GABINETE

A Energía Joaquín Coldwell, salvador del PRI tras Moreira

Print Comments

Por Imelda García  @imegarcia

Aunque desde hace lustros ha sido un priista de alto nivel, que llegó a ser gobernador de su natal Quintana Roo, el nuevo secretario de Energía dio un salto nuevamente a la vida pública luego de la renuncia de Humberto Moreira a la presidencia nacional del PRI, después del escándalo de la deuda en Coahuila.

Aunque sin experiencia en cargos públicos relacionados con el área de Energía, Joaquín Coldwell -quien este viernes renunció a la dirigencia nacional del PRI para integrarse al nuevo gabinete presidencial- se posicionó como uno de los personajes más cercanos a Enrique Peña Nieto por ser una figura moderada y respetada dentro del PRI.

Luego de que el 2 de diciembre del 2012, Humberto Moreira dejara la presidencia del tricolor por el escándalo de la falsificación de documentos para aumentar la deuda en Coahuila, el 8 de diciembre, Joaquín Coldwell se convirtió en el presidente idóneo para sucederlo.

Durante su presidencia se llevó a cabo la campaña a la presidencia de Enrique Peña Nieto, quien resultó ganador en las elecciones federales. Joaquín presentó su renuncia a la presidencia del PRI el 30 de noviembre del 2012, a unas horas de que fuera presentado como miembro del gabinete del primer mandatario.

Pedro Joaquín Coldwell nació el 5 de agosto de 1950 en la isla de Cozumel, Quintana Roo. Es hijo del empresario cozumeleño de origen libanés Nassim Joaquín Ibarra y de Margarita Coldwell.

Pedro no fue el único político de la familia. Su hermana Addy Joaquín Coldwell ha sido diputada, senadora y candidata a gobernadora.

Su primer acercamiento con la política fue cuando era niño. En el tiempo en que estudiaba la primaria, en una escuela de Cozumel, fue el encargado de dar unas palabras de bienvenida al entonces presidente Adolfo López Mateos cuando éste visitó esa comunidad.

Acudió después a estudiar la carrera de Derecho en la Universidad Iberoamericana, en la Ciudad de México.

De vuelta a su lugar de origen, en 1975, una vez que Quintana Roo fue erigido en estado, Joaquín Coldwell contaba con 25 años de edad y fue electo diputado al Congreso Constituyente de Quintana Roo. Se convirtió en presidente del Congreso.

Al terminar su encargo como legislador, en 1978, trabajó como secretario general de gobierno del entonces gobernador Jesús Martínez Ross, primer mandatario de la entidad recientemente constituida.

En 1979 fue electo diputado federal para la LI Legislatura del Congreso de la Unión; sin embargo, en 1980 pidió licencia al ser nombrado candidato del PRI a la gubernatura del estado. Fue electo segundo gobernador de Quintana Roo para el periodo 1981 a 1987; contaba con tan sólo 31 años de edad.

En febrero de 1985, cuando se encontraba realizando una gira de trabajo por su entidad, sufrió un accidente automovilístico, en el que falleció quien era su secretario de Desarrollo Económico, Erick Paolo Martínez.

Cercano a Carlos Salinas de Gortari, cuando este asumió el cargo como presidente de la República, el 1 de diciembre de 1988, lo nombró director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur); en 1989 se convirtió en secretario de Turismo, cargo en el que permaneció hasta 1993.

En preparación para la transición del siguiente año, Joaquín Coldwell se dedicó a tareas de su partido y fue nombrado coordinador regional para las elecciones federales en los estados de Baja California, Chihuahua y Guanajuato.

Tras el asesinato del candidato a la presidencia, Luis Donaldo Colosio, el 23 de marzo de 1994, era uno de los prospectos para sucederlo como candidato; sin embargo, el elegido fue Ernesto Zedillo.

Ese mismo año, mientras María de los Ángeles Moreno fue nombrada presidenta nacional del PRI, Joaquín Coldwell fue elegido como secretario general, cargo que ocupó sólo un año, pues en 1995 fue nombrado comisionado para la Paz en Chiapas, función que dejó hasta 1998.

En ese año y hasta el 2000 fungiría como embajador de México en Cuba.

Con el arribo del PAN al poder Ejecutivo, en el año 2000, Joaquín Coldwell se retiró de la actividad política y se dedicó a sus negocios particulares. En tanto, su hermana Addy, quien en ese momento era senadora priista por Quintana Roo, renunció a su militancia y se cambió al Partido Acción Nacional, partido que le ofreció la candidatura a la gubernatura, sin obtener el triunfo.

En 2006, Pedro Joaquín Coldwell fue convencido por el PRI de reincorporarse a la vida pública, por lo que aceptó la nominación a la candidatura al Senado en fórmula con el PVEM. Ganó la elección y sirvió como senador de la LX y LXI Legislatura, hasta el 2011, cuando pidió licencia para convertirse en presidente nacional del PRI.

En el Senado de la República fue presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales; secretario de la Comisión para la Reforma del Estado; e integrante de las comisiones de Justicia y Turismo.

Por favor déjanos tu comentario