CONGRESO

Los '15 minutos de fama' de algunos diputados mexicanos

Print Comments

Por Imelda García  @imegarcia

Un político poco conocido entre el gran público puede saltar a la fama con una simple frase dicha en un momento clave.. aunque no siempre sea para bien.

México tuvo en la última semana un par de casos de diputados que vivieron algo parecido a los "15 minutos de fama" que el artista plástico estadounidense Andy Warhol vaticinó en 1968 que cualquiera tendría en el futuro, adaptados a la política mexicana.

El martes 6 de noviembre, el priista Salvador Arellano salió del anonimato de la Cámara de Diputados y cobró relevancia por decir, en tribuna, que a las mujeres hay que “abonarlas” para que den “buenos frutos”, como a la tierra.

Este hecho lo colocó en las notas informativas de los principales medios de comunicación nacionales. Periódicos como Reforma y Milenio; estaciones de radio como WRadio y MVS, o televisoras como Televisa y TV Azteca, retomaron las declaraciones del legislador.

En ADNPolitico.com los artículos y videos relacionados con esta información estuvieron entre los más vistos durante dos días, y las notas entre las más retuiteadas y comentadas en Twitter.

No es el único caso. En abril del 2011, la diputada panista Augusta Díaz de Rivera se llevó los titulares cuando, en plena sesión, subió a tribuna a reclamar al también entonces diputado del PT Gerardo Fernández Noroña el hecho de que sólo subía a ofender a los demás.

“Usted ni siquiera es inteligente, viene usted a darle vueltas a 3 o 4 ideas desde que tomamos protesta, no sabe ni siquiera debatir, sus únicos argumentos son el insulto, la denostación de todos, sus babosadas que viene a decir aquí en contra de todos”, decía enfática Díaz de Rivera.

Desde su curul, Fernández Noroña reclamaba los insultos. La panista reviró.

“Se calla y me escucha”, le dijo, ante las carcajadas de la mayoría.

El escándalo saltó de inmediato a las redes sociales. Ese mismo día, el tema se convirtió en Trending Topic en Twitter y alcanzó 2,307 menciones.

La cuenta de Twitter de la legisladora del PAN, que apenas tenía 388 seguidores, hoy cuenta con 3,943 seguidores.

Días después del hecho y ante el escándalo provocado por sus declaraciones y luego por el intento de Fernández Noroña de regalarle unas flores, que ella no aceptó, Díaz de Rivera pidió que todas las iniciativas que había presentado hasta ese momento fueran retomadas en las comisiones correspondientes.

“Puede ser una estrategia de algunos políticos que de ninguna otra manera no tendrían la atención. La estrategia es que las cosas salten a las redes sociales y que algún medio tradicional lo amplifique”, afirmó María Elena Meneses, especialista en política y tecnologías de la información del Tec de Monterrey.

Los escándalos con los que los políticos buscan fama son, en todo caso, una moneda al aire. Puede ser que resulte en beneficios o perjuicios para ellos.

En el caso de Díaz de Rivera, la visibilidad que logró la llevó a obtener la candidatura del PAN al Senado de la República, aunque perdió la elección.

Se convirtió también en una de las voceras de Josefina Vázquez Mota en su campaña presidencial.

Pero un caso no tan afortunado fue el de Francisco Moreno Merino, diputado priista de la LXI Legislatura a quien, por utilizar un refrán contra las mujeres, le fue retirada su candidatura al Senado.

“No hay caballo fino que no tire a mula ni mujer bonita que no llegue a ser meretriz”, dijo Moreno Merino durante una comparecencia de director del ISSSTE con diputados, en marzo del 2012.

El asunto llegó a las redes sociales debido a que en la siguiente sesión del pleno, diputadas de todos los partidos tomaron la tribuna en reclamo por los dichos misóginos.

“Las redes sociales se han convertido en una esfera que representa visibilidad para quienes usualmente no son tomados en cuenta por los medios; esto puede ser parte de una estrategia para llamar la atención", insistió Meneses.

Carlos Aceves del Olmo, diputado priista presidente de la Comisión del Trabajo, también fue protagonista la última semana de un "escándalo" por decir el lunes que el Congreso no es una “escuela de niñas” por el tono en que se llevan a cabo los debates en la Cámara Baja.

Él negó que se tratara de dichos misóginos y dijo que no buscaba reflectores con el hecho.

“Puedo decirle que no es una declaración que estoy haciendo para salir en los medios”, dijo Aceves del Olmo a ADNPolítico.com.

Ahora está por verse cómo estos políticos capitalizan, o no, su fama.

Por favor déjanos tu comentario