Opinión

Opinión: Las primeras 13 lecciones de la elección

Print Comments

Por María Amparo Casar  @AmparoCasar
   0 Comentarios

NOTA DEL EDITOR: María Amparo Casar es licenciada en Sociología por la UNAM; maestra y doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la University of Cambridge, King's College; catedrática e investigadora del Departamento de Estudios Políticos del CIDE; columnista en el diario Reforma; miembro de los comités editoriales de la revista Nexos y el Fondo de Cultura Económica, y colaboradora en espacios de análisis como el programa Primer Plano de Once TV México.


Van unas primeras reflexiones sobre los que creo que aprendimos de las campañas y las elecciones del pasado 1º de julio.

De los partidos:

  • Que todos estuvieron dispuestos a violar las normas electorales que se dieron ellos mismos y que el gen priista que predispone al uso y abuso de recursos públicos (o privados) y prácticas clientelares no es exclusivo de su progenitor sino que está inoculado en todos los partidos.

Del PRI:

  • Que la unidad y alineación del partido y el candidato junto con la fortaleza de las estructuras territoriales son clave para la victoria. Claro, además del dinero.

Del PAN:

  • Que sus divisiones internas e ineficacia fueron mucho mayores que su vocación de poder

Del PRD (y Morena):

De los electores:

  • Que el voto de castigo no fue tanto contra el proyecto de los presidentes del PAN sino contra ineficacia para concretarlo. Y digo que no tanto el proyecto porque la plataforma y programa de gobierno que Peña Nieto y el PRI ofrecieron a la ciudadanía guarda más similitudes que diferencias con los de los últimos 12 años. Quizá lo único que se espera del nuevo gobierno es mayor eficacia.
  • Que todavía no están dispuestos a entregarle todos los fierros al presidente y se sienten más cómodos con la pluralidad y los contrapesos que ella conlleva. ¡Por suerte!

De la sociedad (incluido el #YoSoy132, el movimiento de Sicilia, la Cumbre Ciudadana y los intelectuales preguntones):

  • Que es capaz de elevar la deliberación pública y poner en aprietos a los candidatos
  • Que la participación vale la pena pero que si no se mantiene pasadas las elecciones de poco habrá servido 

De las reglas electorales:

  • Que urge una nueva reforma para hacer más equitativa la competencia; para tener mayores y mejores instrumentos de fiscalización; para rediseñar la relación medios-elecciones y para hacer menos costosas las elecciones. Durante el 2012 entre el IFE, el TEPJF, la FEPADE, los partidos y las campañas se habrán gastado la friolera de 18 mil millones de pesos. Esta cifra no incluye lo que se gastó en elecciones locales ni contabiliza lo que habría costado el tiempo de radio y televisión otorgado a los partidos y al IFE

Del IFE:

  • Que es una institución eficaz con una enorme capacidad para organizar elecciones, involucrar a los ciudadanos, dar certeza en el proceso y resistir las presiones políticas pero que le faltan instrumentos para monitorear y castigar con oportunidad las conductas ilegales de los candidatos y partidos

De los medios de comunicación:

  • Que tienen agenda, que siguen teniendo un poder endiablado en los procesos electorales y que ese poder deberá ser limitado y no precisamente a través del COFIPE sino a través de una reforma en telecomunicaciones
  • Que las redes sociales importan pero que todavía no son determinantes

De la mayoría:

  • Que vale la pena participar porque el voto sí cuenta, se cuenta y se recuenta

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario