CONGRESO

Las leyes energéticas van por aval definitivo del Congreso

Print Comments

Por Mauricio Torres  @mau_torres
   0 Comentarios

Las leyes secundarias de la reforma energética, una de las principales propuestas del presidente Enrique Peña Nieto, están a un paso de concretarse en el Congreso de la Unión tres meses después de que el mandatario envió sus iniciativas a ambas cámaras.

Hasta ahora, sólo una de las seis minutas en la materia ha sido aprobada en su totalidad: la que contiene las reglas para los órganos reguladores del sector energético, que ya fue enviada a promulgación. 

Las cinco restantes llegan esta semana al Pleno del Senado de la República, luego de que la Cámara de Diputados las avaló entre el 28 de julio y el 2 de agosto. 

Tres de ellas —con las leyes sobre Hidrocarburos, de la Industria Eléctrica, y de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal Electricidad (CFE)— ya habían sido aprobadas por los senadores, pero debido a que recibieron modificaciones en la Cámara Baja, deben ser revisadas nuevamente. 

Las otras dos minutas, en tanto, tuvieron el recinto legislativo de San Lázaro como cámara de origen porque tocan temas energéticos relacionados con los ingresos del Estado. 

Si estos cinco documentos son avalados sin cambios, el Congreso podrá enviarlos a Peña Nieto para que los promulgue y puedan entrar en vigor, con lo que podría comenzar la apertura del sector energético a la inversión privada nacional y extranjera. 

Por el contrario, si alguno de ellos es modificado, tendrá que regresar a la Cámara de Diputados. 

Los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Acción Nacional (PAN), aliados en esta reforma, ya se declararon a favor de los cambios que hizo la Cámara Baja a las minutas sobre Hidrocarburos, Industria Eléctrica, y Pemex y la CFE. 

Incluso, los tres documentos ya fueron aprobados en comisiones de la Cámara Alta el viernes pasado, por lo que se prevé que se debatan en el Pleno este mismo lunes, en una sesión convocada para las 17:00 horas.

Para que reciban el aval definitivo, sólo necesitan de una mayoría simple (la mitad más uno de los senadores presentes). El PRI, el PAN, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal) superan ese requisito pues juntos suman 100 de los 128 votos posibles.

Los temas fiscales, pendientes

Las dos minutas fiscales, en tanto, serán discutidas en comisiones la mañana de este mismo lunes. 

Emilio Gamboa Patrón, líder de los senadores del PRI, dijo este sábado a medios que su bancada y la del PAN están revisando estos documentos, en especial el tema de que el Estado asuma una parte del pago de las pensiones de los trabajadores de Pemex y de la CFE. 

"Nos pidieron el tiempo necesario para analizarlo y estudiarlo, estuvimos de acuerdo. Es fundamental que los senadores y las senadoras tengan el tiempo de estudio con sus cuerpos técnicos, para que ya el lunes se empiece a manifestar cada uno", señaló. 

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), principal fuerza de la izquierda, se opuso a este tema en la Cámara de Diputados y sus senadores han advertido que también lo harán en la Cámara Alta, pues consideran que no es claro cómo esa deuda llegó hasta 1.6 billones de pesos. 

"Lo primero que tiene que informar Pemex es, uno, cuáles son sus pasivos, el monto y a qué obedecen cada uno de éstos, cuáles son de carácter financiero, cuáles son de carácter contractual con los trabajadores", dijo este sábado a medios el senador perredista Alejandro Encinas. 

"Tienen que aclarar, además, adónde fueron a parar las aportaciones que hace el sindicato o los trabajadores al fondo de pensiones, quién se quedó con esos recursos", agregó.

Desde que Peña Nieto propuso en 2013 reformar la Constitución para abrir el sector energético al capital privado, el PRD y los otros partidos de izquierda se han manifestado en contra de toda la propuesta argumentando que implicará entregar los recursos del país a particulares.

Han mantenido esa postura durante la discusión de las leyes secundarias y, ante las derrotas que han sufrido en las votaciones frente al bloque PRI-PAN, advierten que buscarán que el asunto se someta a una consulta popular en 2015.

Priistas y panistas, en tanto, niegan que la reforma energética y sus leyes reglamentarias signifiquen la privatización de los recursos energéticos, sino que afirman que estas medidas son necesarias para que la industria se modernice, sea más competitiva e impulse el crecimiento económico del país.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario