RECURSOS PÚBLICOS

Peña ordena recortar salarios y plazas en plan de austeridad

Print Comments
Califica el desempeño de este personaje a partir de esta nota:
Enrique Peña Nieto
Enrique Peña Nieto VER PERFIL
Promedio global

Por Imelda García  @ADNPolitico
   0 Comentarios

El presidente Enrique Peña Nieto publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un plan de austeridad para recortar plazas y reducir 5% el salario de los mandos superiores del Gobierno de la República.

El decreto de austeridad y disciplina presupuestaria -publicado este lunes en el DOF- prevé una “reingeniería” de las dependencias del sector público, con la desaparición de plazas “cuya existencia no tenga justificación”.

El plan establece medidas que buscan el uso eficiente, transparente y eficaz de los recursos públicos y las acciones de disciplina presupuestaria en el ejercicio del gasto público, así como para la modernización de la Administración Pública Federal.

En dicho decreto, que fue firmado por el titular del Ejecutivo el viernes pasado, se establece que todas las dependencias y organismos descentralizados del Gobierno de la República deberán ser objeto de una evaluación integral para detectar el mal funcionamiento y solucionarlo.

“Para lograr lo anterior, es necesario llevar a cabo acciones en dos vertientes: la primera, a través de ajustes inmediatos al gasto corriente de operación en las secretarías de Estado y entidades paraestatales y, la segunda, a través de un diagnóstico integral que identifique las duplicidades en las estructuras organizacionales y en los programas del gobierno, las áreas de oportunidad para mejorar procesos y la prestación de servicios y, en consecuencia, que se establezcan las acciones de mediano plazo para mejorar y modernizar el funcionamiento del Gobierno”, expone el texto del decreto.

Presentado por la Secretaría de Hacienda, el plan de austeridad presenta un grupo de ocho capítulos con más de 40 medidas específicas que deberán cumplirse; entre ellas, el despido de personal no necesario.

“Eliminar las plazas de mandos medios y superiores cuya existencia no tenga justificación”, es la tercer medida anunciada en el decreto.

La cancelación de plazas alcanzará también a aquellos puestos homólogos a los de estructura que no estén justificados.

Se establece también que se debe racionalizar la contratación de personal externo al que ya trabaja en las dependencias.

“Las dependencias y entidades se abstendrán de contratar personal eventual y por honorarios para funciones no sustantivas, salvo aquellos casos que, en los términos de las disposiciones aplicables, se autoricen de manera temporal para atender un incremento no previsto en las actividades de la respectiva unidad administrativa o área”, señala el artículo noveno del decreto.

César Camacho, presidente de la Fundación Colosio del PRI, ha señalado que el número de mandos superiores en el Gobierno Federal creció, entre el año 2000 y el 2012, un 127%, al pasar de 4,177 puestos directivos a 9,498, en las diversas dependencias.

El decreto establece también que debe incrementarse el uso de tecnologías de la información y disminuir el uso de vehículos oficiales, servicios de fotocopiado, telefonía, vigilancia, mensajería y hacer obligatorio el uso de medios electrónicos.

Además, se establece una revisión en los esquemas de arrendamiento de las dependencias federales y, en el caso de que se deban construir bienes inmuebles, se instruye a que sean sustentables para que propicien el uso eficiente de energía, la captación de agua de lluvia, el uso de paneles fotovoltaicos, con azoteas verdes e instalaciones inteligentes.

Y para reducir el gasto en viáticos y transportación, las dependencias deben promover la realización de conferencias remotas a través de internet y medios digitales.

Los ahorros derivados de la aplicación de estas medidas serán utilizados por las propias dependencias que los generen para eficientar y mejorar su desempeño.

La aplicación del plan de austeridad quedará en manos de la Secretaría de Hacienda, dependencia que deberá, a más tardar el 30 de enero de 2013, emitir los lineamientos para que cada Secretaría y órganos del gobierno realice su diagnóstico.

“El diagnóstico (...) deberá considerar las funciones sustantivas y administrativas que lleve a cabo la dependencia o entidad de que se trate e identificar las actividades y recursos asociados a las tecnologías de información y comunicación con las que se realizan dichas funciones, así como las unidades administrativas o áreas y el número de servidores públicos que participan en las mismas”, explica el decreto.

Este diagnóstico debe ser entregado a la Secretaría de Hacienda a más tardar el último día hábil de abril del 2013.

El proyecto de austeridad de cada dependencia deberá ser entregado a más tardar el último día hábil de agosto del próximo año; y será el último día hábil de noviembre de 2013 cuando las dependencias deben firmar los convenios para cumplir con las medidas establecidas para su mejor funcionamiento.

Las Secretarías y el resto de las dependencias deben informar trimestralmente sobre el avance en su reingeniería.

El Gobierno de la República decidió que el único sector que podría quedar fuera de estas medidas es el de seguridad nacional.

“El Consejo de Seguridad Nacional determinará las instancias específicas de seguridad nacional que, por la naturaleza de sus funciones, se podrán exceptuar de las medidas a que se refiere este Decreto”, se afirma en el texto.

En el decreto se establece que las acciones y los resultados serán informados “puntualmente” al Congreso de la Unión “en cumplimiento al deber del gobierno de rendir cuentas sobre el uso de los recursos que pertenecen a todos los mexicanos”.

Califica aquí el desempeño de Enrique Peña Nieto a partir de esta nota

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario