CONGRESO

Sin reelección, 100 diputados 'se eternizan' en el Congreso

Print Comments

Por Imelda García  @ImeGarcia

El 20% de los actuales diputados federales acumula 520 años de experiencia legislativa al haber ocupado previamente, en al menos una ocasión, un lugar en la Cámara de Diputados o en el Senado de la República.

Aunque en México la reelección inmediata en el Poder Legislativo está prohibida, los legisladores pueden adquirir experiencia parlamentaria ya sea dejando de ejercer entre los periodos trabajados o “saltando” de una cámara a otra.

En 2009 había 93 diputados que asumieron el cargo contando ya con experiencia en el Congreso; este grupo sumaba 420 años de práctica legislativa a nivel federal. Tres años más tarde, son 100 diputados los que previamente habían sido ya legisladores federales y tienen un siglo de experiencia más que sus colegas de la anterior legislatura.

Entre los actuales diputados, los que tienen mayor experiencia en la Cámara Baja son tres: Arely Madrid Tovilla, Alberto Anaya Gutiérrez y Eloy Cantú Segovia, cada uno con 18 años ocupando un cargo en el Legislativo federal.

Arely Madrid Tovilla, priista, chiapaneca y miembro de la Confederación Nacional Campesina, suma tres sexenios legislando: ha sido una vez senadora y cuatro veces diputada federal.

En este tiempo, su logro más importante fue elevar a rango constitucional el derecho a la alimentación, proyecto que fue aprobado por ambas Cámaras en 2011. En su paso por la LXII Legislatura, la priista ejerce su quinta diputación.

Alberto Anaya Gutiérrez, un tiempo miembro del PRI y después fundador y dirigente del PT, también cuenta con 18 años como legislador federal: ha sido tres veces diputado y dos veces senador –aunque en una legislatura sólo estuvo tres años en la Cámara Alta– y en 2012 inició su cuarta diputación.

En la legislatura pasada, Anaya Gutiérrez fue el senador menos participativo en las votaciones, ya que sólo sufragó en el 20% del total de asuntos sometidos a consideración del Pleno. En marzo de 2009, presentó un proyecto para nacionalizar la banca mexicana.

Eloy Cantú Segovia, el tercero de los actuales diputados con 18 años legislando a nivel federal, es un priista de Nuevo León que ha sido dos veces senador y dos veces diputado federal.

Este regiomontano se ha especializado en temas económicos y una de sus iniciativas más importantes fue el proyecto para elevar a rango constitucional el concepto de competitividad. En esta legislatura cursa su tercer trienio en la Cámara Baja.

El siguiente en la lista de los diputados más experimentados es Ricardo Monreal Ávila, de Movimiento Ciudadano, que cuenta con 16 años de práctica legislativa; luego los priistas Jesús Murillo Karam y Francisco Agustín Arroyo Vieyra, cada uno con 15 años.

Y, cerrando el top 10 de los diputados con mayor experiencia, aparecen Manlio Fabio Beltrones Rivera y Carlos Aceves y del Olmo, del PRI, y María Beatriz Zavala Peniche y José González Morfín, del PAN, cada uno con 12 años en el Congreso de la Unión.

Los 10 diputados con más experiencia parlamentaria llegaron a la LXII Legislatura de la Cámara Baja por la vía plurinominal.

Un análisis realizado por la Secretaría General de la Cámara de Diputados sobre el perfil de los nuevos legisladores confirma que, además de ellos, otros 90 diputados ya han estado en ejercicio en el Legislativo federal; esto, sin contar quienes han pasado por los congresos locales.

El estudio indica que hay 52 diputados federales que cuentan sólo con una legislatura de experiencia, es decir, tres años de ejercicio; 38 que tienen más de 3 y menos de 12 años en el Congreso de la Unión, mientras que para los restantes 400 miembros de la Cámara Baja, la actual legislatura representa su primer periodo en la práctica parlamentaria a nivel federal.

LA BANCADA MÁS EXPERIMENTADA

Partido

Diputados con experiencia

Total diputados

Total experiencia (años) Experiencia promedio (años por diputado)
PRI 46 212 242 1.14
PAN 22 114 125 1.09
PRD 14 104 52 0.50
PVEM 7 29 37 1.28
PT 5 15 33 2.20
MC 3 16 22 1.38
NA 3 10 9 0.90

 

El estudio de la Secretaría General de la Cámara Baja revela que la bancada que cuenta con más experiencia legislativa es la del PRI, con 46 diputados que ya han sido legisladores federales anteriormente. Tan sólo en el tricolor se acumulan 242 años de práctica en el Congreso de la Unión.

Le sigue el PAN, donde 22 diputados tienen 125 años acumulados de experiencia; después el PRD, con 14 diputados y con 52 años de práctica; luego el PVEM con siete diputados que suman 37 años de experiencia.

En el PT, cinco legisladores tienen 33 años acumulados de ejercicio; en Movimiento Ciudadano son tres diputados que acumulan 22 años de experiencia; y en Nueva Alianza, tres congresistas reúnen 9 años de práctica en este poder.

Así, el grupo parlamentario del PRI, representa la bancada que más años acumula de experiencia legislativa (242) en el total de los 212 legisladores que lo componen.

Sin embargo, si se considera el promedio de experiencia legislativa a nivel federal del total de miembros de cada grupo parlamentario, la bancada del PT resulta la más experimentada. Los 33 años de práctica legislativa que acumulan los 15 legisladores que componen al grupo parlamentario del PT, arrojan una experiencia promedio de 2.2 años por legislador.

Le sigue la bancada de Movimiento Ciudadano en la que sus 16 diputados cuentan en promedio con una experiencia parlamentaria de 1.38 años; después los 29 del PVEM con 1.28 años, los 212 del PRI con 1.14 años por diputado, los 114 del PAN con 1.09 años, los 10 de Nueva Alianza con 0.9 años y los 104 perredistas con 0.5 años de práctica legislativa a nivel federal por cada legislador.

MÁS TIEMPO, ¿MEJORES LEGISLADORES?

Especialistas señalaron que, en un mundo ideal, entre más experiencia legislativa se esperarían mejores propuestas y resultados de los congresistas.

Sin embargo, en el sistema político mexicano, en el que la reelección inmediata está prohibida y en el que se eligen legisladores plurinominales mediante listas cerradas, la experiencia parlamentaria es premiada por los líderes de los partidos y no necesariamente por los electores.

Para Javier Aparicio, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), los electores deberían de ser quienes, por medio de listas abiertas, eligieran entre los mejores candidatos plurinominales y evaluaran así la experiencia de los aspirantes.

“En un Congreso de un país democrático habría reelección y si los votantes valoran la experiencia van a votar a favor de los candidatos más experimentados.

“No es lo mismo que eso lo decidan los votantes a que la experiencia que va a llegar al Congreso la decida un líder partidista”, mencionó Aparicio en entrevista con ADNPolítico.com.

Del otro lado de la moneda, el referido informe de la Cámara Baja muestra que el 80% de sus miembros, es decir, un total de 400 diputados, no cuentan con ninguna experiencia en las tareas parlamentarias.

Luis Carlos Ugalde, director de la consultora Integralia, consideró que la experiencia ayuda a facilitar el trabajo en el Congreso, sobre todo cuando el periodo de una legislatura es tan corto y no hay posibilidad de reelección.

“El proceso de inmersión legislativa probablemente les lleve 8 meses, después seguramente los diputados empezarán a querer cambiar la realidad, sin darse cuenta que tres años antes otros hicieron lo mismo, y van a empezar a descubrir que sus iniciativas ya habían sido presentadas y discutidas”, explicó.

El politólogo y exconsejero presidente del IFE calificó como un desperdicio que cada trienio la mayoría de los miembros del Congreso de la Unión tengan que volver a comenzar este aprendizaje.

“Y cuando ya estén entendiendo la labor, ya va a ser 2014; y muchos de ellos van a pedir licencia para ser alcaldes u otra cosa y entonces el círculo productivo es sumamente estrecho... Éste es realmente el problema”, detalló Ugalde.

Para revertir esta situación y aumentar la calidad del trabajo legislativo, una opción a considerar es la reelección inmediata, ha apuntado Miguel Carbonell, especialista en Derecho Constitucional del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

“Si un legislador va a tener que presentarse de nuevo ante sus mismos electores cuatro años después de haber sido elegido, parece obvio que va a actuar mucho más responsablemente en su cargo que si, por el contrario, no debe rendir cuentas a nadie y puede dejar pasar ese tiempo sin aportar nada a la legislatura respectiva”, expone en el artículo “Hacia un Congreso profesional”, publicado en el libro "La Cámara de Diputados en México", de Germán Pérez.

El investigador refiere que esto se da en otros países como Reino Unido, donde el 75% de sus legisladores tiene entre seis y 20 años de experiencia, o en Estados Unidos, democracia en la que el 88% de sus congresistas son reelectos.

Por favor déjanos tu comentario