COMISIÓN PERMANENTE

El Congreso mexicano apoya a Obama en la regulación de armas

Print Comments

  @ADNPolitico
   0 Comentarios

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión expresó su solidaridad al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su búsqueda por establecer una regulación más estricta sobre el uso de armas de fuego en este país.

En voz de la senadora panista Gabriela Cuevas, se aprobó un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución, en el cual los diputados y senadores ratifican su apoyo para lograr además, que las autoridades norteamericanas eviten el flujo de armas hacia México.

"Ratificamos nuestra solidaridad y acuerdo con el presidente Barack Obama", cuando expresa que no se pueden tolerar más tragedias como la de escuela de Newtown, en el estado de Connecticut.

El viernes 14 de diciembre Adam Lanza, de 20 años, entró armado a la escuela primaria Sandy Hook, en esta localidad, donde disparó y mató a 20 niños y a seis adultos.

Tras este atentado, el presidente Obama anunció el 19 de diciembre la creación de una comisión, liderada por el vicepresidente Joe Biden, que revisa la legislación estadounidense con el fin de proponer mayores controles sobre la compra y acceso a armas de fuego.

Cuevas externó la preocupación de las autoridades mexicanas por la falta de políticas precisas que permitan un control efectivo sobre el comercio de armas de fuego en territorio estadunidense y, en consecuencia, que eviten sucesos indignantes que ponen en riesgo la vida de los ciudadanos.

"Nuestra preocupación es legítima, debido a que las armas que se comercializan en los Estados Unidos son adquiridas por el crimen organizado para seguir cometiendo crímenes arteros en nuestro país y segar la vida de miles de personas", expresó la legisladora.

Indicó que la mayor parte de las armas capturadas por las autoridades mexicanas en los últimos tres años fueron compradas en Estados Unidos.

Señaló, por ejemplo, que en mayo de 2010 el gobierno de México declaró que de las 75,000 armas confiscadas en ese periodo, el 80%  llegaron del país vecino.

Al exponer la propuesta, Cuevas Barrón reconoció que un problema que urge atacar es la facilidad para acceder a las armas; pero otro, el más importante, es aceptar que los valores familiares y sociales son cada vez más laxos y permisivos.

Declaró que en ambos temas, el Senado mexicano debe manifestar su consternación, pero sobretodo su disposición para construir sociedades más justas, respetuosas del Estado de derecho y de la vida humana, que sean verdaderos garantes del bien común.

Debido a ello, el punto de acuerdo señala que el Senado mexicano se solidariza con el pueblo y el gobierno de los Estados Unidos de América ante los acontecimientos suscitados el 14 de diciembre en la población de Newtown, Connecticut.

También expresó sus condolencias a las familias de las víctimas de estos crímenes, y su beneplácito por las declaraciones del presidente Barack Obama, en el sentido de usar el poder de su cargo para hacer todo lo que sea posible para prevenir cualquier otro hecho similar.

"Los mexicanos esperamos que una regulación más estricta sobre la venta de armas evite que este tipo de incidentes se repita y que también contribuya a detener la violencia que, debido al flujo de armas, ha cobrado vidas humanas en ambos lados de la frontera", dijo.

La senadora del PAN citó que de acuerdo con el Centro Nacional para Prevenir y Controlar las Lesiones, casi 3,000 niños y niñas mueren cada año en Estados Unidos por heridas provocadas por armas de fuego.

 

Con información de Notimex

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario