REFORMA POLÍTICA

Analistas: las candidaturas ciudadanas no están garantizadas

Print Comments

Por Susana Moraga y Óscar Balderas  @ShushaMoraga
   0 Comentarios

La reforma política requiere una ley reglamentaria para garantizar la viabilidad de las candidaturas ciudadanas, coincidieron en señalar analistas consultados por ADNPolítico.com.

Los especialistas explicaron que las modificaciones legales recientemente avaladas podrían dejar sólo en decreto las postulaciones independientes, al no existir una reglamentación que defina el proceso de inscripción de los aspirantes sin partido ni el financiamiento que recibirían para sus campañas electorales.

María Amparo Casar, politóloga del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), consideró que aunque la promulgación de la reforma es positiva, lo importante es que los legisladores cumplan con emitir la ley reglamentaria para que los ciudadanos puedan participar en los próximos comicios.

“Si a los partidos políticos no les da la gana sentarse y llegar a los acuerdos sobre la ley reglamentaria, podríamos estar en un escenario en que en 2015 no estuvieran dadas las condiciones materiales y legales para que operaran ya las candidaturas independientes”, señaló.

"El problema que tenemos es que la Constitución misma, la ley orgánica y el reglamento interior (del Congreso) no consideran ninguna sanción a los legisladores por no emitir la ley reglamentaria”, opinó Casar.

Entrevistado por separado, José Merino, politólogo del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), señaló que el hecho de que se haya promulgado el decreto de la reforma política es un avance democrático; sin embargo, recalcó que la clave estará en cómo se reglamentará el financiamiento que se otorgará a candidatos independientes, toda vez que en México se financian las campañas políticas con dinero público.

Merino explicó que de seguir bajo el esquema actual de financiamiento, se corre el riesgo de que las candidaturas ciudadanas terminen con una ley restrictiva que sólo permita ser abanderado a una persona que cuente con recursos para lograr una campaña. Esto -indicó- podría orillar a que sólo participen personajes que tradicionalmente forman parte del aparato político.

“Realmente habrá que ver qué ocurre en la ley secundaria, y eso es muy importante porque eso va a fijar los requisitos para una candidatura independiente. Evidentemente terminará siendo una ley muy restrictiva porque no queremos gastarnos mucho dinero en muchas candidaturas que no son viables”, ponderó.

“El problema con eso es que quienes van a lograr cumplir esos requisitos van a ser los que ya están en el juego político, o van a ser ciudadanos que tengan cierta visibilidad o cierto protagonismo desde ciertas trincheras, y eso va a terminar por excluir a muchos ciudadanos que sí podrían ser buenos candidatos independientes pero que no van a lograr hacerse de los requisitos”, lamentó.

En 2009 inició la discusión de la reforma política, la cual fue aprobada por el Congreso de la Unión en abril pasado. Este miércoles el presidente Felipe Calderón promulgó las modificaciones que establecen, entre otras determinaciones, las candidaturas ciudadanas y quitan a los partidos la facultad exclusiva de postular a aspirantes de elección popular.

Para Andrés Lajous, politólogo y activista por la reforma política, el decreto del presidente Calderón no es para entusiasmarse mucho.

“La reforma, aunque sí llega tarde, no hubiera cambiado las cosas si se hubiera promulgado antes de la elección.

“A esa reforma le hace falta una ley secundaria, que es clave. Por ejemplo, no hay reglas claras de cómo será el acceso a medios para los candidatos independientes o cómo se hará para que los candidatos sin partido jueguen en las mismas condiciones económicas que todos”, criticó.

Además, opinó Lajous, en casi ningún lugar del mundo los aspirantes que se postulan sin el respaldo de un partido político ganan una elección. Recordó el caso del expanista Manuel Clouthier Carrillo, quien intentó llegar a la Presidencia de manera independiente.

“En esencia, estos cambios no están hechos para que ganen los candidatos independientes, sino que éstos pongan en aprietos a los partidos y tengan que democratizarse… como lo que sucedió con Manuel Clouthier, que no ganó, ni hubiera podido hacerlo aunque este decreto llegara a tiempo, pero logró cuestionar al PAN y cómo elegía a sus candidatos.

“Con este cambio, los militantes podrán amenazar con volverse candidatos ciudadanos y, entonces, los partidos tendrán que ser más incluyentes o corren el riesgo de perder votos”, aseguró.

Otros personajes que han intentado competir por la Presidencia sin partido son el empresario farmacéutico Víctor González Torres y el excanciller Jorge Castañeda.

Ulrich Richter, autor del libro Manuel del Poder Ciudadano, coincidió en que la promulgación de la reforma es un primer paso. Abundó que el punto esencial recae en la elaboración de los mecanismos secundarios que deberán establecer quiénes y cuántos mexicanos podrán convertirse en candidatos independientes.

Ante ello, el también consejero de la organización Causa en Común urgió a que el próximo Congreso atienda los pendientes de esta legislación para evitar que sea truncada.

“No hay que irnos con todas las campanas de la victoria, sino que éste es sólo un paso; el tema crucial es la ley secundaria, de cómo se le va a dar cauce a las candidaturas ciudadanas, que son los mecanismos importantes que las van a regular.

“Corremos el riesgo que quede truncado; 'muy bonito tu derecho constitucional', pero no se han hecho los mecanismos secundarios para que en la práctica se pueda plasmar”, advirtió.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario