GOBIERNO

¿Cómo reaccionó Peña Nieto ante la explosión en Pemex?

Print Comments

Por Susana Moraga e Imelda García  @ADNPolitico

El presidente Enrique Peña Nieto enfrenta su primera emergencia como mandatario del país ante la explosión en las oficinas centrales de Pemex que ha dejado al momento 33 personas fallecidas.

Poco antes de las 16:00 horas de este jueves, ocurrió una explosión en el edificio B2, contiguo a la Torre de Pemex en la Ciudad de México. Pero desde ese momento, ¿cómo ha sido el manejo de crisis por parte del Gobierno de la República?

La primera información oficial que se dio fue a través de la cuenta de Twitter de Pemex (@pemex), a las 15:58 horas, donde se señalaba que como medida de prevención ante una falla en el suministro de energía, el inmueble estaba siendo desalojado.

La red social se volvería, en las primeras horas, el principal medio por el cual el gobierno estaba difundiendo todos los datos del siniestro.

Por parte del Gobierno de la República, fue a las 17:37 horas cuando el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong (@osoriochong), informó también a través de la red social que estaban atendiendo lo sucedido.

La primera información que se difundió sobre posibles víctimas de la explosión fue a las 18:23 horas por parte de @pemex, al confirmar la muerte de 14 personas y 80 más lesionadas, datos que el secretario de Gobernación replicaría por el mismo medio a las 18:53 horas.

El presidente Enrique Peña Nieto también hizo uso de su cuenta de Twitter (@EPN) para transmitir su primer mensaje sobre el suceso, a las 18:16 horas comentó que “elementos de rescate y seguridad de PEMEX trabajan con las autoridades del DF para auxiliar a los heridos y al personal”, y agregó que ordenó implementar los protocolos de rescate e investigación.

El mandatario continuaría publicando mensajes, en total durante la tarde y noche del jueves comentó en 15 ocasiones, informando sobre sus acciones en referencia al incidente. Ese día, Peña Nieto acudió a la zona siniestrada para supervisar personalmente las acciones de rescate, de la misma forma visitó a los heridos que habían sido trasladados al Hospital de Pemex Azcapotzalco; en ambas, dio declaraciones a los medios de comunicación, en las cuales expresó su solidaridad y apoyo a los afectados.

Por parte del titular de la Segob, quien quedó a cargo de atender el incidente por orden del presidente de la República, tuiteó en total 5 veces en la tarde y noche del jueves, en las cuales fue actualizando la cifra de muertos y heridos, así como otorgando el teléfono de Locatel para que familiares de las víctimas pidieran información.

A las 22:00 horas ofreció una conferencia de prensa a los medios de comunicación, desde la zona donde ocurrió la explosión, donde indicó que el número de muertos era ya de 25.

Por parte de Pemex, fueron emitidos hasta las 24:00 horas 22 tuits en los que se informaba las acciones que se estaban tomando en el momento, las primeras listas de nombres de las víctimas y replicando los mensajes de los funcionarios federales.  Emilio Lozoya, director de Pemex y quien se encontraba de gira en Corea, informó a las 20:10 horas que regresaba de emergencia para atender este incidente.

Para Jesús Meza Lueza, especialista en imagen política del Tecnológico de Monterrey, la reacción del Gobierno peñista ha sido inadecuada al no informar con claridad, y desde un inicio, lo que sucedía en el inmueble lo que provocó que familiares de los trabajadores desconocieran durante varias horas el lugar donde habían sido trasladados los heridos.

E incluso, indicó, esto dio pie a que se generaran especulaciones sobre las causas que pudieron originar el siniestro.

“Sí ha faltado una comunicación más efectiva basada en datos concretos; el gobierno dice que no hay que crear especulaciones pero sino dan información oficial contundente, obviamente eso se presta a más especulaciones”.

Meza Lueza consideró que si bien es importante que el presidente Peña Nieto haya acudido tanto al lugar de los hechos como a visitar a los heridos, la Presidencia ha dado más atención a la parte emocional dejando de lado una función primordial del mandatario que es brindar información precisa sobre lo ocurrido.  

“Claro que es muy importante manejar y cubrir el aspecto emocional y que la gente vea que se preocupa por los deudos y que hay empatía por los familiares así como con los heridos, pero eso no debe ser mayor a lo otro porque entonces viene en corto o largo plazo en detrimento de la función principal que debe realizar el presidente”, mencionó.

La mañana del viernes, el director de Pemex ofreció una conferencia de prensa en la cual indicaba que la cifra de muertos aumentó a 32, sin embargo luego de la conferencia, Lozoya declaró que todo parecía indicar que se trataba de un accidente, aunque dijo que no se descartaba ninguna línea de investigación.

El académico del Tec de Monterrey consideró como un error las declaraciones del titular de Petróleos Mexicanos.

La declaración de Emilio Lozoya (director de Pemex) que dice que todo apunta a que fue un accidente se presta a más especulaciones porque si él no tiene los datos precisos también es una especulación lo que él está diciendo y abona a la serie de rumores que se están dando”, señaló.

El viernes, el presidente Enrique Peña Nieto visitó a los heridos que se encontraban en el Hospital Pemex Picacho. Ese día publicó tres tuits en los que informaba que por el luto que vivía el país decretaba tres días de duelo nacional, por lo que se acordó el izamiento de la Bandera Nacional a media hasta el 2, 3 y 4 de febrero.

El procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, ofreció una conferencia de prensa para anunciar que se estaban llevando a cabo los peritajes para encontrar la causa de la explosión y que estaban a cargo de la Procuraduría, Policía Federal, la UNAM y expertos extranjeros. El mismo día Osorio Chong, secretario de Gobernación, confirmó a través de Twitter, que la cifra de muertos ya era de 33.

Juan Ibarrola, consultor en manejo de crisis de comunicación e imagen, considera que el gobierno reaccionó tarde al priorizar la información a través de redes sociales y no a través de un vocero que diera pormenores vía los medios de comunicación.

Señala que si bien fue positivo que el presidente de la República acudiera a la sede de Pemex, a su vez esto fue contraproducente al retrasar la información sobre el número de víctimas y heridos.

“Sí se crea una imagen de fortaleza llevando al presidente directamente al lugar, pero detuvo la comunicación social, el hecho de que hasta que llegara el presidente se empezara a dar información, eso estuvo mal, estamos hablando de un edificio donde trabajan 10,000 personas y te habla de 10,000 familias que están preocupadas sobre qué pasó con sus familiares que trabajan ahí.

“Si Pemex hubiera dado una respuesta de inicio, que tiene la capacidad para hacerlo, y después se da más información con el presidente, hubiera sido más rápido y no creas especulación”, sentenció.

… Y LEGISLADORES APLAUDEN RESPUESTA DE AUTORIDADES ANTE TRAGEDIA

Legisladores de todas las bancadas coincidieron en que el manejo de la crisis por parte de las autoridades fue adecuado, aunque pidieron que las acciones siguientes se manejen con total transparencia.

Carlos Aceves del Olmo, diputado por el PRI, consideró que el hecho de que tanto el presidente Enrique Peña Nieto como el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, hayan acudido al lugar de los hechos habla de una coordinación y envía un mensaje de unidad a la sociedad.

“El presidente de la República tomó el asunto en sus manos desde un principio y tenemos plena confianza en que van a aclarar de qué se trata; yo aplaudo el hecho de que el doctor Mancera haya estado ahí con toda su gente y el presidente, con gran parte de su gabinete.

“Yo vi al secretario de Gobernación en mangas de camisa desde que empezó el evento hasta altas horas de la noche”, comentó Aceves en entrevista.

En el mismo sentido se pronunció Manuel Bartlett, senador por el PT, quien señaló que ha sido atinado dar prioridad a las víctimas.

“Hasta ahorita están cumpliendo con su responsabilidad, han estado atentos, han estado presentes todas las autoridades, han prometido hacer una investigación a fondo, han atendido prioritariamente a los deudos, a los heridos, eso es correcto. Lo que importa es lo que sigue”, apuntó el legislador.

Silvano Aureoles, coordinador de la bancada del PRD en la Cámara de Diputados, recalcó que la actuación del Gobierno debe darse con toda responsabilidad para evitar lo que ya está ocurriendo: que la población comience a especular sobre el tema.

“Para evitar especulaciones yo creo que es una responsabilidad del gobierno y he visto que han estado oportunamente dando la información, ahora hay que esperar, desde luego, lo más importante ahora es atender a la gente lastimada”, expuso el legislador del sol azteca.

Diputados y senadores de las tres principales bancadas dieron su voto de confianza a las autoridades de la Procuraduría General de la República para que se esclarezca el caso a la brevedad.

“Yo le doy un voto de confianza al personal de Pemex, a la autoridad correspondiente, PGR, a la autoridad del Distrito Federal que también tiene injerencia en el asunto para que nos den el dictamen y el reporte de lo que sucedió y a partir de ahí nosotros tomar en consideración el informe para en su momento actuar en consecuencia”, expresó Juan Bueno Torio, diputado por el PAN.

Por favor déjanos tu comentario