CONGRESO

Las leyes de telecom, listas para pasar al Pleno del Senado

Print Comments

Por Mauricio Torres  @mau_torres
   0 Comentarios

CNNMéxico. Después de tres meses de negociaciones entre las principales bancadas, las leyes secundarias de la reforma en telecomunicaciones quedaron aprobadas en comisiones del Senado mexicano, durante los primeros minutos de este jueves, y se prevé que se debatan en el pleno el próximo viernes.

La legislación quedó avalada en una votación dividida, por 25 votos a favor y cinco en contra.

El bloque que votó a favor estuvo integrado por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), su aliado tradicional, el Patido Verde Ecologista de México (PVEM), y una parte de los opositores partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD). Los cinco contrarios fueron panistas y perredistas.

Únicamente se votó en lo general porque el PRI, el PVEM y una parte del PAN acordaron que la discusión de artículos en lo particular se lleve directamente al pleno.

Las leyes deben reglamentar la reforma constitucional en la materia promulgada en 2013. Estos cambios constitucionales fueron entonces aprobados por consenso y, según argumentaron sus promotores, buscan combatir los monopolios y generar competencia entre las empresas del sector, para favorecer a los usuarios con mejores servicios.

Sin embargo, algunos senadores consideran que la legislación –que debía haberse avalado en diciembre– es contraria a la reforma constitucional.

El panista Javier Corral, de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, la describió como una "contrarreforma", argumentando que fomentará las prácticas monopólicas que tendría que evitar.

Como ejemplo citó que las leyes plantean que se declare preponderante a una empresa por sector –de radiodifusión o de telecomunicaciones–, en lugar de por servicios específicos.

"Se vacían los mandatos en la legislación secundaria en temas torales. El proyecto no confirma sólo la batalla ganada por las televisoras, confirma el fracaso del Estado para imponerse sobre los poderes fácticos", dijo Corral en tribuna.

"El título más regresivo del proyecto gubernamental es la ausencia de medidas efectivas para generar una mayor competencia, pluralidad y diversidad de medios, están ausentes los criterios y procedimientos para la desconcentración de frecuencias y reglas a la propiedad cruzada de medios", añadió.

Junto con Corral, los panistas Marcela Torres Peimbert, Pilar Ortega y Ernesto Ruffo Appel se pronunciaron en contra. De parte del PRD fue Alejandra Barrales, presidenta de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía.

En cambio, panistas como Javier Lozano, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, Fernando Torres Graciano, Jorge Luis Lavalle y Francisco Javier Cabeza de Vaca, así como perredistas como Zoé Robledo y Benjamín Robles, se manifestaron a favor.

"(Le legislación incluye) beneficios que no podemos regatear. Son beneficios que habrán de dibujar una nueva realidad para las telecomunicaciones y la radiodifusión en México", dijo Robledo en tribuna.

"No estamos satisfechos y yo creo que ningún legislador puede decir, jamás, que está satisfecho plenamente del contenido de una iniciativa. Sin ser esta la legislación ideal, es una mejor propuesta de la original", agregó.

Según los promotores de estas normas, medidas como la gratuidad en la portabilidad de un número telefónico –es decir, que una persona pueda conservarlo independientemente de la compañía con la que contrate el servicio– favorecerán a los usuarios.

Lee: 9 puntos para entender en qué va el debate de las leyes de telecom

Otros puntos de la legislación son las facultades del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para supervisar contenidos audiovisuales y las obligaciones de los concesionarios en materia de cooperación con las autoridades en tareas de seguridad y justicia.

Algunas de estas disposiciones –como la geolocalización en tiempo real de un teléfono celular o que las empresas guarden un registro de las comunicaciones de sus usuarios hasta por dos años– han generado polémica desde que el presidente Enrique Peña Nieto presentó sus iniciativas al Congreso, a finales de marzo pasado.

Incluso, un grupo de manifestantes, miembros de colectivos por los derechos digitales, protestaron durante la sesión que inició este miércoles. Exigieron leer un pronunciamiento pero fueron sacados del salón por personal de seguridad del Senado.

Para que las leyes secundarias sean aprobadas por el pleno del Senado se necesitan al menos 65 votos (la mitad más uno de los 128 posibles). El bloque PRI-PVEM tiene 61, y si se mantiene el respaldo manifestado por algunos legisladores del PAN y del PRD, alcanzará esa cifra.

Si la legislación es avalada por los senadores, aún tendrá que recibir el visto bueno de la Cámara de Diputados.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario