IGLESIA CATÓLICA

Benedicto XVI, el cardenal alemán que no quería ser Papa

Print Comments

  @ADNPolitico

"Sólo soy un simple trabajador en la viña del Señor", fueron las primeras palabras de Joseph Ratzinger tras ser electo Papa por el cónclave vaticano, el 19 de abril de 2005. Poco después, el alemán reveló que durante la votación rogaba a Dios no ser electo.

Benedicto XVI anunció este lunes su renuncia al pontificado y anticipó el fin su ministerio como el Papa número 265 de la historia de la Iglesia católica, puesto al que él mismo dijo prefería no haber sido elegido hace 8 años.

INFANCIA

Joseph Ratzinger nació el 16 de abril de 1927 en Marktl am Inn, un poblado pequeño y muy católico en Baviera, sur de Alemania, cuya calle principal tiene tres cuadras y en el centro están la Alcaldía y la Iglesia, así como algunos comercios.

Es el menor de los tres hijos de un matrimonio muy católico compuesto por un policía y una cocinera. Joseph fue bautizado y la pila bautismal de la sencilla iglesia del pueblo es ahora motivo de visitas turísticas y peregrinaje de católicos.

Pasó su adolescencia en Traunstein, en cuyo seminario cursó sus primeros estudios escolares y sacerdotales.

JUVENTUDES NAZI

En sus memorias escribió que funcionarios escolares lo enrolaron en las juventudes nazis en contra de su voluntad en 1941, cuando tenía 14 años.

Le permitieron dejar la organización porque estaba estudiando para ser cura, pero fue llamado a servir en el Ejército en 1943, donde estuvo dentro de una unidad de fuego antiaéreo. Pasó tres años en el frente, hasta que desertó durante los últimos días de la Segunda Guerra Mundial.

"Nuestros objetivos e ideales eran totalmente opuestos a los de Hitler, pero, por desgracia, éramos soldados. No veíamos la hora de que llegase el final de la guerra (la Segunda Guerra Mundial)", señaló durante una entrevista en 2008 su hermano George Ratzinger, quien también es sacerdote y formó el coro de Los Gorriones de Regensburg.

En algún punto, Joseph fue capturado por soldados estadounidenses y permaneció como prisionero de guerra durante varios meses.

TEÓLOGO

Joseph empezó sus estudios de Teología en 1946, un año después del fin de la Segunda Guerra, y para ello ingresó en el Seminario de Freising, cerca de Munich.

Ratzinger fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1951 junto con su hermano Georg. Obtuvo el doctorado en Teología, con una tesis centrada en las enseñanzas de San Agustín.

Fue habilitado a la docencia en las universidades de Freising, Bonn, Tubinga, Muster y Ratisbona, donde impartió la cátedra de Dogmática y de Historia de los Dogmas.

Sus padres fallecieron entretanto, al igual que su hermana María.

Joseph Ratzinger se mandó construir una casa con el poco dinero que heredó de sus padres. La casa fue construida con cemento en un barrio de clase media baja, con un pequeño jardín descuidado y, en el centro de éste, una sencilla fuente de cemento con la figura de la Virgen.

Durante el Concilio Vaticano II, fue experto teólogo asesor de varios obispos. En 1962, fue consejero del cardenal Josef Frings, un reformador que en ese entonces era arzobispo de Colonia, Alemania.

Como joven cura, Ratzinger estuvo en el lado progresista en los debates teológicos, pero comenzó a girar hacia la derecha luego de las revoluciones estudiantiles de 1968.

En 1977, Pablo VI lo nombró arzobispo de Munich, mientras que el 27 de junio de ese mismo año lo nombró cardenal con lema episcopal "Colaborador de la Verdad".

AL LADO DE JUAN PABLO II

Como Cardenal, participó en los Cónclaves de 1978 de los cuales salieron electos los Papas Juan Pablo I y Juan Pablo II, quien en 1981 lo eligió como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que revisa y vigila los principios fundamentales del Catolicismo y que fue hace siglos la Santa Inquisición.

Ha sido presidente de la comisión de preparación del Catecismo de la Iglesia Católica, vicedecano y, después, decano de los cardenales, en noviembre de 2002. Joseph Ratzinger quiso jubilarse en ese entonces, pero el Papa Juan Pablo Segundo le ordenó que no lo hiciera y le dijo que lo necesitaba a su lado.

Ratzinger fue una de las personas que estuvieron en el lecho de muerte del agonizante Papa Juan Pablo II y, a su muerte, se convirtió tácitamente en la figura en la que se unieron las coordenadas del mundo católico.

PAPA BENEDICTO XVI

Como decano de los cardenales, tuvo que convocar al cónclave vaticano en Roma para el cónclave que terminó con su elección como el Papa 265 el 19 de abril de 2005, a la cuarta ronda de votación de los purpurados. Ese año, la revista Time lo incluyó en su edición del Personaje del Año.

Durante su pontificado, Benedicto XVI se ha pronunciado a favor de que persista el celibato sacerdotal. No ha dado pasos para aprobar el sacerdocio femenino, y en mayo de 2011, en una visita a Portugal, dijo que el aborto y las amenazas al matrimonio heterosexual son “algunos de los retos más peligrosos e insidiosos que afronta hoy el bien común”.

Teólogo fino, hombre tímido dotado de gran capacidad de escucha, maestro en el predicar en modo accesible temas complejos en sus casi ocho años como Papa, durante los que reunió a millones de personas, ha cumplido más de 20 viajes internacionales y otros tantos en Italia.

Ratzinger es descrito como una persona tímida y gentil, visto por sus estudiantes como un profesor bien preparado y atento.

Benedicto XVI es el sexto alemán en ser nombrado Papa, y el primero desde el siglo XI. El último Papa que renunció fue Gregorio XII en 1415. Lo hizo al final de una guerra civil dentro de la iglesia en el que más de uno se adjudicaba el título

EL ESCÁNDALO DE MACIEL

En 2006, Benedicto XVI ordenó al padre mexicano Marcial Maciel retirarse para tener una vida de “oración y penitencia”, alejado de todo ministerio público, tras años de acusaciones de que el fundador de los Legionarios de Cristo había cometido abusos sexuales contra menores de edad.

“Por desgracia, El Vaticano afrontó el caso con mucha lentitud y retraso (...) porque estaba muy encubierto”, reconoció Benedicto XVI en el libro de entrevistas Luz del Mundo.

En abril de 2010, el vocero de El Vaticano, Federico Lombardi, calificó como “paradójica” y “ridícula” la acusación de que Ratzinger encubrió a Maciel.

“Fue justamente al servicio de Ratzinger, a la cabeza de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el que se hizo avanzar el procedimiento (en contra del sacerdote)”, señaló Lombardi.

VATILEAKS

Durante el primer trimestre de 2012, la iglesia católica enfrentó la severa crisis conocida como VatiLeaks, luego de que un mayordomo robó documentos que señalaban supuestas conspiraciones entre cardenales y operaciones corruptas entre líderes católicos y empresarios italianos. Parte de los documentos se filtró a la prensa europea.

Como papa, Benedicto XVI incursionó en el uso de nuevas tecnologías. En junio de 2011, a los 84 años de edad, envió su primer mensaje en la red de información Twitter, desde una iPad.

En otra ocasión, pidió a los jóvenes difundir el Evangelio en las redes sociales. Contó con su propio canal en YouTube y respondió preguntas de fieles en un programa de televisión.

Con información de Notimex y CNNMéxico y CNNExpansión.

Por favor déjanos tu comentario