REFORMAS

PRI da un giro de 180 grados: quita 'candados' a IVA y Pemex

Print Comments

Por Imelda García  @ImeGarcia

Recibe diario las noticias de ADNPolítico en tu mail. Da clic y mándanos tu correo o suscríbete aquí.


El PRI dio un giro de 180 grados en su postura sobre el IVA en alimentos y medicinas, así como la participación del capital privado en el sector petrolero, luego de que quitó de sus estatutos los "candados" que mantenían estos temas como tabú.

Con los cambios en sus documentos básicos, los gobernantes y legisladores priistas tienen luz verde para proponer o discutir estos temas sin impedimento estatutario, que fue uno de los argumentos que durante los años de gobiernos del PAN usaron para oponerse a estas iniciativas desde la oposición.

Dicha reforma partidista se da luego de que el triunfo electoral de Enrique Peña Nieto regresó al tricolor a Los Pinos, dejando detrás 12 año de ser oposición, tiempo durante el cual el partido tuvo que reconstruirse para recuperar el poder presidencial.

El mandatario federal enfatizó la labor política de los priistas cuando no gobernaron al país.

“Cuando hubo alternancia, (el PRI) supo ser una oposición responsable. Lejos de lamentarse, el PRI trabajó para levantarse”, afirmó Peña Nieto este domingo.

El presidente asistió a la XXI Asamblea Nacional del PRI -donde estos cambios fueron concretados-, y celebró la decisión de los delegados.

La reforma al Programa de Acción, Estatutos, Estrategias y Declaración de Principios del PRI -documentos en los que se basa la doctrina y acciones de los militantes de ese partido- tranforma la idea que de sí mismo tiene el partido.

En la anterior Asamblea, realizada en 2008, el PRI se definía como un partido de oposición con una clara tendencia a ser “el transformador de México”.

Para 2013, el PRI se constituye como coadyuvante en la labor de gobierno, en el contexto de un "Estado eficaz”. El actual Programa de Acción priista contiene las líneas básicas del programa de gobierno de Peña Nieto.

La aprobación de los cambios se realizó a mano alzada, en un evento al que asistieron más de 15,000 personas pero sólo 4,200 eran delegados con derecho a voto. La presentación de los resultados y la votación se llevó a cabo en menos de 40 minutos.

YA LO PASADO, PASADO...

Los actuales documentos básicos priistas avalan medidas económicas que fueron planteadas durante los 12 años de gobiernos panistas, pero que no recibieron el apoyo del tricolor.

Entre los principales cambios a los documentos básicos, destaca la posibilidad de que los priistas puedan aprobar el cobro generalizado del IVA, incluyendo alimentos y medicinas, y de permitir la entrada de capital privado en algunos sectores de Pemex.

En materia de impuestos, el cambio consistió en la eliminación de la frase “El PRI defiende la economía popular y no aceptará la aplicación del IVA en alimentos y medicinas”, que se encontraba en el numeral 154 de su Programa de Acción desde hace 18 años.

La eliminación de esa frase supone que los priistas estarán en libertad de proponer y discutir el tema, de cara a la reforma hacendaria anunciada para este año.

Esta nueva postura contrasta con la que el PRI tuvo en 2001 y 2003, cuando el entonces presidente Vicente Fox Quesada propuso generalizar el cobro del IVA en medicinas y alimentos.

En 2009, el tricolor tampoco apoyó a Felipe Calderón cuando el entonces presidente pidió la aplicación de un impuesto de 2% a todos los artículos, recursos que se destinarían a programas para el combate a la pobreza.

En cuanto a Pemex, el nuevo Programa de Acción establece en su numeral 320 que “El objetivo de garantizar la seguridad energética del país (...) implica diseñar mecanismos para favorecer una mayor participación del sector privado en la generación de energía, manteniendo la propiedad y rectoría sobre los hidrocarburos”.

En 2008, cuando Calderón presentó su iniciativa de reforma energética, los priistas no lo apoyaron porque consideraron que en algunas partes se permitiría la participación del sector privado en Pemex, hecho que tenían prohibido apoyar por sus estatutos.

Ambos cambios darán paso a que el presidente Enrique Peña Nieto, como militante priista, pueda proponer una reforma hacendaria y otra energética con los elementos ya aprobados.

La misma facultad quedará abierta para los legisladores priistas, quienes estarán en facultades de proponer, discutir y aprobar modificaciones constitucionales o a leyes secundarias que incluyan esos aspectos.

En el tema de reforma energética, los priistas determinaron además impulsar una política para buscar la reducción de las tarifas eléctricas.

CAMBIOS AL INTERIOR DEL PRI

Las modificaciones concretadas este domingo alcanzaron también aspectos internos del partido y de su organización.

La Asamblea Nacional del PRI decidió incorporar la figura del presidente de la República a los trabajos del partido y tenerlo como figura central, al colocarlo como cabeza del Consejo Político Nacional y de la Comisión Política Permanente.

Ambos órganos constituyen dos de los más importantes del partido tricolor, pues tienen entre sus atribuciones la posibilidad de hacer recomendaciones sobre temas prioritarios a los coordinadores de las fracciones parlamentarias del PRI en ambas Cámaras del Congreso de la Unión.

Los priistas decidieron reducir el número de integrantes de su Consejo Político Nacional, de 1,200 a 700, quitando principalmente representación a los estados, los cuales pasarán de 480 a sólo 160 miembros.

Los priistas estarán ahora en posibilidades de postular a candidatos ciudadanos, de acuerdo con el artículo 166 de sus estatutos, "cuando su prestigio, fama pública (...) señalen que se encuentran en un nivel de reconocimiento y aceptación superior al de los militantes que aspiren al mismo cargo”.

Sin embargo, en el caso de los candidatos para presidente de la República, gobernador y jefe de Gobierno del Distrito Federal, se deberá tener una afiliación partidista de por lo menos 10 años.

También se eliminó el requisito para que en los casos mencionados se haya tenido un puesto de elección popular previo a competir por estos cargos de primer nivel.

“Con esta histórica decisión, el PRI deja atrás los obsoletos candados que sólo limitaban los derechos de la mayoría de los militantes”, indicó Peña Nieto durante la XXI Asamblea Nacional de su partido.

Dentro de su estructura, el PRI creó una Unidad de Transparencia, que estará encargada de recibir y dar cauce a solicitudes de información que los ciudadanos realicen al partido.

Esta serie de modificaciones se aprobó un día antes del 84° aniversario del PRI.


Recibe diario las noticias de ADNPolítico en tu mail. Da clic y mándanos tu correo o suscríbete aquí.

Por favor déjanos tu comentario