IGLESIA CATÓLICA

11 detalles de la visita de Benedicto XVI a México en 2012

Print Comments

  @ADNPolitico

El Papa Benedicto XVI realizó su primera visita apostólica a México del 23 al 25 de marzo de 2012, cuando estuvo en las ciudades de Guanajuato, León y Silao.

A continuación te presentamos 11 detalles sobre esta visita, que incluyó encuentros privados y una misa masiva, para recordar lo más importante y lo más curioso sobre el evento.

LO IMPORTANTE

Benedicto y Calderón contra las armas

En la visita de marzo de 2012, el Papa Benedicto XVI y el entonces presidente Felipe Calderón sostuvieron una reunión oficial, en la cual ambos mandatarios coincidieron en señalar que se debe lograr un tratado internacional para frenar el tráfico de armas.

Los jefes de Estado también dialogaron sobre diversos desafíos que enfrenta el mundo tales como el cambio climático, la seguridad alimentaria, la lucha contra el hambre y los desastres naturales.

El narcotráfico y la violencia

El Papa Benedicto XVI dijo que rezará por todas aquellas personas que sufren por cualquier forma de violencia.

“Rezaré especialmente por quienes más lo precisan, particularmente por los que sufren a causa de antiguas y nuevas rivalidades, resentimientos y formas de violencia”, dijo durante su discurso de bienvenida en León, Guanajuato.

Antes, durante un encuentro con periodistas a bordo del avión papal camino hacia Guanajuato, Benedicto XVI instó a desenmascarar “la estafa” que representa el narcotráfico en México y llamó a hacer todo lo posible “contra ese mal destructivo” para la sociedad.

"No están solos"

El Papa Benedicto XVI ofreció un mensaje desde uno de los balcones de la Casa del Conde Rul de Guanajuato, a un grupo congregado en la Plaza de la Paz, compuesto por una mayoría de niños.

“Ustedes, mis pequeños amigos, no están solos; cuentan con la ayuda de Cristo y de su Iglesia”, mencionó el Papa. Además, el pontífice pidió a los mexicanos hacer el bien y no responder “al mal con el mal”.

¿Visita política?

El Nuncio Apostólico en México, Christophe Pierre, afirmó entonces que el Papa acudía a México sin un "programa político" ni a decir a los gobernantes qué hacer, por lo cual los entonces candidatos presidenciales no sostendrían ningún encuentro privado con el líder católico.

No obstante, la Arquidiócesis Primada de México indicó que Benedicto XVI podría “decir una palabra hacia nuestra realidad política y social”.

La visita del Papa, que ocurrió en la antesala de la campaña presidencial, levantó suspicacias sobre si los políticos mexicanos intentarían capitalizar la presencia del pontífice a favor de sus proyectos.

La carta de López Obrador

El aspirante presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, le envió una carta al Papa Benedicto XVI donde mencionó que la situación de violencia e inseguridad en México tenía causas económicas y políticas.

"La insensatez y la codicia dieron lugar a la actual crisis de inseguridad y de violencia. Por esta causa, en los últimos 5 años, han perdido la vida alrededor de 60,000 mexicanos", escribió AMLO. Lee aquí el texto completo.

El Papa junta a los 4 candidatos

La misa de Benedicto XVI en el Parque Bicentenario de Silao logró lo que hasta entonces nadie había conseguido: reunir en un mismo lugar a los candidatos presidenciales Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto, Gabriel Quadri y Josefina Vázquez Mota. Los 4 abanderados sólo volverían a encontrarse para firmar un pacto de civilidad y en los debates presidenciales.

Dichosos, los invitados

Entre los invitados VIP a la visita del Papa estuvieron, además de los candidatos presidenciales, el mandatario de entonces Felipe Calderón y el expresidente Vicente Fox.

También asistieron los presidentes nacionales de los tres partidos políticos más importantes: por el PAN, Gustavo Madero; por el PRI, Pedro Joaquín Coldwell, y por el PRD, Jesús Zambrano. Además, acudieron integrantes del Senado, los líderes parlamentarios en la Cámara de Diputados y secretarios de Estado.

Entre los invitados del sector empresarial, destacan Carlos Slim Helú, Emilio Azcárraga Jean, Ricardo Salinas Pliego y Lorenzo Servitje Sendra.

LO CURIOSO

El evangelio de Felipe y Andrés

El pasaje del Evangelio que se leyó en la misa del Papa en Guanajuato trató sobre Felipe y Andrés... Pero no sobre el presidente y el candidato de la izquierda, quienes asistieron a la ceremonia, sino a los personajes bíblicos Felipe, el de Betsaida de Galilea, y Andrés, discípulo de Juan El Bautista.

Fox y AMLO se saludan

Una palmada de Vicente Fox en el hombro de Andrés Manuel López Obrador fue la forma en que se saludaron el expresidente y el candidato presidencial de la izquierda en la misa de Benedicto XVI en Silao.

Fox y López Obrador protagonizaron una serie de diferencias durante las elecciones de 2006, en las que ambos se descalificaron en varias ocasiones.

Acosta Naranjo deja a Calderón con la mano estirada

Tras su arribo a México, el perredista Guadalupe Acosta Naranjo, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, saludó al Papa Benedicto XVI... pero dejó con la mano extendida al presidente Felipe Calderón.

El entonces legislador explicó que no se trató de una "grosería" o "descortesía" con el mandatario mexicano, sino que le indicaron que el protocolo era saludar sólo al jefe del Estado Vaticano y no al presidente ni a la primera dama. Ve aquí el video del episodio.

El Papa charro

Durante un recorrido en el Papamóvil, Benedicto XVI usó un sombrero charro.

Por favor déjanos tu comentario