#MORENA

Lenia Batres: el PRD es más burocracia que base social

Print Comments

Por Óscar Balderas  @oscarbalmen

Sin los integrantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el PRD sólo es una estructura burocrática con poca base social, acusa Lenia Batres.

La ahora experredista es la primera de los fundadores del sol azteca que sigue a Andrés Manuel López Obrador en renunciar a su militancia y aventurarse a fortalecer la asociación civil que lidera el político tabasqueño y que, eventualmente, podría convertirse en el cuarto partido nacional de izquierda.

¿Qué le queda al PRD sin Morena?, pregunta ADNPolítico.com a Batres, abogada que hasta el 11 de septiembre tenía una credencial perredista con el folio 0901244327M563DA4DE.

“Unas corrientes que se apoderaron desde hace unos años de una estructura burocrática, fundamentalmente. Poca base social, poca gente de sus votantes inmersos en su vida interna, participando democráticamente", responde sobre su antigua casa política, el partido de izquierda con más votos en el país.

“Para que tengamos un poder político fuerte, de izquierda, se necesita mucha visión de liderazgo y no la tiene el PRD. Cada vez la tiene menos; están pensando en cuántos diputados van a alcanzar y que los salarios de esos diputados van a favorecer a personas determinadas”, critica.

El PRD y Lenia Batres se habían dado mucho: el partido nació gracias a la firma de la entonces estudiante de Derecho en la UNAM, igual que la de miles de mexicanos más en 1989, y con su liderazgo ganó fuerza en zonas de tradición panista como la Delegación Benito Juárez en el DF; a cambio, ella obtuvo un lugar donde comenzar su carrera política, que la llevó a ser diputada federal y consejera nacional del partido, entre otros cargos.

Fueron 23 años de una relación tirante –“a veces amorosa, a veces distante”, confiesa Lenia– que terminó con una carta de renuncia “irrevocable” dirigida al presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, motivada principalmente por el fortalecimiento de las tribus y su “jaloneo” por obtener beneficios personales.

“Este jaloneo ha llevado muchas veces a que se sacrifique el proyecto político por mantener unidas a corrientes que tienen intereses absolutamente distintos, y eso hace que no sea una organización unitaria en sus objetivos. Lo hace –dijo Jesús Ortega hace unos días– “esquizofrénico”. Efectivamente, en muchos momentos, el PRD ha sido esquizofrénico”, lamenta.

Lenia observó a las corrientes por más de dos décadas repartirse posiciones y proponer candidatos en función únicamente de ambiciones personales.

Las corrientes le fueron tan cercanas, que hasta su hermano Martí Batres, actualmente diputado federal perredista, es líder de una: Izquierda Social.

Por ello, llevaba ya varios años alejada del sol azteca. Participaba poco en su vida interna y, en cambio, pasaba más tiempo en Morena, donde participó en las estructuras de defensa del voto para la izquierda en la elección presidencial de julio pasado.

“El día que Andrés Manuel anuncia que se va del PRD para fortalecer a Morena, muchos nos preguntamos, ¿qué hacemos en el PRD? A esa pregunta que me hice hace mucho tiempo le di forma, y a este anuncio postergado lo materialicé en ese momento", relata.

“Ya hay la salida colectiva, o más bien personal de, por lo menos, decenas que a partir de aquel día a mí me han comunicado muy sueltamente ‘yo también renuncio’", agrega.

“El PRD perdió el rumbo. Se extravió. Tenía una buena idea del país y se apoderaron de él gente que, tal vez, no es de izquierda. Por eso, nos vamos a Morena”, enfatiza.

Y a esa “burocracia”, indica, le da nerviosismo que Morena se convierta en partido político y pueda capitalizar su propia votación sin depender del préstamo de espacios que le pueda dar la coalición PRD-PT-Movimiento Ciudadano.

“Era un temor anunciado, y el PRD sabe perfectamente bien sus últimos resultados electorales: en 2009 bajó casi al 11% de la votación del país, después de que tuvo cerca del 35% en el 2006. Participa ahora como coalición del Movimiento Progresista, y vuelve a subir su votación.

“El PRD sabe que esa votación depende mucho de la figura, pero fundamentalmente en este momento de la organización, que es Morena”, afirma.

¿Y Morena ya tiene candidato para 2018?, se le pregunta a Lenia.

“Yo digo que es muy temprano para decirlo, pero siempre está la posibilidad, como la de muchos otros, de que Andrés Manuel sea candidato de nuevo”, admite.

“Por lo pronto, yo voy a votar porque Morena sea partido”, dice en camino de fundar el segundo partido político nacional de su vida.

“Lo siento por la gente querida que se queda en el PRD", comenta.

Por favor déjanos tu comentario