICTO

Según autoridades locales, el pasado lunes 30 de julio, tres atacantes lanzaron bombas molotov contra una tienda de la cadena Soriana en el estado de Nuevo León, al norte de México. Aún no está claro el motivo del ataque.

Esa entidad ha registrado violencia derivada de la lucha entre grupos criminales que se disputan el tráfico de droga hacia Estados Unidos y que, entre otros delitos, extorsionan a empresas locales, según las autoridades.

Dos días después de ese ataque, Soriana difundió un desplegado en diarios nacionales en el que responsabilizó a López Obrador de todos los daños físicos y materiales que pudieran sufrir tanto su personal como las instalaciones de la compañía.

Aunque directamente no vinculó al político con el incidente en Nuevo León, Soriana lo acusó de promover e incitar manifestaciones en su contra, las cuales se han intensificado y causado molestias a los colaboradores y clientes al momento de hacer sus compras, según la cadena.

"Exigimos frenen las difamaciones y publicidad negativa en contra de nuestra Compañía misma que afecta nuestra imagen, utilizando mentiras y argumentos sin sustento", acusó Soriana.

Este jueves, el candidato de la izquierda respondió a Soriana que su movimiento no incita a la violencia.

"Hemos venido diciendo que nuestro movimiento es, ha sido es y seguirá siendo pacifico, no apostamos a la violencia, hemos actuado de manera responsable, siguiendo todo el procedimiento legal, lo que establece la Constitución, las leyes, así vamos a seguir actuando", aseguró López Obrador.

“Si (los dueños de Soriana) creen que este es el camino, el desprestigiarme, el acusarme, están en su derecho”, dijo el perredista en conferencia.

Aseguró que entiende la “afiliación priista” de los dueños de Soriana, sin embargo dijo que entre ellos hay “gente honesta, limpia, no lo descarto y les hago el llamado para que no se presten a una manipulación política, ya los usaron bastante, convirtieron a Soriana en la tienda departamental de Peña Nieto”.

EL PRD Y AMLO SE DESLINDAN

En respuesta, en un comunicado, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) afirmó este miércoles que “Soriana se coloca en una actitud defensiva y de gran irresponsabilidad al hacer acusaciones totalmente falsas y temerarias”. 

El partido condenó el ataque que sufrió Soriana en el estado de Nuevo León y pidió a las autoridades aclarar los hechos, “ya que puede tratarse de una provocación política, de un montaje perverso de nuestros adversarios”.

López Obrador se deslindó de los ataques y manifestaciones que ha registrado la cadena. En su cuenta de Twitter, señaló: "Los dueños del PRI pensaron que podrían comprar la presidencia y ahora su dinero ilícito los está desnudando. No me culpen a mí. Serénense".  

El mismo día, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) condenó las agresiones en contra de las tiendas, los cuales "inhiben la inversión privada y el empleo".

La Asociación solicitó la intervención del presidente Felipe Calderón y de los secretarios de Gobernación, Alejandro Poiré, y de Seguridad Pública, Genaro García Luna, para frenar "la ola de violencia contra Soriana".

La coalición Movimiento Progresista pidió al TEPJF que ordenara al IFE agilizar la investigación sobre gastos de campaña, que incluye el tema Soriana, algo que fue rechazado por el máximo tribunal este miércoles. Por ley, el IFE tiene hasta enero de 2013 para terminar la revisión de los gastos de partidos.

Este jueves, un grupo de personas asaltó una sucursal de la empresa Soriana en Ecatepec, en el Estado de México, en un aparente robo de cajeros automáticos, según las autoridades locales.

Tras el hecho, López Obrador pidió a sus simpatizantes “que no demos ningún pretexto, que no caigamos en ninguna provocación” para que los acusen de violentos, dijo.

"Nosotros siempre hemos sido consecuente, no decimos una cosa y hacemos otra (…) que no tiramos la piedra y escondemos la mano, nunca vamos a incitar a la violencia, estamos acostumbrados  a dirimir las diferencias con argumentos, dando razones y de manera pacífica", dijo este jueves.

Por favor déjanos tu comentario