CONGRESO

Diputados: 6 días para cambiar 76 años de historia petrolera

Print Comments

Por Mauricio Torres  @mau_torres
   0 Comentarios

Las leyes secundarias en materia de energía arrancan este lunes una etapa crucial, en la que el Pleno de la Cámara de Diputados discutirá siete dictámenes —cuatro de ellos ya avalados por el Senado— que modificarán el marco jurídico que regula el sector desde la expropiación petrolera de 1938. 

Estos dictámenes incluyen 21 normas y parten de las iniciativas que el presidente Enrique Peña Nieto envió al Congreso el 30 de abril. Con ellos, se busca reglamentar la polémica reforma constitucional promulgada en diciembre de 2013, cuyo eje es abrir la industria mexicana a la inversión privada nacional y extranjera. 

Tanto la reforma a la Constitución como las leyes secundarias son impulsadas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN), primera y segunda fuerza en las cámaras, respectivamente. 

Por el contrario, estas propuestas son rechazadas por los tres partidos de izquierda —de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano—, los cuales consideran que estas medidas representan la entrega a particulares de los recursos energéticos del país y exigen que el tema se someta a una consulta popular. 

En el Pleno del Senado, la discusión de los cuatro primeros dictámenes tomó alrededor de 62 horas distribuidas en cinco días —del 17 al 21 de julio—, un periodo que los diputados estiman será más largo en la Cámara Baja, tanto por el mayor número de documentos a debate como por el mayor número de legisladores (500, cuando en la Cámara alta hay 128). 

Silvano Aureoles, coordinador de la bancada del PRD y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en la Cámara de Diputados, consideró que el proceso puede concluir el sábado 2 de agosto pero aclaró que puede extenderse aún más. 

Para agilizar la discusión, la Jucopo acordó que las reservas que los diputados tengan a cada dictamen se agrupen por temas, en vez de que sean presentadas de una en una. 

Este último procedimiento se siguió en reformas como las leyes secundarias de telecomunicaciones, cuando los opositores a la propuesta presentaron cientos de reservas —todas ellas rechazadas— en una sesión que superó las 20 horas. 

"Se ha aprobado un acuerdo que permite que esta discusión sea lo más amplia posible", dijo Aureoles a medios el pasado 22 de julio. 

"Lo que busca el acuerdo es ordenar el debate (...) Primero, ordenar que sea del mismo tema. Segundo, que no sea el monólogo que vimos durante la discusión de telecom, en donde subes y te desechan y así nos pasamos horas y horas", agregó. 

Hasta ahora, sin embargo, las bancadas no han llegado a un acuerdo sobre qué horarios tendrán las sesiones, ni sobre si se fijará una hora límite para la votación de cada dictamen en lo general y que entonces comience la discusión en lo particular, según legisladores consultados. 

En el Senado, los grupos parlamentarios acordaron iniciar cada sesión entre las 11:00 y las 12:00 horas y votar en lo general a las 19:00. Cada reunión del Pleno duró un promedio de 12 horas. 

7 dictámenes bajo la lupa

Los cuatro dictámenes avalados por el Senado incluyen las leyes de Hidrocarburos, de Industria Eléctrica, de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como de los órganos reguladores del sector. 

Por acuerdo entre los diputados del PRI y del PAN, tres de ellos se aprobaron en comisiones sin cambios, lo que implica que si el Pleno les da el visto bueno, serán enviados al presidente de la República para que los promulgue. 

El único en el que se han hecho modificaciones es en el de las leyes de Pemex y de la CFE. A propuesta del PRI y del PAN, la Cámara Baja perfila dar mayor autonomía presupuestal a ambas empresas, un cambio que obligaría a que el documento regrese al Senado para una nueva revisión. 

Los otros tres dictámenes —con las leyes de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, del Fondo Mexicano del Petróleo y de Ingresos sobre Hidrocarburos— llegaron a los diputados como cámara de origen porque se relacionan con el erario público. 

El más polémico es el de Presupuesto, pues plantea que el Estado asuma los pasivos laborales de Pemex y de la CFE, que en conjunto ascienden a 1.6 billones de pesos.

Si quedan avalados en la Cámara Baja, tendrán que ser remitidos al Senado, lo que se prevé ocurra entre el 1 y el 3 de agosto, según dijo el coordinador del PAN en la Cámara Alta, Jorge Luis Preciado, en un encuentro con medios el 21 de julio. 

La izquierda, por la consulta popular

La reforma energética y sus leyes secundarias son una de las principales apuestas del gobierno de Peña Nieto y del PRI, que las describen como medidas necesarias para modernizar la industria e impulsar el crecimiento económico del país.

"No se trata de una reforma para afectar o despojar a nadie, sino para consolidar al país como una potencia energética, promover el desarrollo y la competitividad de la industria nacional y tener precios accesibles de luz y gas natural", dijo el 24 de julio el coordinador de los diputados del PRI, Manlio Fabio Beltrones. 

En el mismo sentido, los legisladores panistas defienden su apoyo a la reforma argumentando que fue un cambio que su partido buscó en los 12 años que ocupó el gobierno federal, de 2000 a 2012. 

Para la izquierda, en cambio, estas medidas implican revertir la expropiación petrolera que decretó el entonces presidente Lázaro Cárdenas, así como un "despojo" para el país.

Por esa razón, tanto la dirigencia como los legisladores del PRD advierten que a pesar de que se prevé un triunfo de la mayoría PRI-PAN en las cámaras legislativas, buscarán que en 2015 el cambio se frene a través de una consulta popular. 

"No nos vamos a detener. Ellos, PRI, PAN, pueden ganarnos las votaciones en las cámaras de Senadores y Diputados, pero no nos van a ganar con la consulta popular. Habrá consulta en el 2015 y les vamos a ganar el 'no' a esas reformas en materia energética", dijo recientemente el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario