TRANSICIÓN

Ai Camp: Peña Nieto, entre el nuevo PRI y la vieja guardia

Print Comments
Califica el desempeño de este personaje a partir de esta nota:
Enrique Peña Nieto
Enrique Peña Nieto VER PERFIL
Promedio global

Por Óscar Balderas  @oscarbalmen
   0 Comentarios

El gobierno de Enrique Peña Nieto se debatirá entre el nuevo PRI, con jóvenes políticos formados en universidades extranjeras, y los grupos de poder tradicionales del partido, consideró en entrevista con Reforma el especialista en el sistema político mexicano, Roderic Ai Camp.

El académico del Colegio Claremont McKenna, autor de 21 libros sobre política mexicana, aseguró que, pese al discurso del “nuevo PRI”, en el gabinete del actual presidente electo se mantendrán grupos de poder del siglo pasado.

“Mi predicción es que veremos una combinación de grupos nuevos y grupos asociados con figuras políticas influyentes o grupos anteriores al 2000. Aún cuando podemos detectar conexiones personales y políticas de posibles miembros del gabinete que los relacionan, por ejemplo, con figuras políticas prominentes del pasado, no se debería suponer que los políticos más jóvenes, la mayoría de ellos nacidos después de los sesenta, compartirán necesariamente visiones similares sobre cuestiones de política.

“La continuidad más probable de lo viejo a lo nuevo estará asociada con políticas macroeconómicas generales de la era Salinas/Zedillo hasta las administraciones Fox/Calderón. Entre los nombres que aparecen en repetidas ocasiones en los medios como posibles nombramientos del gabinete, siete individuos hacen gala de doctorados, cinco en economía, todos de instituciones estadounidenses prominentes como la Universidad de Yale y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)”, señaló Ai Camp.

El especialista aseguró que, a diferencia de los gabinetes del expresidente Vicente Fox y el actual mandatario Felipe Calderón, Peña Nieto tiene en su equipo de transición –una especie de antesala al gabinete– a varios exgobernadores, quienes son figuras más prominentes y tienen valores políticos diferentes a los servidores públicos, cuya única carrera es la burocracia federal.

Cuestionado sobre si la generación de priistas que llega con Peña Nieto representa una nueva clase política o sólo hijos de viejos liderazgos, el autor del libro “Las élites del poder político en México” expresó que se trata de una demostración de un cambio gradual de dirigencia en México.

“El mismo Peña Nieto es un ejemplo destacado de ese tipo de vínculos personales, al tener parentesco con cuatro exgobernadores en su estado (los gobernadores, en general, suelen tener más lazos familiares en la política que otros funcionarios). Los lazos de parentesco siempre han sido significativos en la política mexicana (...) ese hecho no ha cambiado desde el 2000, ni cambiará después del 2012”, comentó.

Ai Camp afirmó que la clave para lograr un gabiente eficaz es el nombramiento de un equipo bipartidista, que pueda negociar en el Congreso las reformas que necesita el Poder Ejecutivo.

“La única forma en que se realizarán legislaciones importantes es a través de los acuerdos políticos, y dichos acuerdos requieren confianza. Peña Nieto, al nombrar a dos figuras, una del PAN y otra del PRD, para su equipo de transición, indica que reconoce este hecho. No obstante, necesitará seleccionar a más individuos apropiados para el Poder Ejecutivo, así como figuras calificadas de su propio partido que tengan experiencias y vínculos con el Poder Legislativo, para así poder negociar reformas legislativas”, dijo.

De su coordinador de campaña presidencial, Luis Videgaray, y el exgobernador hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong, ambos coordinadores generales del equipo de transición de Peña Nieto, el experto señaló que sus nombramientos demuestran la naturaleza híbrida del círculo cercano de Peña Nieto.

“Videgaray, en vista de su influencia y cercanía con el Presidente electo y de sus lazos personales con Pedro Aspe, exsecretario de Hacienda de Salinas, e indirectamente con Francisco Gil Díaz, exsecretario de Hacienda de Fox, así como su amistad con José Antonio Meade, actual titular de Hacienda, representa la continuidad de la política económica desde los ochenta hasta el 2012; es decir, tanto bajo el PRI como bajo el PAN. 

“Osorio Chong, por otra parte, representa al ala no tecnócrata del PRI. Pero es importante señalar que si fuera nombrado a un puesto en el gabinete, en términos de su trayectoria, representaría cierta versión de un funcionario de gabinete del PRI surgido a raíz del conflicto interno entre tecnócratas y miembros militantes del partido”, aseguró.

Roderic Ai Camp también es autor de los libros “La política en México”, “Reclutamiento político en México”, “Encuestas y democracia: opinión pública y apertura política en México”, entre otros.

Califica aquí el desempeño de Enrique Peña Nieto a partir de esta nota

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario