REFORMA EDUCATIVA

Diputados advierten que reforma permitirá cuotas escolares

Print Comments

Por Imelda García  @imegarcia
   0 Comentarios

Con la modificación a la Constitución asentada en la reforma educativa, podrían quedar asentadas “de facto” las cuotas escolares, desapareciendo con ello la gratuidad de la educación, de acuerdo con algunos diputados de la izquierda.

Julisa Mejía Guardado, diputada por el PRD, explicó a ADNPolítico.com que uno de los artículos de la reforma, donde se habla de autonomía de gestión de cada escuela deja abierta la posibilidad de que las escuelas puedan obligar a los padres de familia a dar recursos económicos a los planteles en caso necesario.

“Los padres van a tener que aportar más recursos, aparte de las cuotas que no están autorizadas, van a tener que aportar para que las escuelas mejoren. O van a tener a los maestros tocando puertas en las alcaldías o en los gobiernos estatales para que les arreglen sus escuelas pero esa es obligación del Estado de acondicionar las escuelas”, comentó Mejía Guardado en entrevista.

El inciso A de la fracción III del artículo transitorio V de la reforma aprobada por el Congreso de la Unión establece que se deben hacer las adecuaciones al marco jurídico para:

“Fortalecer la autonomía de gestión de las escuelas ante los órdenes de gobierno que corresponda con el objetivo de mejorar su infraestructura, comprar materiales educativos, resolver problemas de operación básicos y propiciar condiciones de participación para que alumnos, maestros y padres de familia, bajo el liderazgo del director, se involucren en la resolución de los retos que cada escuela enfrenta”, se lee en el texto aprobado de la reforma.

Para la perredista Julisa Mejía, además de la gratuidad de la educación, el texto pone en riesgo la labor educativa de los docentes y los directivos, pues deberán dedicarse a algo más que enseñar.

 “Si su escuela está en mal estado, van a tener que gestionar ellos ante los gobiernos municipales, estatales o ante quien tengan que hacerlo para arreglar la escuela. Ahí puede acabar la gratuidad porque entonces los profesores, ¿de dónde van a sacar recursos? ¿se van a convertir en gestores? ¿o gestores para quién?

“Está tan ambiguo que se presta para todo: para que los profesores sean gestores, para que se quite la gratuidad no en el documento, sino de hecho”, acusó Mejía Guardado.

En la última discusión en el pleno antes de su aprobación definitiva en la Cámara Baja, Ricardo Mejía Berdeja, diputado por Movimiento Ciudadano, subió el tema a la tribuna y advirtió que la reforma atenta contra la educación gratuita.

“De manera subrepticia, por la puerta de atrás, escondido en un transitorio, se está cometiendo esta monstruosidad que atenta contra el propio artículo 3 constitucional que señala, en su fracción IV, que toda la educación que imparta el Estado será gratuita”, expuso Mejía Berdeja.

El legislador acusó incongruencia del Partido Verde, que votó a favor de la reforma, a pesar de llevar implícita esa posibilidad.

En el mismo sentido se pronunció también Víctor Manuel Jorrín, otro diputado de Movimiento Ciudadano, quien explicó en tribuna cómo operaría quitar la gratuidad de facto a la educación.

“Abre la puerta para que los maestros puedan hacer una gestión y decirles: padres de familia, necesitamos crear un aula, necesitamos hacer un patio porque el gobierno no nos da el recurso, queremos un techado.

“Por lo tanto, para hacer esto, necesitamos gestionar ante ustedes que participen y la coperacha, la cuota es de tanto y aquí está su boletito para que usted pueda participar. Esto ya lo reglamenta, deja la puerta abierta, ése es el problema”, señaló Jorrín en tribuna.

El PVEM se defendió diciendo que se trata de una interpretación incorrecta, y acusó a Movimiento Ciudadano de llevar a un debate “fatuo” la discusión.

“Esta Legislatura en este primer periodo ha dado reformas impensables en la arena política, ha trascendido en una reforma laboral, ha planteado reglas y bases para la contabilidad gubernamental, para saber a dónde va cada peso que la nación dada para el gasto nacional.

“Y ahora colocan en el fatuo debate de que el asunto se constriñe al pago de cuotas de la educación, al fatuo debate porque no entienden de qué la reforma va al tercero de la Constitución federal y al artículo 73”, reclamó Tomás Torres, diputado del PVEM.

Fernando Belaunzarán, diputado del PRD, criticó también que se dé una mala interpretación a la reforma constitucional y aseveró que no habrá cobro en las escuelas porque sería una propia contradicción con el artículo 3, que establece la gratuidad de la educación.

 “Todos los niños tienen derecho a la educación gratuita, y por lo tanto, a ningún niño se le puede impedir tener educación y entrar a las aulas aunque no se pague la cuota”, expuso.

Otros diputados de izquierda también se manifestaron en contra de un posible cobro de cuotas y de la privatización de la educación.

La bancada de Nueva Alianza, partido cercano a la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, no trató el tema.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario