TAUROMAQUIA

¿Se terminarán las corridas de toros en el Distrito Federal?

Print Comments

Por Imelda García  @imegarcia

Las reformas al Código Penal del Distrito Federal que castigan el maltrato animal y que fueron publicadas este miércoles no terminarán con las corridas de toros, señalaron especialistas a ADNPolítico.com.

El jurista Francisco Burgoa explicó que, a pesar de que quedó tipificado el delito de maltrato animal en la normatividad capitalina, la tauromaquia puede continuar realizándose por una excepción contenida en la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal.

“Las reformas que se publicaron van a establecer sanciones a personas que estén causando lesiones evidentes a los ‘animales no humanos’, que pongan en peligro su vida o que les provoquen la muerte.

“Sin embargo, no se dice en el Código Penal qué se debe entender por ‘maltrato’ o ‘conducta cruel’ y para eso nos remiten a la Ley de Protección a los Animales; y si revisamos esa Ley hay un artículo donde se establece que quedan exceptuadas algunas actividades, entre las que están las corridas de toros”, mencionó en entrevista.

Efectivamente. El artículo 25 de la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal establece las formas de maltrato que están sancionadas por la ley y, en los dos últimos párrafos, incluye los casos en los que no aplica.

“Quedan exceptuadas de las disposiciones establecidas (...) las corridas de toros, novillos y becerros, así como las peleas de gallos, las que habrán de sujetarse a lo dispuesto en las leyes, reglamentos y demás ordenamientos jurídicos aplicables”, dispone la ley.

Este miércoles fueron publicados en la Gaceta Oficial del Distrito Federal los cambios al Código Penal que establecen castigos para quienes maltraten a los animales, los cuales van desde multas hasta prisión en los casos más graves.

Con estas modificaciones, se impondrá una pena de seis meses a dos años de prisión a quienes realicen “actos de maltrato o crueldad” y causen lesiones evidentes al animal, sin que pongan en riesgo su vida. Si se pone en riesgo su vida, la sanción aumenta a tres años de cárcel.

Si el animal muere por estos maltratos o tratos crueles, el castigo será de dos a cuatro años de prisión; y si se utilizaran métodos que provoquen sufrimiento, serán seis años de cárcel.

Leonora Esquivel, presidenta de la organización AnimaNaturalis capítulo México, consideró que las reformas que penalizan el maltrato animal son un avance para la defensa de los derechos de los animales, aunque reconoce que no terminarán con esta situación.

“Aunque estos cambios protegen por ahora sólo a animales domésticos, es un primer paso hacia una legislación que proteja también a los demás animales, sobre todo aquellos que son usados en espectáculos y que hasta ahora no hay ningún ordenamiento que vele por ellos.

“Esta ley es incoherente porque excluye a animales utilizados en la tauromaquia, que es una ‘fiesta’ de tortura y muerte, o los circos, y eso debe modificarse”, señaló en entrevista.

El próximo domingo, AnimaNaturalis y otras organizaciones protestarán en el Monumento a la Revolución contra la realización de corridas de toros. Se prevé que los activistas se desnuden y pinten sus cuerpos de rojo, simulando sangre.

“No es un tema que sólo involucre el maltrato a los animales. En un país y una Ciudad aquejados por la violencia, como es México, no podemos permitir más violencia y más sangre en espectáculos, y hacer de esto un arte o una tradición”, consideró Esquivel.

Jesús Sesma, diputado local del PVEM en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y uno de los promotores de esta iniciativa, presentó en octubre pasado otra propuesta para prohibir las corridas de toros en la capital del país.

El legislador plantea modificaciones a la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos en el Distrito Federal, para eliminar a las corridas de toros como actos públicos permitidos por la ley.

“Dicho espectáculo está basado en la tortura, el dolor y el ensañamiento con el toro, así como en el desprecio hacia los derechos de los animales. Además transmiten valores negativos a la sociedad, tales como el uso injustificado de la violencia, el disfrute con la tortura y el maltrato animal”,  argumenta Sesma en su exposición de motivos.

Dicha iniciativa se encuentra en discusión en comisiones en la ALDF.

Por favor déjanos tu comentario