TEXTO ÍNTEGRO

Íntegro: Carta de renuncia de Sergio García Ramírez al IFE

Print Comments

  @ADNPolitico
   0 Comentarios

NOTA DEL EDITOR: Sergio García Ramírez envió su carta de renuncia al cargo de consejero electoral al presidente del Consejo General del IFE, Leonardo Valdés Zurita.

En la misiva, fechada el 1 de febrero, el aún integrante del Instituto Federal Electoral (IFE) pide la opinión del consejero presidente sobre la fecha adecuada para hacer efectiva su dimisión, y propone un plazo de entre un mes y un mes y medio.

A continuación te presentamos el escrito íntegro.

***

México, 1 de febrero de 2013

Sr. Dr. Leonardo Valdés Zurita,

Consejero Presidente del Instituto Federal Electoral,

Presente.

 

Apreciable Consejero Presidente:

En diciembre de 2011 recibí la invitación del señor Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, correspondiente a la anterior Legislatura, para formar parte del Consejo General del Instituto Federal Electoral, si así lo acordaba dicha Cámara. En esa invitación coincidieron los coordinadores de las fracciones parlamentarias que participarían en la elección de los nuevos consejeros electorales. Lo recuerdo con estimación y reconocimiento.

Quienes me hicieron el honor de invitarme se sirvieron comentar conmigo la demora que se había presentado, a lo largo de más de catorce meses, en la integración completa del Consejo General, así como la inminencia de la etapa más intensa y delicada del proceso electoral.

En esta situación consideré pertinente y debido aceptar la invitación que se me hacía, separándome temporalmente de las actividades que entonces desarrollaba. En mis conversaciones con el Presidente de la Junta de Coordinación Política y con los coordinadores de las fracciones mencioné el propósito de asumir esta honrosa encomienda durante cierto tiempo, que desde luego comprendería el proceso electoral mismo. Una vez formalizado mi nombramiento, informé a usted sobre este particular.

Al cabo de un año, en diciembre de 2012, me permití recordarle mi decisión de separarme del cargo de consejero electoral, según lo previsto en diciembre de 2011. Asimismo, le hice saber que antes de dar cualquier paso en este sentido lo haría saber, por razones de respeto y cortesía, al señor Presidente de la Junta de Coordinación Política en la actual Legislatura de la Cámara de Diputados. Así lo hice en los primeros días de enero de este año. Agradezco al señor Presidente de la Junta la atención que me brindó.

Una vez formulada la manifestación referida, informé a mis colegas consejeros electorales, cuya comprensión reconozco. Posteriormente hice pública mi decisión.

En virtud de lo anterior, me permito presentar por este medio mi renuncia al cargo de consejero electoral, que le ruego hacer del conocimiento de la Cámara de Diputados en la forma que proceda.

He elegido esta fecha, que es significativa para mí, como cierre del ciclo que inicié hace más de un año, en los términos planteados y acordados desde un principio. Es mi dese colaborar del mejor modo a mi alcance para que esta separación no altere el trabajo del cuerpo directivo al que tengo el privilegio de pertenecer. En tal virtud, me permito solicitar un punto de vista sobre la fecha, a partir de hoy, para hacerla efectiva: ¿un mes? ¿un mes y medio? Creo que este lapso podría resultar adecuado y útil para el relevo que determine, en su caso, la autoridad que hará la nueva designación.

Me valgo de esta oportunidad para reiterar que considero un gran honor haber servido, en la medida de mis fuerzas, a las tareas que desarrolla el Instituto Federal Electoral. Creo que este organismo cumple con integridad y acierto sus atribuciones constitucionales y contibuye con la mayor dignidad al progreso democrático de México.

Quiero hacer la más destacada referencia a las consejeras y consejeros electorales, a los consejeros del Poder Legislativo, a los representantes de los partidos políticos y, señaladamente, a los funcionarios y colaboradores de los sectores central y desconcentrado del Instituto, que me dispensaron un trato cordial y generoso, y a las eficientes asesoras y asesores que estuvieron a mi lado con excelente disposición. Tengo la fortuna de haber sido testigo y acompañante del esfuerzo de todos, que respeto y admiro.

Señor Presidente:

Agradecido por su atención de siempre y por la amistad con que me ha favorecido, a la que correspondo, quedo atento a las consideraciones que se sirva formular y a la tramitación que tenga a bien acordar.

 

Sergio García Ramírez

***

Si quieres ver la carta en PDF, haz click aquí para la primera parte y aquí la segunda página.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario