CONGRESO

¿Eliminar el fuero o sólo acotarlo?, el debate en San Lázaro

Print Comments

Por Imelda García  @imegarcia
   0 Comentarios

Con divisiones entre los partidos políticos, la Cámara de Diputados iniciará la discusión sobre las modificaciones a la figura del fuero a los servidores públicos.

La Comisión de Puntos Constitucionales presentará este martes el dictamen para discutir si, en caso de cometer algún ilícito, los legisladores y demás servidores públicos pueden ser investigados primero y en función de los resultados de la indagación, se decida si se le retira el fuero o no.

Actualmente, la Constitución establece que para que un funcionario pueda ser investigado, primero se le debe seguir un juicio de procedencia para quitarle el fuero constitucional y posteriormente se realiza la indagación.

“Al día de hoy si un funcionario con fuero comete algún delito penal no procede ningún juicio en su contra hasta en tanto la Cámara de Diputados no realice el juicio de procedencia para su desafuero.

“Ahora, por primera vez en la historia, un funcionario público con fuero, ya sea diputado, senador, ministro, magistrado, secretario de Estado, jefe de Gobierno o hasta el propio Presidente, que cometa algún delito, podrá ser sujeto a proceso penal”, explica Julio César Moreno Rivera, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales.

El diputado perredista sostiene que el fuero es una figura legal de la que se ha hecho mal uso.

“El fuero ha sido utilizado para la libre expresión de las ideas y se ha abusado del concepto, pues podrías cometer algún delito del orden penal y no pasa nada”, señala.

Con los cambios que se plantean, el servidor público en funciones deberá comparecer ante el Ministerio Público y, cuando el juez dicte sentencia, este mismo deberá solicitar a la Cámara de Diputados el retiro de inmunidad para que el sentenciado sea cesado de sus funciones y quede a disposición de la autoridad correspondiente.

La propuesta establece también que el Presidente de la República gozará de inmunidad, aunque en caso de que se le siga un procedimiento para retirarle el fuero, la Cámara de Diputados será donde se origine la solicitud y el Senado quien revise la decisión.

De acuerdo al artículo 111 de la Constitución, los servidores públicos que gozan de fuero son, entre otros, diputados, senadores, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación así como los magistrados del Tribunal Electoral.

También los consejeros de la Judicatura Federal, secretarios de Estado, los integrantes de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el Jefe de Gobierno capitalino, el Procurador General de la República y los consejeros del IFE.

Otro tema que busca establecerse con la modificación de esta figura legal, es que el concepto de inmunidad de los legisladores se aplique sólo para la libre expresión de ideas.

Actualmente, el artículo 61 de la Constitución especifica que "los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas. El presidente de cada Cámara velará por el respeto al fuero constitucional de los miembros de la misma y por la inviolabilidad del recinto donde se reúnan a sesionar".

La reforma propuesta establece que “los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten durante el tiempo en el que desempeñen sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos, procesados ni juzgados por ellas. El presidente de cada Cámara velará por el respeto de la inmunidad constitucional de los miembros de la misma y por la inviolabilidad del recinto parlamentario".

Mientras el PAN se ha pronunciado por eliminar totalmente el fuero, en el PRI sus legisladores piensan que lo mejor es sólo acotarla.

"Nosotros estamos listos para eliminar el fuero (…) uno de los compromisos precisamente es que eliminemos esta vieja figura para que todos podamos estar iguales ante la ley”, argumenta Luis Alberto Villarreal, coordinador de la bancada del PAN.

La bancada del PRI, en cambio, ha planteado que la figura no desaparezca del todo para garantizar que no haya un mal uso de la justicia contra los servidores públicos y estos puedan continuar en sus trabajos, aún y cuando enfrenten algún proceso en su contra.

"Lo que vamos a buscar es acotar el fuero, a fin de que la inmunidad no siga siendo impunidad y que todo legislador, al igual que cualquier ciudadano, pueda ser sujeto de un proceso penal, sin necesidad de vivir previamente un desafuero.

"Los legisladores que cometan algún delito, sean denunciados por algún delito, tendrán que comparecer como cualquier ciudadano ante las autoridades, no obstante sigan permaneciendo en calidad de diputados", señala Manlio Fabio Beltrones, coordinador de la bancada del PRI.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario