TRANSICIÓN

En veremos, la unidad del PRD en la toma de protesta de Peña

Print Comments
Califica el desempeño de este personaje a partir de esta nota:
Enrique Peña Nieto
Enrique Peña Nieto VER PERFIL
Promedio global

Por Imelda García  @imegarcia
   0 Comentarios

La postura que la bancada del PRD en la Cámara de Diputados federal tomará este sábado durante la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como presidente de México, está en veremos.

Aunque los perredistas buscan llegar a un acuerdo para tener un "posicionamiento oficial" como grupo parlamentario, nada garantiza que los 104 legisladores lo cumplan, como ha ocurrido en otras ocasiones.

"Hay razones para expresar inconformidad; la percepción ciudadana, en un alto porcentaje, es de que Enrique Peña no ganó bien y de que hubo triquiñuelas en la elección.

"Es un acto republicano (la toma de protesta), lo dice la Constitución y la Ley Orgánica del Congreso, nada más que hay agravios que no están superados y evidentemente que eso lastima a un sector importante de los aquí representados”, señaló en entrevista Silvano Aureoles Conejo, coordinador de los diputados perredistas.

La bancada del sol azteca pretende mantener la unidad durante el acto de la toma de protesta del nuevo presidente de México que se realizará en San Lázaro, aunque nada garantiza que se respete el acuerdo al que lleguen en los próximos días.

Un caso similar ocurrió durante la primera discusión y votación de la Reforma Laboral en el Pleno del Congreso, el pasado 28 de septiembre, donde a pesar de que ya existía un acuerdo interno para no tomar la tribuna y concentrarse en el debate, un grupo de legisladores de los tres partidos de izquierda, PRD, Movimiento Ciudadano y el PT, desconocieron tal arreglo.

En San Lázaro Andrés Manuel López Obrador cuenta con un músculo legislativo que representa el 7.6% de la Cámara.

Este grupo de legisladores leales al tabasqueño está compuesto por 38 diputados que forman parte de las bancadas de los tres partidos de izquierda: PRD, PT y Movimiento Ciudadano.

Estos legisladores federales tienen vínculos políticos con el tabasqueño ya que colaboraron con él cuando encabezó el Gobierno del Distrito Federal (2000-2005), en sus dos campañas por la Presidencia de México o en las acciones de protesta realizadas luego de que desconociera al ganador de ambos comicios presidenciales.

Estos legisladores, cercanos a López Obrador, fueron quienes en la discusión de la reforma laboral, se levantaron de sus curules y desconocieron el acuerdo previo de su bancada, tomando la tribuna y obligando a que la sesión fuera conducida desde uno de los palcos por la Mesa Directiva.

"El que intenta llegar a tomar protesta en la Cámara carece de legitimidad. No hay condiciones de gobernabilidad si es que él intenta llegar a tomar protesta aquí, porque nosotros desconocemos esa autoridad que pueda tener para hacerlo, para estar aquí en el recinto del pueblo mexicano”, advirtió Aleida Alavez, diputada del PRD y miembro de la Mesa Directiva.

Entre quienes ese día tomaron la tribuna se encontraban los perredistas Karen Quiroga, Socorro Ceseñas Chapa, Víctor Manríquez, Domitilo Posadas, Mario Rafael Méndez, Juana Bonilla, María Fernanda Romero, Lorenia Ivette Valles, Roberto López Suárez, Silvano Blanco, Lizbeth Rosas y Armando Contreras Ceballos.

Se encontraban también Alejandro Carlos de Jesús, Joaquina Navarrete Contreras, Gerardo Villanueva Albarrán, Lourdes Amaya, Gloria Bautista, Delfina Guzmán, José Luis Muñoz Soria, Javier Orihuela y los petistas Manuel Huerta, Arturo López Cándido y Loretta Ortiz, entre otros.

En esa ocasión, el propio coordinador, Silvano Aureoles, desde su curul llamó a sus compañeros a bajar de la tribuna y desconoció sus actitudes.

“Las acciones que vimos ahorita en tribuna de diputadas y diputados, varios de ellos de la fracción parlamentaria del PRD, y lo digo categóricamente, no están avaladas por la coordinación del grupo.

“Fueron decisiones que tomaron de manera unilateral o personal y que cada quien asuma sus responsabilidades”, dijo en aquella ocasión al dar un posicionamiento ante los hechos.

El coordinador de la bancada del sol azteca ha advertido que, esta vez, el PRD tendrá una postura oficial y si alguien decide hacer algo por su cuenta, deberá asumir las consecuencias de forma individual.

Para Aleida Alavez, es imposible que no haya reclamos en el regreso del PRI al poder.

“A lo mejor somos 104 diputados aquí los de la opinión, pero es una sensación en todo el país, a nivel ciudadanía, que nosotros tenemos que hacer valer.

“Nosotros necesitamos evidenciar la ilegitimidad de esta persona y si para ello tenemos que tomar acciones de cualquier índole, pues lo vamos a hacer”, advirtió Alavez.

Por ello es que la ceremonia de este 1 de diciembre será breve. El PRI quiere evitar a toda costa que la presencia de Peña Nieto o de Felipe Calderón provoque protestas al interior del salón de sesiones.

“Se busca generar las condiciones mínimas para la celebración de este evento, en un acuerdo entre los grupos parlamentarios que asisten al Congreso”, ha dicho Manlio Fabio Beltrones, líder de la bancada del PRI en San Lázaro.

Y aunque el tricolor ha llamado a los legisladores a la "responsabilidad", hay quienes conforman la izquierda que han expresado su descontento por el regreso del PRI a Los Pinos.

"Yo no reconozco a Enrique Peña Nieto que, por mis propios ojos vi cuál fue el derroche de dinero, cómo se lucró con la pobreza de la gente, cómo repartieron despensas los gobiernos estatales y municipales del PRI y nosotros no estamos de acuerdo con eso porque ni la Presidencia ni ningún cargo público en este país se vende”, consideró Luisa María Alcalde, diputada federal por  Movimiento Ciudadano.

Para este próximo sábado el dos veces candidato presidencial y el movimiento #YoSoy132, por separado, llamaron  a sus seguidores a manifestarse en contra de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de México.

Califica aquí el desempeño de Enrique Peña Nieto a partir de esta nota

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario