RECURSOS PÚBLICOS

Seguridad, prioridad del presupuesto federal para Michoacán

Print Comments

Por Imelda García  @imegarcia

Recibe diario las noticias de ADNPolítico en tu mail. Da clic y mándanos tu correo o suscríbete aquí.


La prioridad de la Federación para Michoacán ha sido asignar cada vez más recursos a cuestiones relacionadas con la seguridad pública, por encima del dinero que ha destinado a rubros de desarrollo social y combate a la pobreza, de manera similar a lo que ha sucedido con el presupuesto a nivel estatal.

Entre 2007 –año en que comenzaron los operativos federales en la entidad– y 2014, el crecimiento de la inversión federal para Michoacán en materia de seguridad fue de 84%; mientras, el gasto en fondos con un componente de asistencia social y de combate a la pobreza creció 53%.

En el mismo periodo, a nivel nacional, el crecimiento de los fondos federales para seguridad para los estados creció 76%, al pasar de 37,682 millones de pesos a 66,587 millones... Con lo que el presupuesto federal asignado a Michoacán en materia de seguridad, creció más que el promedio nacional.

Para 2014, el gobierno federal enviará a Michoacán más de 2,512 millones de pesos en fondos destinados a seguridad pública. En tanto, en fondos con carácter social, la inversión será de 2,407 millones de pesos.

Antes de 2007, cuando arrancó el Operativo Conjunto Michoacán –el primero de la estrategia de combate al crimen organizado instrumentada durante la Presidencia de Felipe Calderón–, la tendendencia era distinta pues se destinaban más recursos al desarrollo social.

Ese año, los fondos federales de corte social sumaron 1,568 millones de pesos, en tanto que para seguridad pública se destinaron 1,363 millones.

ADNPolítico.com publicó el jueves pasado que, a pesar de que el gasto estatal de Michoacán en seguridad pública se triplicó en ocho años, algunos delitos crecieron hasta 400%, como en el caso de los secuestros.

Especialistas en seguridad pública y ejercicio del gasto público coincidieron en señalar que, para lograr un efectivo combate al crimen y a los conflictos armados en el país, es fundamental que el énfasis del presupuesto esté centrado en la prevención y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población.

Para Samuel González Ruiz, extitular de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la Procuraduría General de la República (PGR), si bien es cierto que el Estado debe invertir en el componente de seguridad, ese gasto debe ir de la mano de la prevención y el mejoramiento de las condiciones sociales.

"La rueda de la represión debe girar al mismo tiempo que la rueda del desarrollo. No se trata sólo de aplicar la ley y hacer uso legítimo de la fuerza. Mientras haya condiciones de desigualdad lacerantes, será imposible que Michoacán salga de un problema que se ha ido gestando desde hace casi 10 años", afirmó González Ruiz, actualmente consultor internacional en temas de seguridad pública.

La principal meta debe ser, comentó el experto, lograr que la población tenga oportunidades y prefiera llevar una convivencia dentro de la ley y no involucrarse con el crimen organizado.

Edna Jaime, directora de la organización México Evalúa, consideró que el gasto en materia de prevención es una de las claves para las zonas afectadas por la violencia del crimen organizado.

"Tenemos que mejorar el diseño, la ejecución y la evaluación de los programas y decir que la prevención del delito se mide por sus resultados, no por las intenciones de hacerlo", comentó en un seminario sobre la violencia en México, realizado la semana pasada en El Colegio de México.

¿POLICÍAS, PREVENCIÓN, GASTO SOCIAL?

Los recursos federales destinados a los estados vienen "etiquetados" en fondos incluidos en el Ramo 33.

Para seguridad, se encuentran el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) y el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FortamunDF).

El monto de los recursos para seguridad pública radicados en el FASP se destina exclusivamente al reclutamiento, formación, selección, evaluación y depuración de las policías y otros servidores públicos relacionados con la seguridad.

En 2014, el FASP para Michoacán tendrá recursos por 288 millones de pesos; esto es un 3.6% del total de dinero que la Federación dispone para ese Fondo (7,921 millones de pesos).

En 2007, la entidad recibió por concepto del FASP más de 129 millones de pesos, el 2.5% del total federal (5,000 millones de pesos). El crecimiento en general de este fondo para el Estado ha sido de 123%.

Por su parte, los fondos del FortamunDF deben destinarse a necesidades vinculadas con la seguridad pública de los habitantes.

Este año, el FortamunDF para Michoacán contará con 2,224 millones de pesos, lo que representa el 3.7% del presupuesto de ese fondo a nivel nacional (58,666 millones de pesos).

En 2007, Michoacán recibió por ese concepto 1,233 millones, un 3.7% del total federal (32,682 millones de pesos). En estos ocho años, para Michoacán dichos recursos han aumentado 80%.

Por otra parte, para desarrollo social los recursos federales radican en el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FISM) y el Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM).

El FISM, con el que se deben priorizar proyectos de agua potable alcantarillado, drenaje, letrinas, urbanización municipal, electrificación rural y de colonias pobres, infraestructura básica de salud, educativa, rural, y mejoramiento de vivienda y caminos rurales, contará este 2014 con 2,051 millones de pesos para Michoacán. En 2007, el FISM contó con 1,438 millones de pesos.

El FAM, que puede ser utilizado para apoyos escolares, alimentarios y otras ayudas a la población en desamparo, será para Michoacán en 2014 de 355 millones de pesos. En 2007, tuvo recursos por 129 millones.

Por favor déjanos tu comentario