#ElbaEstherGordillo

La mitad de los gobernadores, amigos electorales de Gordillo

Print Comments

Por Imelda García  @imegarcia

Recibe diario las noticias de ADNPolítico en tu mail. Da clic y mándanos tu correo o suscríbete aquí


La red de influencia de Elba Esther Gordillo alcanza a la mitad de los gobernadores mexicanos a través de Nueva Alianza, el partido que la maestra fundó en 2005 y con cuyo apoyo ganaron sus elecciones 16 de los 32 mandatarios estatales.

El partido Nueva Alianza fue fundado por Gordillo después de romper con Roberto Madrazo, entonces presidente nacional del PRI, y salir de ese instituto político.

En coalición con Nueva Alianza fueron electos los actuales gobernadores de Aguascalientes, Carlos Lozano de la Torre; de Baja California, José Guadalupe Osuna Millán; de Campeche, Fernando Ortega Bernes; de Chiapas, Manuel Velasco Coello; de Chihuahua, César Duarte Jaquez; de Coahuila, Rubén Moreira Valdez; de Colima, Mario Anguiano Moreno; de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, y de Hidalgo, Francisco Olvera.

También llegaron al poder en coalición con Nueva Alianza Eruviel Ávila Villegas, gobernador del Estado de México; Roberto Sandoval Castañeda, de Nayarit; Rafael Moreno Valle, de Puebla; José Calzada Rovirosa, de Querétaro; Roberto Borge Angulo, de Quintana Roo; Egidio Torre Cantú, de Tamaulipas, y Miguel Alonso Reyes, de Zacatecas.

“Nueva Alianza es el partido con quien todos buscan aliarse”, dijo al diario Reforma a principios de febrero Luis Castro Obregón, presidente nacional de ese partido.

“Aunque digan lo contrario en público, en realidad con ningún partido tenemos enfriamiento”, aseguró.

Nueva Alianza se identifica como el partido de los maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, gremio presidido por Gordillo que cuenta con más de 1.6 millones de afiliados, según cifras de la propia agrupación.

Gordillo detenida este martes por la Procuraduría General de la República, acusada de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

De todos los gobernadores, la relación más estrecha es la que Gordillo sostiene con Rafael Moreno Valle, mandatario de Puebla, quien asumió el cargo en el 2011, y con quien convive desde el 2003, tiempo en que ambos fueron compañeros de la bancada priista en la Cámara de Diputados.

La lideresa magisterial estuvo presente en la toma de protesta del gobernador poblano, así como en sus dos informes de labores. En el más reciente, celebrado apenas el 15 de enero pasado, Moreno Valle incluso tomó una pausa en su discurso para agradecer a Gordillo Morales.

"Agradezco a Elba Esther Gordillo y a Juan Díaz de la Torre por el apoyo que nos han brindado para contar con una mejor edudación en nuestro estado”, dijo el mandatario estatal, en tiempos en que la reforma educativa era el centro del debate de la política nacional.

AMIGOS, FAVORITOS, ALIADOS, FAMILIARES...

Elba Esther Gordillo también ha tenido cercanía con otros mandatarios estatales en el pasado, como Juan Manuel Oliva, exgobernador de Guanajuato; Humberto Moreira Valdez, exgobernador de Coahuila y expresidente nacional del PRI, y hasta Marcelo Ebrard Casaubón, exjefe de Gobierno del Distrito Federal.

La Maestra nunca dudó en mostrar su simpatía por Ebrard. En julio del 2011, en una entrevista con el diario español El País, la lideresa magisterial confesó que el entonces Jefe de Gobierno capitalino era su favorito en la carrera presidencial.

“Sé que por mi mala fama tengo que tener cuidado al apoyar a tal o cual candidato, que si digo que este país necesita ahora un gran pacto y que el candidato que más me gusta es Marcelo Ebrard, tal vez podría estar perjudicando al señor”, reconoció en aquella entrevista.

Tal postura fue criticada hasta por los aliados de Ebrard Casaubón. Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, dijo en aquella ocasión que Elba Esther le había dado “el beso del diablo” al entonces jefe de Gobierno del DF.

Otro personaje allegado a Elba Esther Gordillo es Roberto Campa Cifrián, quien actualmente es funcionario del gobierno federal como subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, perteneciente a la Secretaría de Gobernación.

El acercamiento entre ambos personajes se dio en 2003, cuando ambos formaron parte de la bancada del PRI en la Cámara baja; después del rompimiento de la lideresa sindical con Roberto Madrazo, entonces presidente nacional del PRI, Campa fue vocero del TUCOM –"Todos Unidos Contra Madrazo"-, frente conformado contra la candidatura presidencial del priista tabasqueño.

En 2006, el recién creado partido Nueva Alianza postuló a Campa como su candidato presidencial; fungió después como secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, nombrado por el expresidente Felipe Calderón.

Miembros de su familia también tienen posiciones en lugares estratégicos de la política. Su hija Mónica Arriola Gordillo ocupa un escaño en el Senado, el único que posee Nueva Alianza; su nieto René Fujiwara Montelongo posee una curul en la Cámara de Diputados.

Y aunque ya no se encuentran en funciones, su otra hija, Maricruz Montelongo Gordillo, fue diputada durante la LVIII Legislatura, y su esposo Fernando González Sánchez, yerno de Gordillo, fue subsecretario de Educación Básica la mayor parte del sexenio pasado.

En el 2012, González Sánchez buscó una senaduría por el estado de Sinaloa; sin embargo, no obtuvo la candidatura.

Recibe diario las noticias de ADNPolítico en tu mail. Da clic y mándanos tu correo o suscríbete aquí

Por favor déjanos tu comentario