PEMEX

El Congreso exige aclarar la explosión en edificio de Pemex

Print Comments

Por Imelda García  @imegarcia

Al instalar los trabajos del segundo periodo ordinario de sesiones de la LXII Legislatura, el Congreso de la Unión pidió que se lleve a cabo una exhaustiva investigación por los hechos ocurridos este jueves en la Torre de Pemex y que cobró la vida de 32 personas.

 “El Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos lamenta profundamente la tragedia ocurrida el día de ayer en las instalaciones de la empresa Petróleos Mexicanos y se pronuncia por el pronto esclarecimiento de los hechos que le dieron origen.

“El Congreso de la Unión hace un reconocimiento a los empleados de Pemex por la entereza, coraje e inquebrantable voluntad para continuar con sus labores. Las y los integrantes de esta LXII Legislatura manifestamos nuestra solidaridad con los familiares de las víctimas de este lamentable suceso”, expresó Francisco Arroyo Vieyra, presidente de la Cámara de Diputados.

Tras el pronunciamiento, los legisladores federales guardaron un minuto de silencio en memoria de los fallecidos.

En su primer día de trabajo del actual periodo ordinario de sesiones, diputados y senadores coincidieron en que debe evitarse la especulación sobre los hechos y es necesario esperar el resultado de los peritajes.

Recalcaron, sin embargo, que será fundamental el manejo con transparencia de toda la información.

“Que no se oculten cosas, no nos sirve ocultar la información. Si fue un atentado que lo digan. Si fue una falla por falta de mantenimiento que se diga y también que se diga quiénes son los responsables si fuera el segundo caso; no se puede quedar cosas encubiertas para no generar alarma o para no generar zozobra”, advirtió Silvano Aureoles, coordinador de la bancada de diputados del PRD.

Aureoles señaló que no puede descartarse ninguna hipótesis en lo que pudo haber causado la explosión en Pemex.

“No estamos exentos de nada; lamentablemente en estos tiempos el crimen organizado, el terrorismo, no tiene fronteras, ya es una cosa globalizada”, opinó Aureoles.

Manuel Bartlett, hoy senador por el Partido del Trabajo, aplaudió la actuación del Gobierno Federal en el manejo de la tragedia y consideró que las autoridades deben tener un extremo cuidado en que se dé información verdadera a la población.

“Es un hecho muy grave que necesita una explicación clara y contundente del gobierno; tienen que decirle a la opinión pública qué fue lo que pasó.

“De manera creíble y sin que haya un ocultamiento de nada. El pueblo de México debe exigir una enorme claridad en el gobierno para saber qué pasó”, expuso el senador en entrevista.

En el mismo sentido se manifestaron los senadores Emilio Gamboa, coordinador de los senadores del PRI, y Ernesto Cordero, líder de la bancada del PAN en el Senado, quienes pidieron no adelantar juicios y esperar el peritaje de las autoridades.

En tanto, Luis Miguel Barbosa, coordinador de los senadores perredistas, habló de su interés en que se conforme una comisión especial de legisladores que coadyuve a la investigación de las causas de la explosión.

Arturo Escobar y Vega, coordinador de los diputados del PVEM, recalcó que las investigaciones deben hacerse sin distinciones políticas y buscando la verdadera causa que provocó los hechos.

“Ayer nos dimos cuenta que en ese espacio de las oficinas de Pemex desde el año 2008 había sendos memorándums pidiendo mayor material para poder protegerse en caso de incendios o de siniestros; lamentablemente parece ser que no ocurrió una respuesta del entonces director de Petróleos Mexicanos”, acusó Escobar.

Los legisladores aseguraron que el Congreso seguirá el desarrollo de las investigaciones y citarán a comparecer a quien sea necesario para que se aclaren los hechos.

AUMENTA SEGURIDAD EN SAN LÁZARO

Desde la noche de este jueves se incrementó la seguridad en el Palacio Legislativo de San Lázaro en espera de la realización de la sesión de Congreso General de este viernes.

Pasadas las 20:00 horas, elementos de la Policía Federal y de la Dirección de Resguardo de la propia Cámara baja realizaron un operativo de búsqueda de explosivos y otros materiales peligrosos.

El presidente de la Cámara de Diputados, el priista Francisco Arroyo Vieyra, negó que este operativo se tratara de algo extraordinario y dijo que más bien se trató de un procedimiento de rutina.

“Estos operativos se hacen regularmente unas horas antes de que sesione el Congreso General, ya sea con motivo de las instalaciones, por motivo de clausura y de apertura de periodo, con motivo de la recepción de algún dignatario extranjero, etcétera; es un protocolo que se activa de manera normal”, explicó Arroyo Vieyra en entrevista.

Este viernes, empero, trascendieron rumores sobre una supuesta amenaza de bomba que se habría recibido en San Lázaro, versión que fue desmentida por el presidente de la Cámara Baja y por Manlio Fabio Beltrones, coordinador de la bancada del PRI.

“No hubo ninguna amenaza sobre la Cámara de Diputados y seguimos, con puntualidad, todas las normas que indica el protocolo de seguridad cuando iniciamos un periodo de sesiones; y sí, debo reconocer, fui informado por el Presidente de la Mesa Directiva de Cámara de Diputados, que tomamos providencias adicionales. Creo que no salen sobrando en estas horas”, planteó Beltrones.

El aumento en las medidas de seguridad incluyó que el acceso a los vehículos estuviera más controlado y elementos de la Policía Federal revisaran debajo de los autos con espejos.

Los accesos a empleados e invitados, sin embargo, se desarrollaron de forma normal.

Se prevé que haya vigilancia de los cuerpos de seguridad durante todo el fin de semana largo. 

Por favor déjanos tu comentario