CONGRESO

La ONU critica la falta de reelección legislativa en México

Print Comments

Por Susana Moraga  @ShushaMoraga
   0 Comentarios

La falta de reelección legislativa en México sólo fortalece a los partidos políticos y acota a los legisladores su función de representación política, al desincentivar la eficiencia de sus miembros, y quitando al ciudadano la posibilidad de premiar o castigar con su voto a diputados y senadores, así lo indica el Informe Parlamentario Mundial 2012, elaborado por el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

“Estas restricciones, originalmente implementadas en 1932, tenían como objetivo debilitar el control de los partidos políticos y hacer que los políticos fueran más representativos del pueblo.

En la práctica, esta reforma ha producido un efecto diametralmente opuesto. En vista de que los políticos no pueden buscar la reelección, no tienen incentivos para poner atención a las demandas o aspiraciones de sus votantes”, indica el documento que fue realizado también con apoyo de la Unión Interparlamentaria (UIP).

En el estudio se señala que los ciudadanos no tienen la oportunidad de castigar con la no reelección a los legisladores que tengan un desempeño deficiente, sino por el contrario, la reforma (de limitar los periodos) ha fortalecido las jerarquías de los partidos políticos.

El informe detalla que para moverse de un puesto a otro los legisladores mexicanos necesitan de sus dirigentes de partido para continuar en la función pública.

“Con el fin de convertirse en políticos de carrera, los políticos se mueven de un nivel gubernamental a otro, por lo que dependen de los dirigentes de los partidos para que los ubiquen en distintos puestos”, explica.

El documento, publicado en abril del 2012, se elaboró en base a información que 202 parlamentos, de 190 países, proporcionaron al PNUD y a la UIP, así como en los resultados de una encuesta que se aplicó a 663 legisladores del mundo y la realización de entrevistas a 69 de ellos.

Diego Antoni, director del Programa de Gobernabilidad Democrática del PNUD, explicó en entrevista que debido a los niveles de desconfianza que existen hacia los parlamentos, se han establecido reglas restrictivas que van desde la posibilidad de revocar mandatos, hasta la no reelección.

“Lo que dice el informe es que si bien algunas de estas reglas restrictivas han sido sanas, y habla particularmente de los códigos de conducta y ética, el querer acortar  y controlar tanto a los y las parlamentarias puede debilitar su función de representación política.

“Por eso se tiene que mirar con muchísimo cuidado qué tipo de restricciones se le ponen a los mandatos parlamentarios. Citan el caso de México, de manera muy puntual, diciendo que es un ejemplo de un país que con la no reelección ha acotado la función de la representación política que tienen los parlamentarios”, precisó Antoni.

La reelección de legisladores y presidentes municipales fue uno de los cambios que no se pudieron incluir en la reforma política, que el presidente Felipe Calderón promulgó en agosto pasado.

María del Carmen Nava, directora de la agencia Visión Legislativa, señaló que la reelección es necesaria, pero no suficiente para tener un Congreso más democrático.

La politóloga del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), sostuvo que antes de concretar la reelección de diputados y senadores, debe elaborarse una ley de partidos que regule desde las obligaciones de los grupos parlamentarios en las cámaras, como el que transparenten los recursos que reciben, hasta el sistema de selección de candidatos.

“Es necesaria una ley de partidos políticos que democratice la elección de candidaturas. Por ejemplo, el PRD queda como segunda fuerza electoral a nivel de elecciones presidenciales, pero tiene un tercer lugar a nivel de elecciones de Congreso.

“Sí bien elevó su votación, todavía sigue careciendo de lineamientos de transparencia y de selección de candidaturas, fue el último partido político que eligió y que dio a conocer a sus candidatos.

“Me parece que son esas omisiones las que en la suma de resultados da como consecuencia un Congreso poco transparente, menos representativo porque al final son los grupos al interior de los partidos que van determinando cuáles son las candidaturas que van saliendo exitosas”, explicó.  

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario