ELECCIONES 2012

¿Quién es el culpable de la derrota electoral del PAN?

Print Comments

  @ADNPolitico

¿La dirigencia del PAN, la campaña de Josefina Vázquez Mota o el gobierno de Felipe Calderón? Los panistas se debaten entre estas tres posibilidades al preguntarse quién es el culpable de su derrota en la elección presidencial del 1 de julio.

Acción Nacional cayó al tercer lugar de las preferencias en los comicios presidenciales con el 25.41% de los votos, a 12.8 puntos del primer lugar Enrique Peña Nieto y a 6.18 puntos de Andrés Manuel López Obrador, luego de dos sexenios en el poder (2000-2012), uno con Vicente Fox y otro con Calderón, tras 70 años de administraciones del PRI.

En el proceso electoral de 2012, el PAN también perdió la gubernatura de Jalisco, que ahora será encabezada por el priista Aristóteles Sandoval luego de tres sexenios panistas; y la de Morelos, donde gobernará el perredista Graco Ramírez tras dos periodos blanquiazules.

En el nuevo Congreso federal pasará de 50 a 38 senadores, y de 142 a 114 diputados, manteniéndose como la segunda bancada más numerosa, detrás del PRI en ambas cámaras. Sin embargo, los diputados de la coalición de izquierda PRD-PT-Movimiento Ciudadano, juntos, serán más que los panistas en la Cámara Baja.

¿Por qué esta caída en las preferencias electorales? La campaña de Josefina quedó atrapada entre sus esfuerzos para traducir en beneficios electorales lo positivo del gobierno del presidente de la República, los errores de su campaña y las disputas internas en el partido.

¿ES CULPA DEL GOBIERNO?

Vázquez Mota, quien no era considerada como la primera opción de Calderón para la candidatura panista, intentó aprovechar los logros del Gobierno Federal como un activo de su discurso.

La candidata elogió al gobierno del presidente durante la campaña e incluso manifestó públicamente su intención de nombrarlo procurador General de la República si ganaba las elecciones.

El presidente Calderón admitió que, al final, el factor de su administración compartió responsabilidad en los resultados electorales del PAN.

“El presidente Calderón hizo una reflexión de los resultados de la elección del pasado 1 de julio, valorando en ello la responsabilidad compartida que tuvieron el gobierno, el partido y la propia campaña electoral”, indicó la Presidencia de la República el 9 de agosto en un comunicado emitido tras una reunión con dirigentes partidistas estatales. 

Este mea culpa surgió luego de críticas de panistas como Javier Corral o Germán Martínez Cázares.

El primero, diputado federal y senador electo, ha acusado que Calderón “cayó en la autocomplacencia” y es “laxo al hablar de su propia responsabilidad”. Así lo ha señalado en su columna en el periódico El Universal, y también lo indicó el 6 de agosto durante un encuentro de legisladores electos en Querétaro, al que el presidente asistió.

Martínez Cázares, expresidente del partido y excolaborador de Calderón, escribió en Reforma el 2 de julio que el gobierno “nunca supo comunicar”, y que en ocasiones transmitió “incertidumbre o simulación”.

Esta falla de comunicación se suma al desgaste del gobierno saliente por el nivel de desempleo –de 4.8% en el segundo trimestre del año–, y los más de 47,500 muertos reportados oficialmente en el contexto de la lucha contra el crimen organizado –emprendida por Calderón al inicio de su mandato–.

Otro que criticó a quienes se han desempeñado en el servicio público fue Vicente Fox –quien durante la campaña llamó a apoyar al puntero en las encuestas que fue Peña Nieto–. El expresidente comentó que los panistas deben aprender a vivir fuera del erario y del partido.

“(El PAN) Tiene que desprenderse del mercantilismo en el que se ha caído en los puestos públicos”, declaró a ADNPolítico.com en entrevista publicada el 3 de julio.

¿ES CULPA DE LA CAMPAÑA?

La campaña de Vázquez Mota ha hecho sus propios mea culpas: la abanderada mencionó el 11 de julio en entrevista con Radiofórmula que hubo “limitaciones y errores”, en tanto que el coordinador del equipo, Roberto Gil, admitió ser uno de los responsables de la derrota.

“Soy parte de los responsables de la derrota, pero la derrota ha sido tan fuerte que ningún grupo (del PAN) puede capitalizarla”, dijo en entrevista con Grupo Expansión publicada el 19 de julio.

Vázquez Mota anunció el 9 de abril un "golpe de timón" en el rumbo en su campaña, ante diversas fallas de logística en sus actos públicos, incorporando a panistas cercanos al presidente Calderón y manteniendo a Gil en la coordinación. No obstante, esto no detuvo su caída en las encuestas ante López Obrador, que le arrebató el segundo lugar.

El presidente Calderón atribuye esta derrota, en parte, al lema de “diferente”, usado en la campaña panista, pues argumenta que pudo haber sido confuso para el electorado.

“Si escogemos presidente de la República y el lema es 'diferente', el primer mensaje es 'Te propongo algo diferente al presidente de la República o al gobierno actual'", indicó durante el encuentro con legisladores electos.

Josefina usó este slogan político desde su primer acto de campaña, el 30 de marzo.

El líder nacional del partido, Gustavo Madero, explicó que la estrategia del lema de “diferente” quedó trunca.

“Era necesario ponerle después un atributo secundario. La expectativa era que se anclaran distintas acepciones del sentido ‘diferente’, cosa que quedó en el aire”, admitió el 8 de agosto durante la firma del decreto de la Reforma Política.

¿ES CULPA DEL PARTIDO?

Gustavo Madero asumió su propio mea culpa como cabeza del PAN, al reconocer que falló al propiciar una plena colaboración entre el partido y el gobierno.

El líder partidista admitió que la sinergia es la asignatura pendiente, al hablar ante el Consejo Nacional del PAN el sábado 11 de agosto.

Vázquez Mota, aunque reconoció que el partido hizo su parte, destacó que durante la campaña hubo problemas en el interior del panismo, por lo que pidió a los militantes reflexionar sobre qué dejaron de aportar.

“Cada quien tendría que preguntarse frente al espejo qué fue lo que dio, pudiendo haber dado eso o más, o qué dejó de dar”, dijo a Radiofórmula.

Por otra parte, el próximo coordinador del PAN en el Senado y exaspirante presidencial, Ernesto Cordero, advirtió que en la prensa “se ha exagerado”.

“Se han inventado pleitos que no existen”, indicó el 13 de agosto en entrevista con el programa de radio Enfoque.

¿Y AHORA QUÉ?

El futuro del partido, asumida la derrota en las urnas, hace que afloren las diferencias entre panistas. Para Calderón, el PAN debe ser "refundado y reconstruido desde los cimientos hasta la cúpula, piedra por piedra”.

Pero Madero, quien ha insistido en que permanecerá al frente del PAN y se opone a transformar al partido en el corto plazo, matiza que Acción Nacional requiere una modernización en sus estatutos.

El dirigente rechaza el término “refundación”, puesto en la mesa por Calderón, al considerar que implicaría cambiar los principios y doctrina del panismo.

Por su parte, el senador Ricardo García Cervantes cuestionó el proceso de “reflexión” en el interior del PAN, al acusar que lo liderará un grupo “enamorado del poder, anclado en el poder que se va a quedar con lo que queda del poder”.

“¡Son grupos de interés, muchos de ellos de negocios y de negocios ilícitos! Son grupos cohesionados por sus prácticas de corrupción”, dijo entrevista con Proceso.

El Consejo Nacional del PAN, realizado el 11 y 12 de agosto, aprobó integrar una Comisión de Evaluación y Mejora, integrada por 20 panistas y coordinada por la secretaria general del partido Cecilia Romero, que proponga la reforma a los estatutos del partido antes del 13 de octubre.

El proyecto deberá ser avalado en una Asamblea Nacional Extraordinaria, a ser convocada antes de marzo de 2013, en la cual los panistas habrán de superar sus diferencias para poder concretar la renovación de su partido.

Por favor déjanos tu comentario