RECURSOS PÚBLICOS

Plan de austeridad en los estados ¿la solución a sus deudas?

Print Comments

Por Susana Moraga  @ShushaMoraga

Recorte de personal, reducción salarial para mandos medios y superiores o la eliminación de algunas prestaciones son parte de las medidas de austeridad que al menos 10 entidades y más de 20 municipios del país han puesto en marcha en el último mes para hacer frente a las deudas que arrastran.

Sin embargo, estas medidas son sólo de corte estético y no representan un ahorro real en las finanzas públicas, señalan especialistas.

"Son planes estéticos, no vemos realmente una revisión a fondo en la nómina, que permita a los estados y municipios realmente ahorrar", señala Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Gustavo López Montiel, investigador del Departamento de Estudios Jurídicos y Sociales del Tec de Monterrey, indica que una medida que sí permitiría mejorar las finanzas de municipios y estados, es aumentar la recaudación, pero el cobro de tenencia o demás impuestos no es atractivo.

"Los gobiernos municipales y estatales le han dejado a la federación toda la carga, no quieren cobrar más impuestos porque eso les resta votos a la hora de las elecciones y prefieren que la federación les mande recursos", asevera el investigador. 

Por lo menos administraciones de 10 entidades del país, han puesto en marcha un plan de austeridad para enfrentar los problemas de deuda que arrastran.

López Montiel señala que este tipo de disposiciones son de contención y que sólo permiten a las entidades tener solvencia momentánea.

"Estas medidas lo que tienden a hacer es a incrementar el flujo pero no resuelven el problema, no es suficiente como para generar grandes ahorros o generar impacto en el presupuesto en gran medida.

"Lo que ocurre con estas medidas es que hay menos gente contratada, menos prestaciones, en un momento particular, y por tanto hay más dinero disponible y esto permite solventar algunos gastos de operación, pero al final, cuando se estabiliza el problema, se vuelve a contratar a la gente y se vuelven a generar prestaciones y salarios”, indica.

Nuevo León es una de las entidades que ha implementado un plan de austeridad para atender la deuda de 46,952 millones de pesos que enfrenta, que de acuerdo con el reporte de la Secretaría de Hacienda del cuarto trimestre de 2012, es la segunda más alta del país después del DF, cuyo endeudamiento es de 58,773 millones de pesos. 

El gobierno estatal, encabezado por el priista Rodrigo Medina, anunció el pasado 20 de noviembre el recorte de 1,100 burócratas. Además de la reducción, del 5 al 15%, de los salarios del gobernador, secretarios, subsecretarios y directores, con el que se prevé un ahorro de 3,644 millones este 2013, lo que representa el 7.76% de su deuda.

Mientras que el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, informó el 3 de enero que también se reduciría el salario en un 5%, así como el de los funcionarios de nivel superior de su administración, para enfrentar la deuda estatal que asciende a 39,929 millones de pesos.

El mandatario priista dijo que espera un ahorro de 700 millones de pesos este año, equivalente al 1.75% de sus obligaciones financieras.

Villarreal indica que los gobernadores y alcaldes han dejado al Gobierno federal la obligación de recaudar recursos, mientras que sus administraciones han optado por endeudarse en lugar de mejorar el cobro de impuestos locales para obtener fondos.

"Sabemos que pagar impuestos es tremendamente impopular y eso es en México y en cualquier lugar del mundo, pero en general la tenencia es un impuesto con buenas características, es difícil de evadir y terminas por lo general gravando más a quien más tiene, y quitar uno de los pocos instrumentos de recaudación, es un error", menciona.

En Sonora, el gobernador Guillermo Padrés redujo un 30% su sueldo y el de secretarios y subsecretarios de su administración para lograr un ahorro de 378 millones de pesos y hacer frente a los 15,105 millones que adeuda, lo que equivale al 2.5% de sus pasivos.   

Para Miguel Cervantes, jefe del Departamento de Teoría Económica y Economía Pública de la UNAM, la medida más importante que se debe implementar es controlar la deuda pública y establecer niveles permitidos de déficit a nivel municipal y estatal. 

Advierte que es urgente que se mejore la rendición de cuentas y la transparencia de las finanzas públicas, y la contabilidad gubernamental.

"La forma en cómo se reporta la contabilidad gubernamental, ahí está el elemento central, lo otro es establecer niveles de endeudamiento.

"El problema se debe resolver de origen; un gobierno, y todavía un gobierno municipal que va a estar sólo cuatro años, no le importa el tamaño de la deuda que quede porque no será algo que deba pagar, por lo tanto tiene incentivos para hacerlo”, considera.

 

10 ESTADOS Y SUS PLANES:

Colima (PRI)

La administración de Mario Anguiano prevé un ahorro de 10 millones de pesos con el despido de 250 burócratas y de 189 empleados temporales; se suspende además el 80% de los teléfonos celulares asignados a funcionarios.

Morelos (PRD)

El gobierno de Graco Ramírez quiere ahorrar 120 millones de pesos. Se estableció la reducción de gastos en recursos materiales, servicios generales, servicios personales y recursos financieros

Sonora (PAN)

El gobernador Guillermo Padrés planea ahorrar 378 millones decretando una reducción del 30% del salario del gobernador, secretarios, subsecretarios, directores y jefes de área. 

Nuevo León (PRI)

Con el despido de 1,100 burócratas y la reducción del 5 al 15% en el sueldo del mandatario y mandos superiores y medios, el mandatario estatal, Rodrigo Medina prevé ahorrar 3,644 millones. 

Chihuahua (PRI)

El gobernador César Duarte informó que se reduciría su salario un 10%, así como el de funcionarios de primer nivel y asesores, para ahorrar 1,000 de pesos este año. También se anunció la venta de una cuarta parte de la flotilla vehicular del Gobierno.

Chiapas (PRI-PVEM)

El mandatario Manuel Velasco se redujo el 50% de su salario, también sus secretarios y los funcionarios del Congreso local, con el fin de alcanzar un ahorro de 360 millones este año.

Estado de México (PRI)

La entidad, encabezada por Eruviel Ávila, pretende un ahorro de 700 millones de pesos con la reducción del 5% en salarios de mandos superiores y la eliminación del servicio de telefonía celular.

Querétaro (PRI)

Este año el gobierno de José Calzada Rovirosa busca ahorrar 125 millones de pesos; prevé sacar de circulación 300 vehículos de la flotilla estatal, congelar plazas y disminuir el uso de celulares.

Yucatán (PRI)

En octubre pasado, el gobernador Rolando Zapata Bello, puso en marcha 15 medidas para ahorrar 150 millones de noviembre a diciembre de 2012, entre éstas se estableció limitar el gasto en telefonía celular, y gasolina para funcionarios y reducir el gasto en publicidad y difusión.

Zacatecas (PRI)

El mandatario Miguel Alonso Reyes anunció que su salario y el de funcionarios de primer nivel se reducirá un 10%. Prevé un ahorro de 315 millones de pesos. 

Por favor déjanos tu comentario