OPINIÓN

Opinión: Se acerca el momento crucial

Print Comments

Por Miguel Carbonell  @MiguelCarbonell
   0 Comentarios

NOTA DEL EDITOR: Miguel Carbonell es investigador de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Su cuenta de Twitter tiene más de 73,000 seguidores. Su sitio web es www.miguelcarbonell.com


Se acerca el momento crucial. El momento que llevamos meses esperando, el que ha suscitado tanta atención de millones de mexicanos, ha movilizado a una cantidad considerable de ciudadanos, ha ocupado todos los espacios noticiosos: el día de la elección está por llegar.

Aunque la mayor parte de la atención se ha centrado en los cuatro candidatos a la Presidencia de la República, no debemos olvidar que lo que está en juego es mucho más que el nombre del próximo inquilino de la residencia oficial de Los Pinos. Hay que dedicar un tiempo a pensar bien el sentido de nuestro voto no solamente respecto a quien habrá de ser el próximo Presidente de México, sino también sobre los demás contendientes a un cargo de representación popular.

El domingo 1 de julio estarán en juego 2,127 cargos públicos electivos. Habrá elecciones locales en 15 entidades federativas. En siete de ellas se elegirá a un nuevo gobernador, diputados locales y alcaldes: Chiapas, Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Tabasco y Yucatán.

En otras ocho entidades federativas sus ciudadanos votarán solamente para renovar a los diputados locales y los alcaldes. Es el caso de Campeche, Colima, Estado de México, Guerrero, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora.

La lista nominal de electores elaborada por el IFE contiene 79 millones 454 mil nombres. Esos son los llamados a las urnas. Para ellos habrán distintas papeletas esperando en cada una de las 143,190 casillas electorales que cubrirán todo el territorio nacional.

Se trata de un esfuerzo institucional de enormes dimensiones, cuyo costo no es menor: el presupuesto del IFE y de los partidos políticos durante el año 2012 es de 15 mil 296 millones de pesos.

Muchos ciudadanos llegaremos al día de la jornada electoral un tanto hartos de la permanente lluvia de spots que caracterizó a las campañas electorales. Durante los tres meses de duración oficial de la campaña para Presidente de la República escuchamos diariamente 8,640 spots: 1,964 a cargo de las autoridades electorales y 7,376 por parte de los partidos políticos. Esos spots fueron distribuidos a través de los 741 canales de televisión y 1,594 estaciones de radio que tenemos en México. Nadie pudo escaparse de ellos. Por si fuera poco, los partidos saturaron también la publicidad de los cines y las páginas de internet. Lo bueno es que todo eso terminará muy pronto; serán muchos los que lo vamos a celebrar.

Lo importante es que, al final de la jornada, hayamos decidido con libertad y con responsabilidad el destino de nuestro país para los siguientes años. Estaremos atentos para ver el desempeño de las instituciones responsables de organizar y calificar la elección; nos informaremos a través de una pluralidad de medios de comunicación; tendremos la posibilidad de enterarnos en tiempo real de cada suceso, gracias a las redes sociales, etcétera.

Una democracia es eso: el recambio de quienes gobiernan gracias a la voluntad popular. No es poco, si revisamos las luchas que para llegar a ese modesto objetivo se han desatado en los siglos recientes. Ojalá todos sepan valorarlo y ejerzan su derecho al voto, para que nadie termine decidiendo por ellos.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario