PENDIENTES

Expertos: Estrategia Digital Nacional, sin base para iniciar

Print Comments

Por Gabriela Chávez  @ADNPolitico

Recibe diario las noticias de ADNPolítico en tu mail. Da clic y mándanos tu correo o suscríbete aquí.


GRUPO EXPANSIÓN. Analistas estiman que la falta de infraestructura sólida, legislaciones específicas y un marco jurídico especial complican el alcance de la Estrategia Digital Nacional del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

El plan, presentado este lunes por el mandatario federal, establece que en los próximos cinco años, México deberá escalar del quinto al primer lugar de conectividad en América Latina, y que sectores como salud, educación y gobierno deberán operar a través de internet.

“La dificultad va a ser armar toda la red con proveedores, con gobierno y empresas para poder llegar a estas métricas. Por un lado, hay mucha agendas y proyectos a medias que no se han cumplido y habrá que hacer un marco jurídico y montar infraestructura que hace falta para apenas iniciar lo que plantea la estrategia”, dijo a Grupo Expansión Antonio Martínez, analista independiente de telecomunicaciones.

La Estrategia Digital plantea que, para 2018, México deberá llegar a la media del índice de digitalización establecido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el cual es de 59.2 puntos porcentuales. Actualmente, México se ubica en 37.05 puntos porcentuales, según la última medición del índice en 2011.

El índice de digitalización implica el grado de adopción y uso de las tecnologías de información en el tejido económico y social de una nación a través de tres niveles: individual, empresarial y social, específica el documento ‘El camino de América Latina rumbo a la digitalización’, retomado como fuente por el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 30 de agosto.

Con esta base, la estrategia presentada por Enrique Peña Nieto proyecta que el país debe digitalizarse en cinco vías: gobierno, economía digital, educación, salud y seguridad ciudadana.

Sin embargo, para el presidente de la Comisión Especial de Agenda Digital y Tecnologías de la Información de la Cámara de Diputados, el panista Juan Pablo Adame, las metas están lejos de lo que el país puede lograr con los indicadores de conectividad actuales.

“La estrategia presentada no será suficiente para elevar la conectividad del país. No se habló de plazos claros ni del costo de la estrategia. Hacen faltan leyes que abran la competencia en el país, infraestructura para dar más acceso a internet y un marco jurídico claro antes de comenzar”, abundó en entrevista.

El legislador federal apuntó que falta la resolución de la ley secundaria de la reforma de telecomunicaciones, cuyo plazo para ser dictada vence el 9 de diciembre.

El documento especifica que los objetivos de la Estrategia Digital Nacional deben alinearse con el Plan Nacional de Desarrollo, el cual estableció durante el sexenio pasado que la meta de conectividad sería de 70 millones de internautas, pero de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), 2012 cerró con 41.5 millones de internautas.

El analista independiente Antonio Martínez añadió que la estrategia presentada es viable por el ángulo de negocios, aunque deja de lado las regulaciones y la protección de los derechos de los ciudadanos en la red.

“Nos va a brindar muchos datos, muchas fotos, mucho servicios para todos, pero eso no resuelve una cuestión de fondo: cómo actuar ante la protección de datos y de libertad de los usuarios en Internet”, indicó.

EL EJEMPLO CHILENO

Dentro de los objetivos de alcanzar la media del índice de digitalización de la OCDE, el documento detalla que para 2018, México buscará compararse con el estatus actual de Chile, nación que hasta ahora tiene el avance más agudo en digitalización en América Latina, según la organización.

El subsecretario de telecomunicaciones de Chile, Jorge Atton, dijo a Grupo Expansión que tras la implementación de una estrategia de Agenda Digital, su país logró conectar a 95% de la población.

“Tras cuatro años, logramos llegar a una cobertura de cerca del 95% de la población, pero no sólo fueron las políticas públicas, también se complementó con un rol subsidiario del Estado a sectores en donde no había acceso, y lo que hemos hecho en los últimos años es abrir la competencia”, comentó en exclusiva.

El documento presentado por Peña Nieto este lunes no sugiere o proyecta la cifra de crecimiento que alcanzará por su parte Chile para 2018.

Atton agradeció que el presidente Peña Nieto tome a la nación andina como ejemplo de avance digital; sin embargo, hizo hincapié en las políticas públicas y alianzas que se deben hacer antes de plantear metas de conectividad, aunque refirió que éste es un buen paso para México.

Hasta mediados de 2012, previo al inicio de la administración de Enrique Peña Nieto, existían en México tres agendas digitales nacionales en discusión; por parte de la industria, la academia y la anterior administración federal, con las cuales se intentó avanzar en materia de conectividad sin éxitos comprobables a la fecha por parte de los analistas.

Por favor déjanos tu comentario