ENTREVISTA

La reinvención del PAN: 'Falta actitud', dice Cecilia Romero

Print Comments

Por Cecilia García Muñoz  @CeciGarMu

Ni redactar nuevos estatutos ni hacer una campaña de refrendo de membresías bastará para que el PAN se recupere del descalabro de perder la Presidencia. Según Cecilia Romero, secretaria general del partido y coordinadora de la comisión de reforma a los estatutos, la clave está en el cambio de actitud de sus militantes.

“Hará falta fomentar una nueva actitud de los panistas”, dice, “vamos a redactar un nuevo estatuto, pero no es sólo eso, es el comportamiento, el modo de ser panista”.

¿Por qué? Romero ve dos razones, una exógena, “porque la sociedad ya no se forma en los valores que antes se formaba”, y otra endógena, “porque los panistas nos olvidamos de formar nuevos cuadros con valores panistas”.

La Comisión de Evaluación y Mejora de Acción Nacional pretendía convocar en octubre a una Asamblea Nacional Extraordinaria para reformar al partido este 2012, pero la tarea fue pospuesta para el 16 y 17 de marzo de 2013.

El PAN quiere entender por qué, de haber obtenido unos 9 millones de votos en la elección presidencial de 1994 y haber pasado a 16 millones en 2000, solamente consiguió 15 millones en 2006 y cayó a 12.7 millones en 2012.

Este martes, Romero y el director general de la Fundación Rafael Preciado Hernández, Juan Molinar Horcasitas, dará a conocer un informe de los hallazgos de la comisión.

Romero adelanta una teoría: “El panismo está orgulloso de su partido”, dice, “pero entiende y reconoce que no hemos sido capaces de vivir en congruencia con los valores que inspiraron al partido.

“Se ha desdibujado la identidad del PAN y, a la hora de practicar los principios del PAN, hemos ido copiando otras formas distintas que no son las del partido. Antes nos veían como honestos, ahora nos ven como los demás partidos”, reconoce.

La búsqueda de respuestas está llevando a la comisión a una gira por los estados para construir, con base en opiniones de la militancia, la convocatoria para una asamblea nacional extraordinaria, un reglamento y un proyecto de nuevos estatutos.

El partido desarrolla paralelamente una campaña de refrendo de membresías que prevé adelgazar su padrón, que actualmente se estima en un millón 865,992 miembros, de los cuales sólo 352,645 son activos y el resto adherentes.

“Es malo ser menos, pero es bueno saber quiénes somos los que sí queremos estar aquí”, considera Romero.

El partido pretende que sus nuevos estatutos corrijan la forma en la que alguien se hace panista, permanece panista o deja de serlo, y la manera en la que alguien se elige como candidato del PAN para representar a la ciudadanía en algún puesto de elección popular.

“Necesitamos encontrar un mecanismo que concilie la afinidad panista con la competitividad.

“No sirve de nada que elijamos a un panista de hace 25 años que nadie más lo conoce, pero tampoco debemos elegir a un candidato popular que no actuará de acuerdo a los valores y principios del PAN”, explica Romero.

Aunque al interior del PAN reconocen discutir sobre el nuevo tono con que el PAN debe hablarle a los mexicanos y sobre cómo rehacer los vínculos rotos entre partido y ciudadanía, y partido y gobiernos del PAN, algunas prácticas no serán modificadas.

“Yo por ejemplo me he opuesto a que los periodistas entren a la sesión de Consejo Nacional, así sea solo a escuchar los discursos, porque cuando se quieren tratar temas que nos competen como familia, pues tenemos que sentarnos los papás y los hijos a ver qué está pasando y por qué la situación está así.

“Las reuniones de Comité Nacional son de Comité Nacional y las de Consejo Nacional son de Consejo Nacional y no tienen por qué estar entrando los periodistas ni los medios de comunicación. ¿Cómo por qué? Yo no me meto a las redacciones de sus periódicos, yo no me meto a la junta editorial, ni a la junta de la Cámara de Diputados o de Senadores.

“Yo puedo ir a una reunión de la comisión de educación pero no puedo ir a la Junta de Coordinación Política, ahí no dejan entrar y a las reuniones de los comisionados del IFAI para tomar decisiones tampoco me dejan entrar, y a las reuniones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tampoco me dejan entrar, entonces que no molesten”, dijo Romero.

Por favor déjanos tu comentario