ENCUESTAS

Labastida y AMLO, los punteros en encuestas que no ganaron

Print Comments

Por Luis Everdy Mejía  @luis_everdy

Ser el candidato presidencial puntero en las encuestas durante los meses previos a la elección no garantiza la conquista de la "silla grande".

Si no lo creen, pregúntenle al excandidato priista a la Presidencia de México, Francisco Labastida Ochoa, quien no llegó a ser primer mandatario a pesar de ser el candidato mejor posicionado en las encuestas para suceder al expresidente Ernesto Zedillo en el año 2000. 

Según datos de Consulta Mitofsky, publicados este martes, Labastida poseía el 49% de la intención de voto de los mexicanos en el mes de enero de 2000, con una ventaja de 12 puntos sobre el segundo lugar de la contienda, el expresidente Vicente Fox Quezada, quien poseía 37% de las preferencias. 

De igual forma, Labastida Ochoa aventajaba con 37 puntos a Cuahutémoc Cardenas, candidato de la coalición Alianza por México (integrada por PRD-PT-Convergencia-PAS), quién poseía 12% de las preferencias electorales.

Como ya todos saben, el desenlace de la contienda electoral de aquél año favoreció al candidato del PAN con 43.5% de la votación nacional, 6.6 puntos más que el candidato priista. 

2006, la historia se repite

En la elección presidencial de 2006, el trago amargo fue para Andrés Manuel López Obrador, en aquél entonces candidato de la Coalición por el Bien de Todos (PRD-PT-Convergencia).

En el mes de enero de 2006, con 39% de la intención de voto, López Obrador poseía una ventaja de siete puntos sobre el ahora presidente, Felipe Calderón quién tenía 32% de las preferencias nacionales.

En tercer lugar, pero muy parejo con Felipe Calderón, el abanderado priista a la presidencia en 2006, Roberto Madrazo Pintado alcanzaba el 29% de la intención de voto en el mismo mes.

Sin embargo, el mes de julio de 2006 contó otra historia, ya que tras el cerrado escenario electoral, Felipe Calderón fue declarado ganador de aquella contienda, con el 36.9% de la votación total, apenas 0.56% mayor al porcentaje obtenido por López Obrador, quien obtuvo el 36.4% de los votos. 

Desde hace ya varios meses, el priista Enrique Peña Nieto se ha mantenido como el favorito de la población para ser el próximo presidente de México.

La última encuesta de Consulta Mitofsky señala que en el mes de enero de este año, el exgobernador del Estado de México posee el 50% de la intención de voto nacional efectiva.

Por su parte, con 22 puntos de desventaja, en segundo lugar aparece la precandidata del PAN, Josefina Vázquez Mota quien posee el 28% de las preferencias electorales efectivas, seguida por Andrés Manuel López Obrador, con 22%.

En este sentido, los 22 puntos de ventaja que posee el priista sobre el segundo lugar de la contienda representan un margen de ventaja mayor a los niveles registrados en enero de 2000 y 2006, en los cuales se observó que la distancia entre el puntero en las encuestas y el segundo lugar era de 12 puntos (en 2000) y siete puntos (en 2006). 

Por favor déjanos tu comentario