ENCUESTA DE ENCUESTAS

La historia de las encuestas electorales en México

Print Comments

Por Luis Everdy Mejía  @luis_everdy

Las encuestas electorales están de moda en la elección de 2012 gracias a los candidatos que presumen su ascenso, los que desconfían de ellas y las autoridades que escandalizan a otros al difundirlas, pero estas mediciones tienen más de 20 años de historia en el país.

Su origen se remonta a la década de los 30 en EU, cuando George Gallup, Elmo Roper y Archibal Crossley comenzaron a estudiar y documentar la opinión del electorado de forma sistemática en ese país, uno de los que más datos de este tipo generan hoy en día.

En México, el estudio de la opinión pública por medio de las encuestas comenzó a consolidarse a partir de la elección presidencial de 1988, que ganó el priista Carlos Salinas de Gortari, cuestionado por la oposición por un supuesto fraude electoral.

Las encuestas electorales cobraron importancia en el estudio de la política en ese entonces cuando la revista Este País y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) impulsaron la investigación cuantitativa.

En la década de los 90 aparecieron las agencias encuestadoras pioneras en el país: el Centro de Estudios de Opinión Pública, Opinión Profesional, MORI de México, Gabinete de Estudios de Opinión, el periódico El Nacional y el Centro de Estudios de Opinión de la Universidad de Guadalajara.

El interés por las encuestas en esa época se concentraba en algunas instituciones públicas y editoriales, entre las que se encontraba la Presidencia de la República, la revista Este País y los periódicos La Jornada y El Nacional.

Grupo Reforma fue el primer conglomerado nacional de diarios que estableció un departamento interno de investigación con encuestas en 1995, que actualmente dirige el politólogo Alejandro Moreno; el segundo fue El Universal, en 2001, dirigido por Carlos Ordoñez.

Entre los arquitectos de la industria de las encuestas electorales en el país están Miguel Basáñez, de Este País; Enrique Alduncin, de Alduncin y Asociados; Ulises Beltrán, de BGC Ulises Beltrán, y Rafael Jiménez, de la Presidencia de la República.

También Carlos Ordoñez e Ignacio Reyna, de El Universal; y Ana Cristina Covarrubias, de Covarrubias y Asociados, sin olvidar a una nueva generación de encuestadores, entre los que se encuentran Roy Campos, de Consulta Mitofsky; Francisco Abundis, de Parametría; Jorge Buendía, de Buendía y Laredo; Ricardo de la Peña, de GEA-ISA y María de las Heras, de Demotecnia, entre otros.

NACIMIENTO TARDÍO

Miguel Basáñez y Enrique Alduncin señalan en un artículo de la revista Este País, publicado en 2006, que el estudio de la opinión pública por encuestas fue tardío en México debido a una “inhibición” causada por el partido hegemónico y la fuerte tradición humanista que dominaba la enseñanza universitaria, la cual minimizaba la aplicación estadística en las ciencias políticas.

"En aquella época era difícil publicar encuestas”, señala Enrique Alduncin, “por ejemplo, en 1988, durante la elección de Salinas y Cárdenas, éramos presionados para no reportar resultados que dieran idea de las tendencias electorales en ese año (...) además, no teníamos la tecnología, el equipo de cómputo, ni la cartografía poblacional que existe en la actualidad", indicó.

El director general de Alduncin y Asociados considera que el reto actual de las agencias encuestadoras es la inducción de las encuestas por partidos políticos y el hecho de que algunos encuestadores se dejen corromper al reportar resultados de encuestas "a modo".

"Todos los encuestadores dicen que se basan en principio éticos como los de WAPOR y AAPOR; sin embargo, a final de cuentas hay algunos (no todos) que dejan de lado los principio éticos para publicar encuestas", indicó.

WAPOR (World Association for Public Opinión Research) y AAPOR (American Association for Public Opinion Research son asociaciones internacionales que congregan a la mayoría de agencias de opinión pública en materia electoral.

En 1933 nació en México la AMAI (Asociación Mexicana de Agencias de Investigación), que congrega a agencias de estudios electorales y estudios de mercado.

LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DE 2000 Y 2006

Siguiendo con el argumento de Basáñez y Alduncin, en el año 2000 el electorado se enfrentaba a información incierta  sobre encuestas electorales, ya que los periódicos (con excepción de Milenio, Reforma y El Universal)  publicaban las encuestas que les llegaban, ya fueran de propaganda política o  de resultados legítimos, además de reportar también resultados de los principales diarios del país. 

Seis años después, durante las cerradas elecciones presidenciales, la campañas tuvieron una gran cantidad de encuestas sobre preferencias políticas, muchas de las cuales fueron patrocinadas, realizadas y publicadas por distintos partidos políticos y medios de comunicación.

Según documenta Alejandro Moreno en un artículo del periódico Reforma, publicado en septiembre de 2006, hubo cinco empresas que realizaron más de seis encuestas públicas cada una entre enero y junio de 2006, ofreciendo las series más frecuentes durante las campañas

Grupo Reforma publicó ocho encuestas nacionales; El Universal, ocho encuestas; Demotecnia, para el periódico Milenio, ocho encuestas; Consulta-Mitofsky, para Televisa, siete encuestas; y GEA-ISA, para informes de prensa y Radio Fórmula, siete encuestas.

Además, señala Moreno en su artículo, las empresas Parametría y BGC Beltrán & Asociados publicaron cinco encuestas cada una en Excélsior y La Crónica de Hoy, respectivamente.

En esta etapa, el electorado se enfrentó nuevamente a la incertidumbre de resultados dispersos de encuestas electorales, emitidos por distintos actores políticos, situación que complicó el escenario postelectoral, ya que el cerrado resultado de los comicios fue objeto de duda para un amplio sector de la población.

LA INDUSTRIA DE LAS ENCUESTAS HOY

En la actualidad, existe un gran número de agencias de opinión pública en materia electoral y de estudios de mercado, algunas que publican sus encuestas en medios de comunicación y otras que se reservan los resultados por considerarlos información confidencial para sus clientes.

Entre la vasta oferta de agencias encuestadoras en México para realziar estudios electorales se encuentra Consulta Mitofsky, Parametría, Buendía y Laredo, GEA-ISA, Demotecnia, BGC Ulises Beltrán, Covarrubias y Asociados, Ipsos-Bumsa, Grupo Reforma, El Universal, Nodos, Lexia Consultores y Mercaei, entre otras casas encuestadoras.

La agencia Mercaei fue sujeta de críticas en días recientes ya que una encuesta realizada por dicha agencia y patrocinada por el PAN establece una reducida ventaja entre el aspirante del PRI a la presidencia, Enrique Peña y la panista Josefina Vázquez Mota, que contrasta con la mayoría de las encuestas publicadas recientemente.

En los últimos años, el aumento de la competencia electoral entre partidos en las entidades federativas del país trajo consigo también un aumento en la demanda por encuestas electorales en los estados.  

Las encuestas electorales que son respaldadas por medios de comunicación masiva han traído ventajas, considera Ulises Beltrán.

“Hemos ganado mucho con la existencia de las encuestas electorales de medios de comunicación, eso es muy importante y lo destaco porque hoy en día existen medios de comunicación que comprometen su nombre y su prestigio con la publicación de encuestas, así como encuestadores que nos comprometemos con los medios y que no tenemos clientes políticamente interesados, y ésas son las encuestas que importan en el proceso electoral”, dijo a ADNPolítico.com.

Además, el director de BGC puntualizó entre las ventajas la disponibilidad de información relevante para el elector y la certidumbre de los resultados electorales.

“En primer lugar, con las encuestas, la democracia gana información relevante para el elector, ya que sirven para tomar decisiones más informadas. Si tú sabes en qué lugar está tu candidato preferido puedes dedicarte a hacer proselitismo a su favor o, si no le ves posibilidad de ganar, puedes tomar una decisión estratégica distinta (…) además, dan transparencia, para evitar sorpresas en los resultados electorales”, afirmó el encuestador.

ADNPolítico.com, el portal de política de Grupo Expansión, lanzó en enero “Encuesta de Encuestas”, una herramienta que muestra todas las encuestas rumbo a la elección de 2012 hechas por agencias prestigiadas contratadas por medios de comunicación.

Por favor déjanos tu comentario