CONGRESO

Legisladores acusan supuesto acto monopólico de Aeroméxico

Print Comments

Por Imelda García  @imegarcia

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó este jueves, por unanimidad, un punto de acuerdo para exhortar a la Comisión Federal de Competencia a que inicie una investigación sobre la posible existencia de prácticas monopólicas de Aeroméxico en el sector de la aviación civil de pasajeros.

Los legisladores recriminaron que ciertas prácticas de la empresa lesionan a los viajeros, con lo que se afecta a todo el sector de la aviación y a la población que utiliza sus servicios.

“Toda práctica monopólica va en detrimento de la gente, en este caso específico de los usuarios, que sufren los arbitrarios cambios de horario, las dilaciones en las salidas y los abusos en las tarifas.

“El manejo monopólico del Grupo Aeroméxico genera elevados costos en tarifas y cargos extraordinarios que se aplican a los usuarios, y en un deterioro del servicio en general, tales como sobreventa de capacidad de vuelos o retrasos significativos en salidas y llegadas”, acusó Manuel Añorve Baños, diputado del PRI y quien presentara este punto de acuerdo.

El 4 de diciembre del 2012, el también diputado priista Javier Guevara González había presentado una solicitud a la Cofeco para iniciar esta investigación contra la empresa de aviación, misma que fue aprobada por el pleno de la Cámara Baja el 6 de diciembre.

Sin embargo, el 27 de diciembre, la Cofeco envió un oficio firmado por Eduardo Pérez Motta, su presidente, afirmando que no se tiene una causa objetiva para iniciar la investigación por prácticas monopólicas.

“De la información contenida en las consideraciones expuestas en el punto de acuerdo, no se desprenden elementos suficientes que otorguen a esta autoridad una causa objetiva para el inicio de una investigación de oficio por posibles prácticas violatorias de la LFCE” (Ley Federal de Competencia Económica), establece el texto de Pérez Motta.

Por ello, este jueves los legisladores insistieron en que la Cofeco debe realizar la investigación, pues el presidente de la Cofeco toma facultades que no le corresponden al rechazar la petición del Legislativo.

“El presidente de la Comisión al responder al punto de acuerdo omite darle trámite y con ello omite el inicio de la averiguación que le fue solicitada, situación que no solamente vulnera los derechos de los legisladores, sino los derechos de la sociedad en su conjunto al no investigarse ni mucho menos resolverse una cuestión que afecta la economía nacional”, recriminó Añorve Baños.

Diputados y senadores de la Comisión Permanente se unieron al reclamo y pidieron a la Comisión Federal de Competencia que realice la investigación sobre los supuestos abusos en los que cae la compañía aérea.

Una de sus argumentaciones es que, al finalizar el año 2009, Aeroméxico tenía una participación en el mercado del 25.7%, misma que se ha incrementado a 38% a septiembre del 2012. El 62% restante se distribuye entre otras líneas aéreas.

“Con la suspensión de operaciones de Mexicana de Aviación y su hundimiento, los abusos y malos tratos se volvieron práctica común por parte de la otra aerolínea de gran tamaño en nuestro país, nos referimos a Aerovías de México S.A de C.V., mejor conocida como Aeroméxico.

“Usuarios y agencias de viajes han documentado que en varias rutas que dejó de cubrir Mexicana y que ahora tiene en exclusiva Aeroméxico, el incremento de tarifas ha sido de entre 40 y 60%; el problema es que, aun pagando precios de auténtico abuso, los clientes no obtienen un buen servicio”, destacó Carla Padilla, diputada por el PVEM.

El Partido del Trabajo también se unió al reclamo y condenó que la aerolínea no sólo maltrate a sus clientes, sino afecte otros aspectos de su vida.

“Lo anterior pasa sin que la empresa tenga una mínima responsabilidad ante sus usuarios, pues la agenda de trabajo de cada uno de ellos ha llegado a ser modificada, e incluso a perderse, y con ello la pérdida de negocios o la involuntaria falta de presencia en algún evento importante se encuentra de la mano por tales causas”, expuso el petista Ricardo Cantú.

El punto de acuerdo fue aprobado por unanimidad, por lo que la petición para realizar la investigación se envió nuevamente a la Comisión Federal de Competencia.

Por favor déjanos tu comentario