DERECHOS HUMANOS

Fotogalería: Alejandro Solalinde, el 'hermano en el camino'

Print Comments

  @ADNPolitico

El sacerdote Alejandro Solalinde Guerra ha sido como un "hermano en el camino" de los migrantes en su paso por México hacia Estados Unidos.

El padre católico, nacido el 19 de marzo de 1945 en Texcoco, Estado de México, es uno de los más destacados defensores de los derechos humanos de los migrantes que ingresan al país, particularmente de forma ilegal desde Centroamérica, con la finalidad de llegar al país del norte.

Su labor filantrópica lo llevó a construir el albergue “Hermanos en el Camino”, el cual se encarga de atender a miles de migrantes.

El inmueble tiene una capilla, un comedor, una cocina y una palapa destinada a visitas.

Hermanos en el Camino además cuenta con dos dormitorios: el de hombres con 54 literas, y el de mujeres con 15. Los dormitorios además incluyen un baño y una enfermería, cada uno.

Alejandro Solalinde, quien este lunes recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos, estudió las licenciaturas de Historia y Psicología, y cuenta con una maestría en terapia familiar sistémica.

El 26 de febrero de 2007, el sacerdote mexicano fue designado como coordinador pastoral de Movilidad Humana por la Conferencia del Episcopado Mexicano, misma que abarca los estados de Guerrero, Chiapas y Oaxaca.

Sus tareas de ayuda a los indocumentados le ha costado amenazas de muerte, y tuvo que abandonar el país entre abril y mayo de 2012, buscando refugio en Europa “de manera forzada”, según indicó.

Tras su regreso a Oaxaca, en agosto de 2012, Alejandro Solalinde dijo a Proceso que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) debía hacer un acto de arrepentimiento por los errores y abusos cometidos en 71 años de gobierno. Al actual presidente, Enrique Peña Nieto, Peña Nieto pidió que “desmantelara al priato”.

El padre Solalinde señaló que Ulises Ruiz, gobernador de Oaxaca de 2004 a 2010, intentó obstaculizar la labor del albergue para migrantes a su cargo, Hermanos del Camino.

“(Ruiz) Fue la persona que más luchó por impedir la operación del albergue, hasta intervino en la OEA (Organización de los Estados Americanos), en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; en reunión de medidas cautelares del 20 de marzo de 2010, mandó una persona para pedir que el albergue se reubicara” señaló a la revista.

Alejandro Solalinde Guerra ha recibido, además del Premio Nacional de Derechos Humanos, otros reconocimientos por su labor a favor de los indocumentados, como la “Medalla Emilio Krieger 2011” la cual es entregada por la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD); el premio “Paz y Democracia” en materia de Derechos Humanos, y el “Premio Pagés Llergo” de Democracia y Derechos Humanos.

Por favor déjanos tu comentario