PRENSA INTERNACIONAL

Fox: Calderón creyó que a garrotazos acabaría con el enemigo

Print Comments

  @ADNPolitico
   0 Comentarios

El expresidente Vicente Fox Quesada sostuvo que el actual mandatario Felipe Calderón pensó que con "garrotazos" podría combatir al crimen organizado, a pesar de que en "varias ocasiones”, indicó, le dijo que “no sacara al Ejército a las calles”, publicó este jueves el diario español El País.

Yo le dije que no era correcto (sacar al Ejército a las calles), pero no me hizo caso, no le gusta que lo diga. No estoy en su cabeza, pero supongo que tomó esa decisión porque creyó que a garrotazos terminaría con el enemigo y no fue así", señaló.

Fox aseguró que el Ejército "viola los derechos humanos todos los días y nadie dice nada", pues no ha habido más presos que los que hubo en su sexenio pero sí más muertes.

"Sabemos que el Ejército viola los derechos humanos todos los días, pero nadie dice nada. ¿Y para qué? No hay más presos en México que los que había en mi sexenio. Yo cerré con 205.000 y actualmente hay unos 20.000 más. ¿Y para eso la muerte de 70.000 personas? ¿Para qué sirvió esta guerra?”, cuestionó.

El guanajutense se dijo soprendido de que en las pasadas campañas electorales el tema del narcotráfico no saliera a flote, ya que en los últimos 5 años han muerto más de 70,000 personas, de acuerdo con el expresidente, por la creciente violencia.

En su opinión, México ha perdido 18 años, los pasados gobiernos de Zedillo, Calderón e incluso el suyo, porque no hubo un apoyo del Congreso a las reformas que considera “necesarias para el avance del país”.

“Mira cómo está Petrobras, por ejemplo, y compáralo con Pemex. ¡No les vemos ya ni el polvo! México ya no puede aguantar otros seis años estancado”.

El dirigente del Centro Fox además se dijo convencido de que el presidente electo Enrique Peña Nieto forma parte de “una nueva generación de priistas” que garantizará “la gobernabilidad del país”.

El exmandatario aseguró en la clausura de un programa de becas para el fortalecimiento de la función pública en América Latina que se llevó a cabo en Madrid, España, que “México tiene los candados necesarios para evitar las tropelías del pasado”.

Reconoció que su apoyo al priista lo ha hecho acreedor de críticas por parte los militantes de su partido, el Partido Acción Nacional (PAN).

“Antes se acostumbraba que los expresidentes se mantuvieran callados, pero Martha (Sahagún, su esposa) y yo hemos descubierto que hay vida después de la Presidencia”.

El presidente que logró sacar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Los Pinos después de 70 años de ostentar el poder, abordó el tema del excandidato de la izquierda a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador y su intención de que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se vuelva un partido político.

“Ese partido (Morena) no se debió de haber autorizado en mi opinión, porque es otro más que es un patrimonio personal, como hay bastantes en el país”, expresó.

“Yo respeto sus ideas pero tengo la libertad de decir que no me gusta para que sea mi presidente. Basta ver con lo que ha hecho Hugo Chávez en Venezuela. Representa un estilo de Gobierno en el que se regalan pescados a raudales, pero no se enseña a pescar y creo que los países no caminan de esa manera” aseveró.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario